Mantenimientos básicos e impresoras, ¿por qué son importantes?

Las impresoras son un dispositivo más y una herramienta de trabajo muy importante para cualquier empresa que necesita de unos mantenimientos mínimos para funcionar correctamente a lo largo de toda su vida útil.

Es una cuestión que debemos tener muy clara, ya que al igual que ocurre con los ordenadores y otros equipos tecnológicos un cuidado inadecuado o insuficiente de las impresoras puede acabar afectando a su funcionamiento y en casos extremos llegar a acortar su ciclo de vida.

Por lo general los mantenimientos que necesitará cada impresora dependerán de la tecnología que utilice (tinta o láser), de sus especificaciones y de su propia calidad de construcción. En este sentido firmas como BLI han confirmado que las impresoras profesionales PageWide de HP son muy fiables, tanto que en sus pruebas pudieron imprimir cientos de miles de páginas sin problemas de importancia y con los mantenimientos básicos.

Cuando hablamos de mantenimientos debemos tener en cuenta que no sólo nos referimos a revisiones y a posibles cambios de piezas que empiecen a desgastarse, sino también a la limpieza y al cuidado en general de la impresora.

En este sentido es importante recordar que la suciedad y el polvo son dos grandes enemigos de cualquier dispositivo tecnológico y las impresoras no son una excepción. La acumulación de polvo puede afectar a la calidad de impresión y al sistema de movimiento del papel. Si esto ocurre la impresora podría mostrar problemas que incluyen desde una baja calidad de impresión hasta errores en los documentos e imágenes y atascos de papel frecuentes.

Mantener la impresora en buen estado es básico para el correcto funcionamiento de cualquier empresa, y para conseguirlo basta con realizar limpiezas periódicas y revisiones tras largos periodos de uso. Os recordamos que los servicios de impresión gestionada de HP se ocupan de realizar las reparaciones y mantenimientos que necesiten las impresoras de nuestra empresa, así que son una buena opción para liberarnos de la carga que supone ese trabajo.