Protección de Datos, un reto enorme en la era de la movilidad

Protección de Datos

Ayer se celebró el Día de la Protección de Datos en Europa, una jornada impulsada por la Comisión Europea, el Consejo de Europa y las autoridades de Protección de Datos de los estados miembros de la Unión Europea, que ha puesto sobre el tapete el enorme reto que supone la protección de datos para gobiernos, empresas y usuarios en la era de la movilidad, la explosión del ‘Big Data’ y la Internet de las Cosas.

La creación del Día de la Protección de Datos se remonta a 2006, en conmemoración del aniversario de la firma del Convenio 108, piedra angular de la protección de datos en Europa y con el objetivo de promover el conocimiento entre los ciudadanos acerca de cuáles son sus derechos y responsabilidades en materia de protección de datos.

Una jornada celebrada en Madrid ha centralizado esta importante jornada sobre tratamiento masivo de información a la que han asistido investigadores, expertos y autoridades europeas. Ha sido inaugurada por el director de la agencia, José Luis Rodríguez Álvarez, y ha estado centrada en la capacidad de análisis y protección de la información del ‘Big Data’ y los 50.000 millones de dispositivos conectados que se prevén a comienzos de la próxima década bajo la Internet de las Cosas.

Aumentar la seguridad pero respetando el derecho a la privacidad de los ciudadanos a la que obliga las normas de protección de datos va a ser sin duda un reto enorme, ha señalado el director de la agencia española. Proporción y equilibrio serán clave.

No menos será el reto para las empresas. Los expertos han coincidido en el riesgo para la privacidad personal que implica tanta información disponible para cualquiera en el caso de que sea utilizada de forma perniciosa y no sólo con fines comerciales. Su uso inadecuado podría favorecer la discriminación de niños, enfermos, personas socialmente desfavorecidas o de cualquier tipo de ciudadano, ha asegurado Scott Taylor, responsable de HP sobre privacidad y protección de datos.

Protección_de_Datos_1

La era de la movilidad, el fenómeno BYOD y la Internet de las Cosas, están incrementando de manera exponencial el número de dispositivos a proteger en las empresas para evitar fugas de información y datos sensibles en un entorno de acumulación masiva de datos o ‘Big Data’.

Cumplir con la obligación ética y legal (cada vez más exigente) de protección de datos es un reto que aumentará cada vez más especialmente en las PYMES, una parte todavía no consciente de un riesgo que señalan todos los expertos. El último informe de Intel Security para 2015, prevé que los cibercriminales amplíen sus capacidades para evitar ser detectados, mejoren la estrategia de ciberespionaje para rastrear y recoger datos valiosos en ataques dirigidos y lancen nuevos ataques contra dispositivos móviles y los dispositivos de la Internet de las Cosas.

Datos como los registros médicos son una mina de oro para la ciberdelincuencia. Solo un dato: el sector de la salud sufrió el pasado año en Estados Unidos, más ataques cibernéticos que cualquier otra, incluyendo la de negocios algo que era improbable hasta la fecha. Los cibercriminales tienen buenas razones para apuntar al sector ya que los registros médicos pueden alcanzar un valor en el mercado negro entre 50 y 500 dólares, según los expertos.

Solo es un ejemplo porque ninguna organización estará a salvo y la seguridad de la protección de datos va a ser un reto enorme en la era de la movilidad.