Guía para aumentar la autonomía de tu portátil o tablet profesional

autonomía

Para un profesional en movilidad la autonomía es uno de los aspectos más valorados en un Ultrabook, convertible o tableta electrónica. El sueño de “autonomía para todo el día” sin necesidad de usar baterías adicionales está al alcance a medida que se reduce el consumo de componentes, se mejora la gestión energética y la potencia de las mismas baterías.

También el usuario tiene mucho que decir a la hora de aumentar la autonomía realizando unos sencillos pasos que te resumimos para aumentar la autonomía en portátiles o tablets profesionales.

Aumentar la autonomía en un portátil profesional

Ultrabook-autonomia

Comprueba el estado de la batería

Antes de intentar maximizar la salud de tu batería primero tienes que determinar su estado. La forma más sencilla es a través del HP Support Assistant, software descargable gratuitamente si no lo tienes instalado en tu Ultrabook y que ofrece entre otras muchas funciones, una rápida verificación de la batería HP (estándar y extendida) y un informe sobre su estado.

Determina el número de ciclos de la batería

La misma herramienta de verificación de la batería incluida en el HP Support Assistant ofrece un conteo de los ciclos de la batería, su capacidad, temperatura, antigüedad o voltaje. Como norma general, podrás alcanzar entre 500 y 1.000 ciclos antes de perder hasta el 80 por ciento de su capacidad original.

Utiliza una herramienta de monitoreo de la batería

Además de la herramienta propia de HP Battery Check para sistemas operativos Windows XP o Windows 2000, existen aplicaciones de terceros gratuitas como BatteryCare, que nos ayudan a optimizar y administrar la batería de nuestro Ultrabook.

Calibra la batería

Otro paso fundamental para tener al día nuestra batería ya que la capacidad máxima de una batería cambia con el tiempo y el indicador de nivel de carga en Windows tal vez no muestre que está 100% cargada. La calibración de la batería reinicia el indicador de carga para que muestre los valores correctamente. Tienes los pasos a seguir para Windows 7 y Windows 8.

Restaura los valores predeterminados de ahorro de energía

Las ‘Opciones de Energía’ de Windows 7 y Windows 8 están disponibles en el panel de control del sistema y permiten configurar una serie de parámetros que administra la forma en que su equipo usa esta energía para ahorrar la misma cuando sea posible y aumentar la autonomía.

Apaga las luces

Disminuye o apaga la retroiluminación del teclado y el nivel de brillo y/o contraste de la pantalla, sin duda el componente que más consume en un ordenador portátil. Se puede acceder mediante la opción ‘Pantalla’ del panel de control o los botones físicos del teclado.

Desactiva el protector de pantalla

Después de ajustar el ahorro de energía a la configuración predeterminada, la pantalla se apagará en dos minutos por lo que no hay necesidad de activar el protector de pantalla.

Detén los servicios compartidos

Como la detección de redes o el uso compartido de archivos e impresoras si no los utilizas, además de ser una buena medida de seguridad en redes públicas. Se puede configurar en el Centro de redes y recursos compartidos del panel de control.

Bloquea las conexiones entrantes

Para evitar que determinadas aplicaciones puedan ‘despertar’ el equipos y funcionar en segundo plano, consumiendo energía.

Desconéctate de la red

En un mundo conectado será difícil que puedas prescindir de esta opción pero si en un momento dado no necesitas conectarte a Internet, pulsar sobre el botón del Wi-Fi puede sumarte alguna energía adicional.

Desactiva Bluetooth

Otro módulo de radio que utilizamos menos del tiempo que lo tenemos conectado y que conviene desactivar por defecto si queremos ahorrar aún más batería.

Expulsa discos y unidades de red

Unidades de red conectadas o discos en las unidades ópticas como DVDs también consumen, por lo que no está de más retirarlas.

Desconecta periféricos

No dejes tarjetas de memorias SD o pendrives USB en sus localizaciones más allá de su uso, incrementará el consumo y reducirá la autonomía.

Descarga mejor que streaming

El consumo de contenido multimedia mediante streaming agotará la batería rápidamente. Si planeas visualizar vídeos mejor descárgalos previamente si tienes ocasión.

Pausa servicios de copia de seguridad y sincronización

Son tareas importantes y conviene pensar cuando podemos prescindir de ellas pero temporalmente puede liberarnos de algo de batería.

Supervisa las actividades de tu Ultrabook

Algunos procesos fuera de control puede reducir drásticamente la vida de la batería. Podemos verlos en el administrador de tareas y en el monitor de recursos de las herramientas avanzadas del panel de control de Windows.

Aumentar la autonomía en un tablet profesional

autonomía

 

Cuida la temperatura

Es el aspecto más perjudicial para la batería además de una conexión incorrecta al cargador de red. 22 grados es la temperatura ideal.

Ajusta el brillo de la pantalla

Es el componente que más consume en una tableta electrónica y puede marcar la diferencia.

Cuida la recarga

Cada ciclo de recarga desgasta la batería un poco, y es mejor ir descargándola de a poco que hacerlo por completo. Además, apague la tablet mientras se carga. La “carga parasitaria” del dispositivo puede afectar su capacidad para detectar una carga completa, y posiblemente sobrecargue la batería o cause mini-ciclos.

Desactiva el GPS

Si no lo necesitas, desactiva el módulo GPS y las aplicaciones que hacen uso de los servicios de localización hasta que no los necesites.

Selecciona instalaciones

Los widgets y fondos de pantalla son habituales drenadores de la batería. Selecciona su uso e instalación.

Utiliza el modo ‘avión’

Deshabilitando cuando no lo necesites las funciones inalámbricas de la tableta electrónica, incluyendo el mencionado GPS, Bluetooth, celular, servicios de localización y Wi-Fi.

Desactiva automatismos

Desactiva notificaciones automáticas y la sincronización automática de correo electrónico y otras aplicaciones siempre que sea posible, aumentando el intervalo de actualización u obteniéndolas de forma manual.

Bloquea la pantalla

Teniendo en cuenta que la pantalla es -por mucho- el componente que más consume en este tipo de dispositivos, bloquéala siempre que sea posible.

Imagen de portada: Shutterstock