Conecta con nosotros

Noticias

Morgan Stanley también abandona el grupo de blockchain, R3

Publicado el

El grupo R3 CEV LLC, dedicado a analizar el uso de la tecnología blockchain en la infraestructura de Wall Street, está sufriendo un goteo de bajas en la lista de bancos que forman parte de él. Primero fueron Goldman Sachs y el Banco Santander los que decidieron no renovar su cuota de pertenencia ni invertir en una ronda de financiación para que el grupo siguiese con sus estudios, y ahora es Morgan Stanley el que parece que tampoco la renovará.

No obstante, hay varios bancos de gran tamaño que han confirmado que no van a abandonarlo, sin duda un alivio para sus responsables. Entre ellos están Bank of America, Barclays y el grupo UBS AG. Eso sí, lo que no han confirmado es si tienen pensado hacerse con una participación en su capital. Hasta ahora, según el Wall Street Journal, R3 ha mantenido conversaciones con las 42 entidades bancarias que forman parte del grupo con la intención de convencerles para que inviertan en una ronda de financiación que les otorgue participación en la sociedad.

R3 tiene planeado conseguir 150 millones de dólares a lo largo de los próximos 12 meses. El grupo tiene, según una valoración realizada este verano, un valor de entre 150 y 200 millones de dólares, conseguida en parte a su cuota de miembro, de 250.000 dólares anuales, y a las expectativas de los productos que planea desarrollar. Las empresas y bancos integrantes pueden optar por renovar únicamente su cuota de miembros del grupo, hacerse con una participación, o apartarse. Por tanto, los bancos que decidan no participar en la ronda de financiación pueden seguir siendo miembros. El grupo, fundado en 2014, esperaba algunas bajas, ya que el desarrollo de la tecnología con la que trabajan requiere tiempo antes de que los inversores puedan recoger sus frutos.

El futuro de blockchain

En la actualidad, hay muchos bancos que quieren comenzar a utilizar blockchain, o mejorar su posición en este campo, lo que está ocasionando un aumento de las inversiones de los grupos financieros. Sobre todo ante las perspectivas que ofrece para acelerar los procesos bancarios en el futuro, así como para conseguir que sean más eficaces y seguros. En la actualidad ya hay varias plataformas de esta tecnología, lo que ha hecho que Santander y Goldman Sachs hayan optado por invertir en la startup Digital Asset Holdings, caracterizada por dar soporte a una plataforma blockchain de código abierto, Hyperledger.

Pero R3 no solo se está dedicando al estudio de la aplicación del blockchain a las operaciones de Wall Street, también al desarrollo de productos, como el registro distribuido Corda, concebido para la gestión de contratos financieros. R3 planea convertir en código abierto su tecnología el próximo 30 de noviembre, lo que permitirá que cualquiera que lo desee pueda descargar su código fuente y utilizarlo como base para sus desarrollos siempre que no sean con fines comerciales. R3 tiene pensado desarrollar por lo menos un producto más de aquí a finales de 2017. Además, trabaja en otros programas de desarrollo de herramientas. Por ejemplo, para la generación de informes regulatorios, pagos, transacciones comerciales, préstamos sindicados y verificaciones de clientes.

Si R3 consigue los 150 millones que necesita, los bancos que participen en la ronda se quedarían con un 60% de las acciones del grupo, mientras que los ocho directivos que fundaron el grupo se quedarían con el 40% restante. En caso de no conseguir la cantidad que necesita, el grupo se plantearía hablar también con los grupos y empresas que forman parte de su laboratorio y centro de investigación para que aportasen dinero. En caso de que tampoco logren su objetivo, acudirían a empresas de tecnología y otros inversores.

Foto: Alex Proimos

 

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!