La Estación Espacial Internacional utilizará impresoras HP

El espacio es un entorno hostil no sólo para el ser humano, sino también para la tecnología. Llevar dispositivos tecnológicos a la Estación Espacial Internacional es todo un reto, ya que requiere de diseños y soluciones concretas que superen todos los obstáculos que la microgravedad impone, un desafío que las impresoras HP han podido superar sin problemas.

La Estación Espacial Internacional necesita encarecidamente una renovación de impresoras y Stephen Hunter, gerente de recursos de computación de la Estación Espacial Internacional (ISS), ha confirmado que decidieron confiar en las impresoras HP para emprender dicha renovación.

Actualmente HP lidera el sector de la impresión profesional y cuenta con un completo catálogo de soluciones que se adaptan a las necesidades de cualquier empresa, una posición que ha logrado alcanzar gracias a su firme apuesta por la innovación a través de una intensa política de I+D.

Con esto en mente no nos extraña que HP haya podido resolver sin problemas el reto de crear una impresora capaz de trabajar en condiciones de microgravedad, un tema muy interesante sobre el que vamos a profundizar a continuación.

Convirtiendo una HP Envy 5600 en una impresora para el espacio

No es la primera vez que la Estación Espacial Internacional apuesta por HP como proveedor de soluciones tecnológicas. En una de sus últimas renovaciones eligieron los nuevos equipos Z-Book de segunda generación de HP, y como anticipamos han vuelto a confiar en el gigante estadounidense para renovar impresoras.

HP ENVY Zero-Gravity ha sido la respuesta de la compañía, una solución de impresión personalizada que ha sido construida sobre la base de una HP Envy 5600.

En efecto, la HP ENVY Zero-Gravity es una impresora que parte de un modelo de consumo general ya existente pero adopta una profunda personalización para poder cumplir con los requisitos que habían fijado desde la Estación Espacial Internacional:

  • Debe imprimir y gestionar adecuadamente el papel en condiciones de gravedad cero; esto afecta a la bandeja de entrada y a la bandeja de salida.
  • Debe ser capaz de autogestionar los residuos de tinta y papel durante los procesos de impresión; esto es fundamental para evitar que puedan quedar flotando restos de tinta y de papel, ya que éstos podrían interferir con el equipamiento de la estación.
  • Debe ser ignífuga; muy importante para reducir al máximo el riesgo de incendio y dar tiempo al personal de la estación para actuar en caso de que sea necesario.
  • Tiene que ofrecer una alta eficiencia energética; la energía es un recurso muy valioso en la Estación Espacial Internacional, así que la impresora debe presentar un bajo consumo.

Objetivo cumplido con la HP ENVY Zero-Gravity

La impresora HP ENVY Zero-Gravity ha sido la respuesta de HP, una solución que ha cumplido todos los requisitos que hemos indicado en el apartado anterior y que llegará a la Estación Espacial Internacional en febrero de 2018.

¿Y cómo ha conseguido HP cumplir todos esos requisitos? Pues como anticipamos ha introducido modificaciones importantes sobre la base de la HP Envy 5600:

  • Para reducir el tamaño, el peso y acabar con cualquier rastro de cristal HP suprimió las funciones de copia, escáner y fax, una medida que además aportó un plus de seguridad que resultaba fundamental para trabajar con condiciones de microgravedad.
  • Para el manejo de papel HP introdujo modificaciones en el carrito de carga de papel de la impresora, utilizando un sistema mecánico que mantiene el papel en su sitio y evita los problemas derivados de la microgravedad.
  • Los cartuchos quedan sujetos mediante un sistema de retención y se utiliza además un sistema mejorado que incluye un material de alta absorción que atrapa cualquier residuo de tinta y evita que ésta pueda salir despedida. La tinta utilizada es la misma que en la Tierra.
  • También se mejoró la eficiencia energética manteniendo un enchufe estándar y se utilizaron partes y sujeciones impresas en 3D que reducen el peso y pueden ser sustituidas fácilmente si se rompen. Esto simplifica los mantenimientos y las reparaciones.
  • HP también quitó la cubierta del escáner, añadió numerosas sujeciones y sustituyó la carcasa con un plástico ignífugo.

Los resultados que han mostrado los primeros prototipos han sido un éxito, así que como dijimos el envío de las primeras unidades a la Estación Espacial Internacional ya tiene el visto bueno y una fecha de salida; febrero de 2018.