11 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

SMAC address, la dirección correcta

SMAC address, la dirección correcta

SMAC address, la dirección correcta
noviembre 09
17:14 2014

Pere Vigo

Pere Vigo, R&D and Customer Care Director en UNIT4.

Estamos viviendo un cambio importante en el modelo de las tecnologías de la información. La era web está ya amortizada y sus ventajas han dejado de ser una novedad. La era SMAC se incorpora con fuerza y parece que ha venido para quedarse.

SMAC no es en absoluto una moda, sino una corriente que ya ha sido bautizada como la ‘Fifth Wave’, la quinta ola de las tecnologías de la información.

Recordemos que SMAC son las siglas en inglés de Social, Mobile, Analytics y Cloud. No se trata de cuatro conceptos aislados, sino de una excelente combinación de principios activos en la que, al igual que en una buena mezcla de espirituosos escoceses, los componentes se complementan y potencian entre sí.

No podemos decir que sean conceptos nuevos, pero sí que de un tiempo a esta parte están teniendo una expansión generalizada.

El hecho social

Las personas tienen una conducta innata que hace que tiendan a agruparse con las que comparten alguna afinidad. Una vez puestos en contacto, las personas tienen la necesidad de realizar actividades conjuntas, a las que puede darse cauce mediante herramientas apropiadas. En este contexto, las redes sociales han explosionado con fuerza cuando la tecnología lo ha permitido y han aparecido las herramientas adecuadas.

La movilidad

Debido al avance de las tecnologías móviles, el acceso a la información en todo lugar y en cualquier momento se ha convertido en una realidad. En este entorno, telefonía e informática se mezclan y se confunden. Es normal que una persona trabaje con tres o más dispositivos móviles, y la cifra va en aumento con la incorporación de nuevos dispositivos (gafas, dispositivos de pulsera, etc.)

Si analizamos una jornada de trabajo, nos damos cuenta de que la actividad que hemos realizado la podríamos haber hecho desde cualquier emplazamiento. Descubrimos que las reuniones, argumento principal para compartir el mismo espacio físico, se han realizado por videoconferencia ya que siempre había alguien en remoto, y una vez en la sala virtual, ha dejado de preocuparnos si los interlocutores se encontraban o no cerca de nosotros. El cambio de hábitos requiere siempre de un cierto tiempo, pero ya está en marcha.

El análisis de la información es un tema íntimamente relacionado con el Big Data o la capacidad para guardar cantidades ingentes de información.

El objetivo no debe ser solamente guardar y analizar la información, sino que debemos aprender de ella, lo que nos permitirá tomar decisiones inteligentes. Detectar tendencias, correlaciones, patrones, etc., todo encaminado a poder actuar de forma proactiva y anticipada.

La computación en la nube o cloud, que junto con los conceptos anteriores permite trabajar de una forma más segura, inmediata e interconectada.

Como proveedores de TI debemos asegurarnos que cualquiera de nuestros productos tiene en cuenta la visión múltiple que proporciona SMAC. Sería ideal que ejecutáramos una check list mental, que actuara de prueba del algodón en cada nuevo desarrollo:

1 – ¿Hemos tenido en cuenta el trabajo colaborativo que pueden hacer nuestros usuarios? La colaboración solamente se producirá si se puede canalizar ofreciendo las herramientas adecuadas. Los productos saldrán beneficiados. No olvidemos la ingente cantidad de información que está disponible en la red y que los propios usuarios gestionan de forma desinteresada.

2 – ¿Enlazamos con las redes sociales y aprovechamos la información como herramienta de marketing del producto?

3 – ¿Se ha contemplado la ejecución de los procesos en dispositivos móviles? Todos los procesos, por específicos que sean, tienen la oportunidad de ser ejecutados en un dispositivo móvil. ¿Hemos tenido en cuenta esta opción, comprobando que no haya impedimentos para que pueda utilizarse?

4 – ¿Explotamos adecuadamente la información que se genera? Muchas veces hacemos un desarrollo brillante pero nos olvidamos de lo valiosa que es la información que se deriva del mismo. Y nos olvidamos de darle un formato apropiado. Y dejamos de lado la propia explotación de la información, que es lo que contribuye a dar valor añadido.

5 – ¿Hemos eliminado los impedimentos para que el proceso pueda ser ejecutado en cloud?

Esperemos que estos pequeños recordatorios sean de utilidad para lograr una buena transición hacia la cultura SMAC.

Por último, una reflexión y un consejo:

No somos adivinos. El futuro puede intuirse, pero debemos trabajar con suficiente flexibilidad para que los cambios se conviertan en una oportunidad, no en un problema.

Y el consejo: Pensar en grande y actuar en pequeño. El fracaso de un proyecto puede venir de ‘actuar a lo grande’, intentando abarcarlo todo, ya que su coste, su “time to market” y su mantenimiento lo harán inviable. Pero siempre hay que hacer el ejercicio de ‘pensar en grande’ y no dejar cerrada ninguna puerta que en el futuro pueda abrirse inesperadamente.

 

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!