Descubre los puntos vulnerables de una impresora

La impresora es un elemento más de nuestra red de trabajo. Esta es una realidad que debemos tener muy clara, y tenemos que entender qué es lo que supone para nuestra empresa.

Al ser un elemento más de nuestra red de trabajo la impresora está expuesta a diferentes amenazas de seguridad y si se ve comprometida puede acabar poniendo en peligro toda nuestra red corporativa.

Con esto en mente es fácil asimilar el valor que tiene la seguridad en la impresión, un tema sobre el que ya hemos hablado en artículos como este. Hoy queremos profundizar sobre una cuestión muy importante: los puntos vulnerables que presenta una impresora y que necesitan un mínimo de protección.

  1. Bandeja de salida: la ausencia de medidas de protección hace posible que cualquiera pueda coger los documentos e impresiones de la misma.
  2. Soportes de almacenamiento: los dispositivos de impresión y procesamiento de imágenes almacenan los archivos en unidades de memoria o discos duros internos, de manera que podemos acceder a ellos cuando lo necesitamos, pero si no protegemos dichos soportes quedan expuestos a ataques que pueden degenerar en robo de información.
  3. Captura: gracias a las impresoras multifunción podemos capturar y enviar trabajos a varios destinos con facilidad, algo muy útil pero que entraña riesgos de seguridad que debemos evitar.
  4. Panel de control: si se consigue el acceso a la configuración será posible alterar o utilizar de forma indebida funciones de los dispositivos de impresión, además de conseguir acceso a datos confidenciales y enviar mensajes ilícitos.
  5. Bandeja de entrada: los soportes especiales para la impresión de cheques, recetas y otros documentos confidenciales pueden ser manipulados o robados de una bandeja no segura.
  6. Acceso a la nube: si la conexión no es segura nuestros datos e información puede quedar totalmente expuestos a ataques que pueden derivar en robos de datos e información sensible.
  7. Gestión: debemos supervisar de forma constante y adecuada nuestro entorno de impresión en busca de puntos ciegos e ineficiencias, ya que con ello contribuimos a mantener mejor la seguridad del mismo.
  8. Impresión móvil: como sabemos es una función muy útil que nos permite mantener la productividad y usar la impresora desde cualquier lugar, pero implica riesgos evidentes que pueden derivar en una interceptación de los documentos enviados, con el consiguiente robo de información y documentos.
  9. Manipulación de documentos: es un problema clásico y también uno de los más peligrosos, ya que los documentos importantes pueden ser falsificados o alterados sin complicación y resultar bastante creíbles gracias a las herramientas actuales.
  10. Red: los trabajos de impresión y procesamiento de imágenes se pueden interceptar fácilmente con ataques tipo “Hombre en el Medio” cuando se transmiten a través de la red hasta un dispositivo sin medidas de seguridad. Son muy peligrosos, ya que implican un robo constante de la información que pasa por nuestra impresora.