Conecta con nosotros

Opinión

CIOs y CFOs, una responsabilidad compartida para lograr el éxito empresarial

Publicado el

En el complejo ecosistema empresarial actual, la relación entre el CIO y el CFO tiene que estar totalmente alineada, y no solo centrada en acuerdos presupuestarios. Ambos deberían actuar como si fueran una misma persona, y trabajar juntos como dos pilares sólidos que garantizan que la empresa satisface todas las demandas de los reguladores, accionistas, clientes, socios y empleados. Las tensiones entre el CIO y el CFO ya no existen.

Existe una responsabilidad común entre el CIO y el CFO: ambos deben controlar el riesgo y el cumplimiento normativo en su empresa. Y esta responsabilidad compartida se extiende a una comprensión completa de cuáles son los roles y retos de cada uno. El CIO debe tener toda la información sobre los procesos y demandas financieras, y un CFO transformador estar bien informado y, a menudo, apasionarle la tecnología.

Teniendo en cuenta que la tecnología está respaldando cada aspecto de las empresas y es algo cada vez más importante, las responsabilidades del CIO han evolucionado y ya no son solo activos y servicios que supone costes a las organizaciones. La tecnología es ahora la base de los negocios, independientemente de cuál sea el mercado en el que se opere. Si aceptamos que la tecnología apoya a nuestra empresa, es importante darse cuenta que existe un riesgo mayor y, por tanto, una mayor demanda en términos de cumplimiento normativo. Y es que en la última década han surgido muchas regulaciones que también suponen un cumplimiento en términos de tecnología para las empresas.

Por tanto, es vital para el CIO poder definir el riesgo en términos financieros, ya sean amenazas de datos o de ciberseguridad para el CFO. Esto es fundamental porque cualquier problema que cause riesgo implica un impacto técnico y operativo, así como la necesidad de encontrar una solución. Por ejemplo, invertir en nuevas infraestructuras o equilibrar las preocupaciones de la organización sobre la protección de la propiedad intelectual cuando se utiliza la nube pública son cuestiones tecnológicas. Pero también son cuestiones de negocio, ya que, si la empresa decide retrasar la inversión en infraestructura, podría poner en riesgo la continuidad del negocio. Y esto, a su vez, tiene un impacto en la experiencia del cliente.

Esto podría sonar como si se tratasen de soluciones que solo conciernen al CIO, pero no es el caso. Si realmente la tecnología está en el ‘corazón’ de las compañías, la responsabilidad de estas decisiones debe compartirse con otros directivos.

El CIO tiene que entender muy bien el sistema financiero de la organización y ser capaz de calcular el riesgo de la forma que el CFO considere más precisa y útil. Juntos deberían ser capaces de llevar estas evaluaciones al comité de auditoría o riesgo y a la junta directiva. No se trata de una discusión técnica, sino más bien financiera. De hecho, no deberías tener una ‘C’ en tu cargo hasta que no te des cuenta que parte de tu trabajo implica mantenerlo cuando haya que tratar cuestiones financieras.

La importancia de la colaboración

Teniendo en cuenta que los CIOs son nuevos directivos, es importante que desarrollen sus habilidades colaborativas al igual que el resto de directores. Y es que todos trabajan en la misma dirección y compartiendo la misma autoridad

Además, los CIOs deben tener una buena relación con el resto de directivos, incluido el CEO, ya que la implicación de éste es fundamental para todos los ejecutivos de alto nivel. La responsabilidad del CEO será más efectiva cuando ésta se comparta con el CFO y el CIO.

Wendy Pfeiffer - CIO at Nutanix

 

Wendy Pfeiffer
CIO, Nutanix

 

 

 

Imagen: Photo by Amy Hirschi on Unsplash

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!