24 de noviembre de 2017

MuyComputerPRO

Tesla y SolarCity, quizá no tan buena mezcla

Tesla y SolarCity, quizá no tan buena mezcla

Tesla y SolarCity, quizá no tan buena mezcla
junio 29
17:04 2016

Recientemente, Elon Musk anunció su interés en que Tesla se hiciera con el control e integrara en su propia estructura SolarCity, una empresa dedicada a la instalación de paneles eléctricos. La mezcla en principio suena bien. Imagina, por ejemplo, comprar un vehículo eléctrico de la compañía y, como parte del mismo, contar con una instalación solar que te permita “generar” la energía que necesitas para tu coche. Sin embargo, y tal y como informa hoy Associated Press, la operación genera bastantes más suspicacias y recelos de los que cabría pensar en un primer momento. Claro, que esto puede tener mucho que ver con que Musk sea el presidente y máximo accionista de ambas empresas.

Y surgen todavía más dudas al saber que la situación económica de SolarCity, aunque no insostenible, sí que es bastante peor que la de Tesla, por lo que los inversores consideran que Musk podría estar poniendo en riesgo sus inversiones en la empresa de vehículos eléctricos, en favor de la de paneles solares, de cuya gestión se responsabiliza Lyndon Rive, un primo de Musk. ¿Por qué intereses está mirando el multimillonario, los de Tesla, los suyos propios o los de su familia? Según sus propias palabras solo está mostrando sentido común para los negocios.

Sin embargo, la operación que ha propuesto, supondría un desembolso de 2.500 millones de dólares, y Tesla pagaría entre 23,65 y 25,30 dólares por acción de SolarCity. Un valor incomprensible para inversores y analistas, dado que el valor de los títulos de la eléctrica es de 22 dólares. ¿Y cuál ha sido la respuesta de los mercados? Una caída de las acciones de Tesla que han vuelto, por primera vez en meses, a cotizar por debajo de los 200 dólares.

La respuesta no se ha hecho esperar, claro. Un analista de Morgan Stanley ha publicado una nota en la que indica que la oferta de adquisición genera dudas sobre la fiabilidad que ofrece la actual dirección, y S&P Global Matket considera que la respuesta negativa por parte de los inversores obligará a Musk a dar marcha atrás y retirar la oferta de compra. Pero la crisis no se queda solo en el contexto de esta operación. CtW Investment ha remitido una comunicación formal a Tesla en la que, afirma que la mala respuesta obtenida tras el anuncio de la oferta de compra es solo una prueba más de que el consejo de dirección de la compañía

La comunicación, particularmente dura, de CtW Investment, urge a tomar medidas que eviten los riesgos potenciales de una adquisición que no ha sido todo lo estudiada que debería. Así, piden al consejo de dirección de la empresa que tome las siguientes medidas:

  • Añadir, de manera inmediata, dos nuevos directivos independientes que formarán un comité de operaciones especiales, cuya misión será revisar todos los puntos de la adquisición de SolarCity (si es que esta finalmente se efectúa) y con voz para imponer cambios en la misma, de cara a defender de los derechos de los inversores.
  • Ampliar de manera permanente el tamaño del consejo de dirección en dos nuevos miembros. Totalmente independientes, claro (es decir, elegidos por los inversores, no por la actual junta).
  • Separar de manera clara las funciones de presidente del consejo de dirección y CEO, que deberán recalar en personas distintas.
  • “Abrir” el consejo, de manera que los accionistas tengan voz y voto en la elección anual de los directivos.
  • Corregir la altísima tasa actual, casi endogámica, de relaciones familiares entre los miembros del consejo de dirección y los directivos de la empresa.

Así las cosas, y con ambas compañías en una situación de pérdidas económicas (bastante más acuciante para SolarCity que para Tesla), realizar operaciones que no gustan a los inversores puede traducirse en dificultades serias para obtener financiación cuando la necesiten. Elon Musk no lo tiene fácil, si bien no es la primera ocasión en la que se ve en una situación comprometida y con muchos cuestionándose sus pasos. No obstante, parece que los tambores de guerra de los inversores suenan con particular fuerza en esta ocasión, por lo que solo si está absolutamente convencido de la operación, y dispuesto a capear un temporal que puede alargarse bastante en el tiempo, seguirá adelante con la operación. Aunque le cueste perder parte del control que tiene actualmente sobre Tesla.

About Author

José Buendía

José Buendía

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!