Sydney TAFE confía la protección de sus impresoras a la impresión gestionada de HP

Sydney TAFE es una de las instituciones educativas más importantes de Australia. Su posición le permite ser consciente de la importancia que tiene la correcta gestión y la protección de las impresoras, ya que por ellas pasan a diario datos e información sensible tanto de sus trabajadores como de sus estudiantes.

En 2009 dicha institución decidió dar el salto a los servicios de impresión gestionada de HP, un movimiento que le permitió optimizar su entorno de impresión y conseguir una gestión y un mantenimiento eficiente de toda su flota de impresoras gracias al apoyo de los expertos de HP.

Los años pasaron y Sydney TAFE siguió creciendo. Actualmente mantiene una flota de unas 1.000 impresoras integrada alrededor de una estructura híbrida, ya que está compuesta de equipos de impresión basados en tecnología láser (impresoras HP LaserJet) y en tinta (HP PageWide). Estas impresoras se utilizan indistintamente por alumnos y profesores.

Su apuesta por los servicios de impresión gestionada de HP ha permitido a Sydney TAFE disfrutar de todas las ventajas de tener un entorno de impresión optimizado y adaptado a sus necesidades reales, pero como anticipamos al inicio del artículo los crecientes riesgos en materia de seguridad que han afectado al sector de la impresión no han pasado inadvertidos para esta institución educativa.

Sydney TAFE era sabía que tenía que mejorar la seguridad de su entorno de impresión, y la buena experiencia que tuvo con los servicios de impresión gestionada de HP la llevó a confiar también a aquella la seguridad de sus impresoras. El resultado fue totalmente satisfactorio, ya que han encontrado una repuesta a la altura del desafío al que debían hacer frente.

Un desafío importante

No hay duda de que esa confianza supone todo un reconocimiento al buen hacer de HP. La compañía estadounidense tuvo que trazar un plan para proteger esas 1.000 impresoras encuadradas en líneas diferentes (LaserJet y PageWide), un desafío que gracias a su experiencia y a su buen hacer pudieron superar sin ningún problema.

El proceso comenzó con una aproximación por parte de HP a través de Print Security Advisory Service para analizar durante tres días los riesgos potenciales y determinar las necesidades de Sydney TAFE, tanto en protección global como de cara al cumplimiento de la normativa australiana vigente en ese momento. Una vez identificadas los expertos de HP no se limitaron a actuar y a establecer las medidas de protección necesarias, sino que además han hecho un seguimiento continuado para adaptarse a cualquier cambio que se produzca tanto en la institución como en la normativa del país.

El técnico jefe del departamento de TI de Sydney TAFE, John Myles, ha confirmado que los resultados han sido muy positivos y que han quedado totalmente satisfechos, ya que gracias a HP han podido identificar los puntos que necesitaban una actuación inmediata y ya cuentan con un plan global de protección que les permite afrontar el presente y el futuro con un entorno de impresión protegido de forma efectiva.