Conecta con nosotros

Noticias

Snap debuta con éxito en bolsa entre protestas ante su sede

Publicado el

La salida a bolsa de Snap se ha convertido en todo un éxito. Los títulos de la compañía, que en su primer día en los parqués han subido nada menos que un 44%, se vendían al finalizar la jornada a 24,48 dólares, lo que suponía una subida superior a los 7 dólares del precio que tenían cuando sonó la campana que iniciaba el principio de la sesión de la Bolsa de Nueva York. Su valoración, según Bloomberg, superó por tanto los 28.300 millones.

Estas cifras suponen un éxito y un gran voto de confianza para la compañía, matriz de la popular app Snapchat, pero algunos expertos ya han advertido de que esta tendencia alcista de las acciones de Snap no tendrá continuidad, y el valor de los títulos tiene visos de descender. De hecho, ya hay dos analistas que aconsejan venderlas, a causa de lo mucho que le falta a la compañía para ser rentable.

En Snap siguen con problemas para aumentar el crecimiento de usuarios, que se estancó a partir del cuatro trimestre de 2016, después de que Instagram lanzase su función Historias, copiada de la que había presentado semanas antes Snapchat con el mismo nombre. No hay que olvidar tampoco que la empresa perdió 515 millones de dólares el año pasado, a pesar de que sus ingresos aumentaron. Por lo tanto, sus creadores, que ayer agregaron varios ceros a sus fortunas gracias a la salida a bolsa de la compañía, tienen por delante un duro trabajo para mantener la confianza de los inversores.

Mientras en Nueva York todo eran felicitaciones para Evan Spiegel y Robert Murphy, CEO y CTO de Snap, no sucedía lo mismo en las oficinas de Snap en Venice Beach (Los Ángeles), a causa de una protesta vecinal contra la compañía. Varios habitantes de la zona californiana donde se ha establecido la empresa protestaban frente a sus instalaciones por, según recoge Reuters, echar a perder su comunidad costera.

La principal queja de los manifestantes es que el desembarco de Snap en la localidad está convirtiendo el barrio que está situado frente a las playas en una zona de oficinas, lo que está haciendo que los precios de los inmuebles suban y los antiguos residentes, de clase trabajadora, tengan que mudarse a otras zonas.

Cuando llegó a la zona hace cuatro años, Snap ocupaba un bungalow frente a la costa, pero desde entonces ha ocupado varias propiedades tanto en Venice como en Marina del Rey, otro distrito próximo. Y los manifestantes aseguran que la empresa ha comprado manzanas enteras de edificios y está utilizando muchas propiedades consideradas de uso residencial como espacio de oficinas. Además, se quejan de que el servicio de seguridad privado de Snap bloquea con frecuencia calles públicas.

Una de las manifestantes, la vecina de Venice Beach Barbara Londale, afirma que Snap ha comprado 30 propiedades frente a la playa de Venice en las que hay restaurantes, bares y tiendas, además de un famoso mercadillo callejero bohemio de la zona.

La compañía niega todas las acusaciones de los manifestantes, y ha emitido un comunicado en el que asegura que ha trabajado en estrecha colaboración con colegios y organizaciones sin ánimo de lucro locales para “intentar ser un buen vecino“. Según el Portavoz de Snap, Kevin Galvin, no sólo tienen su sede allí, sino que muchos de los empleados también viven allí. “Nadie podría haber sido capa de predecir lo rápido que hemos crecido, y ya hemos comenzado a buscar fuera de Venice de cara a nuestro futuro crecimiento“.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!