Conecta con nosotros

Noticias

Odio Internet, el ‘libro pataleta’ de Jarett Kobek, llega a España

Publicado el

Jarett Kobek

Empezaré esta publicación reconociendo mi falta de imparcialidad al respecto. Lo siento, pero tiendo a ser bastante crítico con este tipo de obras. Y es que, aunque cabe la posibilidad de que sean obra, única y exclusivamente, de un grito interior que clama en contra de algo, soy incapaz de verlos sin pensar que, en realidad, y sumado a la reclamación que expresan, podemos encontrar también un buen puñado de postureo, y uno dosis también destacable de provocación gratuita, empleada principalmente para “hacer ruido” y, de esa manera, lograr una mayor difusión de la creación que lo contiene.

Confieso, también, que todavía no he leído I Hate the Internet, el libro escrito y autopublicado por Jarett Kobek el año pasado, y que según cuenta hoy El Confidencial, finalmente llega a nuestro país de la mano de Lince Ediciones, con el título Odio Internet. En el libro, que se ha convertido en un fenómeno de masas, el autor dar un severo repaso a la red de redes, así como al ecosistema de empresas que, a día de hoy, constituyen su núcleo. Y, por supuesto, también a la dimensión humana que hay tras el boom de Internet: un impacto que ejemplifica con su propia experiencia, puesto que debido a la gentrificación que sufren tanto el valle como San Francisco, se ha visto obligado a abandonar la ciudad e irse a vivir a Los Ángeles.

Y es que, de alguna manera, me recuerda al ya apenas recordado 13,99 € de Frédéric Beigbeder, una obra que en su momento hizo mucho ruido (¿un publicista, recién despedido, criticando el mundo de la publicidad? ¡Increíble!). Y es que, como relato de una realidad, se acercaba bastante a la misma, le eliminaba todo el glamour y, como aquellas pescaderías de antaño que envolvían tu compra en papel de periódico, te entregaba una realidad que no había pasado por ningún filtro. Sin embargo, todo el hype generado alrededor de la misma, y que ahora veo repetido en la obra de Kobek, empasta de colores pastosos algo que, de otra manera, podría tener la crudeza, la contundencia y la efectividad del blanco y negro.

Y es que lo cierto es que Jarett Kobek no odia Internet. En realidad emplea la red para comunicarse, para informarse y, por supuesto, también emplea un ordenador (aunque se muestre en contra de la industria que los produce) para crear sus obras. Repito la expresión que ya he empleado antes: postureo. A este respecto, es importante tener en cuenta que Kobek tiene una importante vinculación con el mundo artístico, en el que la provocación es una herramienta de uso muy común. Quizá la clave sea esa, entender que Odio Internet es, en realidad, una crítica a múltiples aspectos mejorables de Internet, de San Francisco y de la sociedad en general. Y, todo eso, acompañado de, como dice su editor en España, su fuerza, su ironía y su ácido sentido del humor. Dicho lo cual, y como una muestra más de la naturaleza contradictoria del ser humano sería hipócrita por mi parte no reconocer que estoy deseando leerlo.

 

Imagen: Der Tagesspiegel

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!