Conecta con nosotros

Noticias

Demandan a Intel por el último retraso del proceso de 7 nm

Publicado el

Intel confirmó la semana pasada un retraso importante que afectó al proceso de 7 nm. El gigante del chip fue claro, el proceso de fabricación que tenían previsto utilizar para completar la transición a los 7 nm no es viable, así que tienen que buscar una alternativa que sí lo sea. Como habréis podido imaginar esto requiere tiempo, y mucho dinero, obviamente.

La situación que arrastra Intel durante los últimos cinco años es digna de análisis. En 2015 dieron el salto al proceso de 14 nm con la arquitectura Broadwell, y en 2016 lanzaron un «tock» sobre dicha arquitectura, Skylake. En teoría debían dar el salto a los 10 nm en 2017 con la arquitectura Cannon Lake, pero al final no pudieron y optaron por lanzar Kaby Lake, una arquitectura basada en el proceso de 14 nm+.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Desde ese momento el proceso de 14 nm se ha convertido en el pilar central de Intel, de hecho la compañía todavía no ha completado el salto al proceso de 10 nm en todo su catálogo de procesadores, así que hablar del proceso de 7 nm es algo bastante complicado. No hay duda de que la compañía de Santa Clara tiene abiertos dos frentes, es decir, sigue trabajando para madurar el proceso de 10 nm y para lanzar procesadores de alto rendimiento bajo dicho proceso, y también trabaja para preparar el proceso de 7 nm, pero los avances reales que ha conseguido en ambos frentes son cuestionables.

Con este panorama, y con una AMD que está más fuerte que nunca gracias a su arquitectura Zen 2, es fácil entender que las acciones de la primera hayan subido de forma exponencial, y que las de Intel hayan registrado una caída muy marcada, una situación que ha llevado al bufete de abogados Hagens Berman a elevar una demanda colectiva contra el gigante del chip. Todos los inversores afectados por las pérdidas que ha registrado Intel tras confirmar el retraso del proceso de 7 nm pueden unirse a esta demanda, y además el bufete pide ayuda a terceros que puedan aportar pruebas de un posible fraude.

Dado que el valor de las acciones de Intel se redujo en un 16%, lo que arroja unas pérdidas de 43.000 millones de dólares en capitalización de mercado, es fácil entender el malestar que hay ahora mismo en el mercado de valores por lo acontecido al gigante del chip. En este caso lo más significativo no es tanto esa caída y el interés del bufete en recuperar parte del dinero que han perdido los inversores, sino intentar descubrir si Intel ocultó información a los inversores sobre los problemas que tenía con el proceso de 7 nm.

Si se descubre que así fue está claro que la compañía que dirige Bob Swan tendría que afrontar una batalla legal complicada y muy larga, aunque en el fondo no es algo nuevo para Intel. Recordad que el gigante de Santa Clara afronta varias demandas por las vulnerabilidades y fallos de seguridad que sufrían sus procesadores (Spectre y Meltdown, principalmente), y que todavía no ha zanjado la demanda que afronta por prácticas comerciales desleales contra AMD en 2001.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!