Conecta con nosotros

Noticias

Samsung Electronics quiere fabricar su propio cristal flexible

Publicado el

El desarrollo de smartphones flexibles supone un desafío importante al que Samsung Electronics quiere hacer frente con una estrategia tan simple como interesante: desarrollar y fabricar su propio cristal flexible.

Para entender la importancia de esta noticia hay que tener clara primero la problemática que va asociada al desarrollo de smartphones flexibles, una realidad que Samsung Electronics ha tenido que afrontar desde que empezó a trabajar la identificación y el desarrollo de los componentes clave para este tipo de terminales.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

A nivel interno la estructura de un smartphone flexible no difiere demasiado de la de un smartphone estándar, y de hecho su base es relativamente sencilla. Tanto el Galaxy Fold como el Galaxy Z Flip tienen una división en dos partes claramente diferenciada, a pesar de que esas dos mitades están unidas por la pantalla flexible.

Su distribución de componentes no tiene nada de especial, más allá del hecho de que gracias a la unión de esas dos mitades es posible disponer de un mayor espacio que, normalmente, se aprovecha para integrar una batería de mayor tamaño que suele ir dividida en dos partes.

Lo complicado está en la integración de la pantalla flexible. Para conseguir que el proceso sea óptimo es necesario montar una bisagra que una las dos mitades del terminal, protegerla y reforzarla para que sea capaz de aguantar cientos de miles de pliegues sin estropearse. En la parte externa se monta el panel flexible, que debe ir protegido por una lámina capaz de resistir también cientos de miles de pliegues, pero también los efectos externos propios del uso (arañazos, suciedad, étc).

Con el Galaxy Fold se ha utilizado una lámina de plástico que ofrece una protección mínima, ya que este material se araña con facilidad, pero a cambio resulta barato de producir y no se estropea con los pliegues. El desarrollo del Galaxy Z Flip trajo una novedad importante, la utilización de una capa de vidrio con una lámina de plástico, lo que añade una protección adicional y mejora la vida útil del terminal.

Sin embargo, Samsung Electronics sabe que todavía queda margen de mejora y camino por recorrer, y por ello ha decidido no externalizar la producción de protectores de pantalla para sus smartphones flexibles. La compañía prefiere centrar todos sus esfuerzos en desarrollar su propio cristal flexible, un material que será clave para el futuro de los smartphones flexibles, ya que logrará igualar por completo (o casi) la resistencia a arañazos y al desgaste por elementos externos de este tipo de terminales frente a los smartphones tradicionales.

La incorporación de cristal flexible será la próxima gran evolución del sector de los smartphones flexibles y jugará un papel fundamental en su estándarización. Samsung Electronics es consciente de ello, y no es extraño que haya decidido incrementar sus esfuerzos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!