Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft quiere acabar con los discos duros convencionales en favor de los SSD

Publicado el

Microsoft quiere acabar con los discos duros convencionales en favor de los SSD

Microsoft ha dado, según Tech Radar, instrucciones a los fabricantes de PC para dejar de instalar discos duros convencionales, los conocidos como HDD, y que en su lugar monten unidades de almacenamiento SSD en todos los dispositivos y equipos pensados para instalar y ejecutar Windows 11.

Esta regla, eso sí, es aplica exclusivamente a las unidades que utiliza el sistema para arrancar, que son aquellas en las que funciona el sistema operativo. No obstante, estos discos son en muchos casos el único sistema de almacenamiento de archivos de un ordenador, lo que quiere decir que serán una gran mayoría los equipos que montarán unidades SSD, ya que son también mayoría los equipos en los que se instala Windows. Y aunque todavía Windows 11 no está extendido de manera universal, este movimiento indica que a partir de ahora todos los equipos que se vendan llevarán SSD en detrimento de los HDD. Si no, no podrán instalar Windows 11, o las siguientes versiones.

El paso se ha dado probablemente para aumentar el rendimiento de los sistemas con Windows 11, aunque el fin último se desconoce, puesto que Microsoft no ha declarado públicamente qué razones le han llevado a tomar esta decisión. Pero según varios analistas, Microsoft ha dado a los montadores de equipos hasta finales de 2023 para hacer el cambio en las unidades de almacenamiento.

Esto, aunque no sea la sentencia de muerte definitiva para los discos duros HDD, si puede ser un buen palo para ellos. Por ahora, los discos SSD tienen un precio más elevado y un precio algo mayor, pero su coste está bajando sin freno debido a los avances en su fabricación, así como a la tecnología de almacenamiento flash.

El coste por GB está empezando ya de hecho a equilibrarse, al menos, en el caso de las unidades de menor rendimiento. Pero todo apunta a que se igualará más, y también en el resto de unidades. No obstante, los precios de las unidades más grandes siguen siendo muy elevados, lo que puede conducir a una reducción del espacio de almacenamiento en los ordenadores con Windows en el futuro, dado el todavía elevado precio de, por ejemplo, los SSD de 1 TB de capacidad. o a que, finalmente, el precio de las unidades SSD caiga porque aumente notablemente su demanda y por tanto, su fabricación.

Por eso es cuestión de tiempo que sean equiparables en precio a los HDD. Y dado que su rendimiento es mayor, y que salvo excepciones no nos hacen falta ya unidades tan grandes porque tenemos cada vez más información en la nube, todo apunta a que el futuro del HDD tiene los días contados. Como mucho, se montarán como unidades secundarias en algunos modelos de PCs centrados en el almacenamiento masivo de datos.

En la actualidad, entre los requisitos hardware de Windows 11 no hay mención del tipo de dispositivo de almacenamiento. Solo la capacidad mínima que debe tener para poder instalar y ejecutar el sistema operativo. Pero es probable que Microsoft no tarde en actualizarlos cuando esta norma, que por ahora no confirman, sea efectiva.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!