Conecta con nosotros

Noticias

Google calienta la guerra de los navegadores con un paquete de Chrome para empresas

Publicado el

La compañía acaba de apretar un poco más el acelerador para ganar la guerra de los navegadores. En este caso, en la empresa. Lo ha hecho plantando cara a Microsoft, con la presentación de un nuevo paquete de Chrome para empresas, que incluye plantillas de gestión y complementos para gestionar apps y webs.

El paquete, que seguramente se denomine enterprise bundle (paquete para empresas), incluye según Computerworld un instalador de Chrome en formato MSI, el complemento de Soporte para el Navegador LBS y un paquete de plantillas para aplicar políticas de grupo dentro de una empresa. En realidad no incluye nada nuevo, ya que todo lo que incluye se puede encontrar y descargar por separado, pero se trata de un paquete creado para facilitar su tarea a administradores de sistemas.

Según Matt Blumberg, responsable de producto de Chrome del equipo de Google para empresa y educación, ha comentado en un post que “el nuevo paquete incluye varias herramientas que los administradores de IT necesitan para un despliegue sencillo y gestionado en una sola descarga“.

Expertos en el sector ven este movimiento de Google como un acierto. Por ejemplo, Gary Schare, presidente de la compañía de desarrollo de herramientas de gestión para navegadores Browsium. Schare, que antes era el responsable de gestión de producto de Internet Explorer de Microsoft, apunta que “una vez cada par de años, Google hace ruido con Chrome en la empresa. En esta ocasión, parece que Google está intentando que Chrome esté más preparado para las empresas“.

Schare ha recibido con agrado las plantillas de política de grupo, que en su opinión permiten avanzar a Chrome hacia una mejor gestión empresarial, un terreno para el que tanto Internet Explorer en su día como Edge en la actualidad están mejor preparador.

El complemento LSB

El complemento LSB, que lleva ya tiempo disponible para descargar de la Web Store de Chrome, una vez instalado y configurado por los administradores de sistemas, se encarga automáticamente de abrir Internet Explorer 11 cuando se haga click en enlaces de Chrome a páginas y servicios web, así como a apps web que precisen un control ActiveX o Java para abrirse, ya que el navegador de Google no soporta ninguno de los dos elementos. Y según Blumberg, “cuando han terminado de trabajar con la app propia y escriben otras URLs que no están en el listado de las que requieren acciones específicas que ha creado el administrador, LBS devolverá de nuevo al usuario a Chrome“.

En Browsium denominan a esto enrutado de tráfico, justo lo que hace la primera app que han desarrollado, Catalyst. Schare ha reconocido que este complemento gratuito de Google funciona de forma similar a Catalyst, pero ha asegurado que esta última ofrece un control más granular sobre a qué versión del motor de renderizado de Internet Explorer se llama en unas circunstancias concretas.

Según todos los estudios, Chrome es el navegador más popular del mundo. Según la compañía de analítica Net Applications, su cuota de usuario ha aumentado durante el pasado mes de abril, y ya ha alcanzado el 59 por ciento. Hace tan solo un año, la combinación de Internet Explorer y Edge, los navegadores de Microsoft, ocupaba el primer puesto de la tabla. Pero la cuota de usuario de Chrome ha aumentado muchísimo en 2016.

Pero en la empresa, Internet Explorer es todavía el navegador que manda. Para Schare, esto se debe al enrome número de apps web y a las webs en intranets diseñadas todavía para versiones antiguas de Explorer. Y dado que Internet Explorer 11 es, más o menos, compatible con versiones anteriores, y Chrome y Firefox no lo son, las empresas prefieren seguir utilizando Explorer en lugar de invertir dinero en adaptar sus apps y webs.

No todos coinciden con Schare. El Departamento de Investigación de Gartner no está de acuerdo con que Explorer sea el navegador más usado en la empresa. Michael Silver, uno de sus analistas, apunta a que chrome es el estándar de facto en la empresa. En lo que sí coinciden Silver y Schare es en recomendar a las empresas una estrategia web que implique dos navegadores: uno para la gestión de apps y webs propias, y otro para todo lo demás. De esta forma los empleados pueden acceder a lo antiguo, pero no se les perjudica haciéndoles acceder a Internet con un navegador obsoleto, como lo es Internet Explorer.

Ninguno de los dos ve todavía a las empresas utilizando Edge, nacido en 2015 y que sólo funciona en Windows 10, como navegador por defecto. Según Schare, porque todavía no ven muy extendido a Windows 10 en la empresa, y en opinión de Silver, porque es más probable que dejen a los usuarios que elijan el que prefieran utilizar como navegador para acceder a la web en general.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!