Conecta con nosotros

A Fondo

ASUS Eee PC S101

Los netbooks han irrumpido con mucha fuerza, revolucionando el mercado de los portátiles. Son perfectos para usuarios que necesitan movilidad o como segunda máquina. El modelo que nos ocupa está orientado al mercado empresarial aunque también es perfecto para aquellos que quieren un término medio entre el netbook básico y un ultraportátil en toda regla. ¿Estamos ante el netbook definitivo?

Publicado el

Los netbooks han irrumpido con mucha fuerza, revolucionando el mercado de los portátiles. Son perfectos para usuarios que necesitan movilidad o como segunda máquina. Tras una fase de popularización, iniciada precisamente por ASUS con el conocido EeePC 701, comenzamos a ver productos cada vez más especializados en nichos de mercado concretos, siempre partiendo de la base del procesador Intel Atom.

El modelo que nos ocupa está orientado al mercado empresarial aunque también es ideal para aquellos que quieren un término medio entre el netbook básico y un ultraportátil en toda regla. ¿Estamos ante el netbook definitivo? Te invitamos a descubrirlo

Un netbook refinado

Después de probar

varios Eee , el Acer Aspire One o el MSI Wind es fácil notar que este producto es diferentea lo visto hasta ahora. Bajo un espectacular embalaje (totalmente negro, muy distinto a lo que vimos con los Eee) encontramos el equipo dentro de una funda con detalles en piel. No veremos cables, papeles sueltos o bolsas de plástico, todo esto esta oculto en dos cajetines laterales. La impresión es fantástica y el cuidado de ASUS elogiable.

Ficha técnica

En el primer contacto

sorprende su robusta construcción. El S101 es extremadamente delgado (1,8 centímetros de grosor) y ligero (apenas un kilo) pero en ningún momento da sensación de fragilidad. El chasis es impecable y tiene un diseño espectacular, mezclando negro brillante para teclado y marco de la pantalla con el color cromo de la bisagra y los laterales.

Precisamente con el objetivo de mejorar la robustez del producto ASUS ha colocado un grueso marco alrededor de la pantalla que, si bien aporta resistencia a la estructura, es quizás el único “pero” estético que podemos ponerle al S101.

La compañía ha optado por reorganizar la distribución de puertos respecto a otros modelos, aprovechando la parte posterior para situar el puerto Ethernet, la salida VGA y el lector de tarjetas de memoria que, en nuestra opinión, hubiera sido más práctico en un lateral. La batería se desplaza hacia la parte inferior, sin sobresalir y repartiendo mejor el peso (aunque tiene una menor capacidad, sólo 4900 mAh) . El resultado es un producto con mejor aspecto, más equilibrado y muy cómodo de usar.

Los laterales aparecen más despejados y encontraremos tres puertos USB junto a conectores para audio. Echamos de menos un segundo lector de tarjetas de memoria debido a que el principal estará normalmente ocupado por la SDHC de 16 Gbytes incluida en el paquete.

 

 

El cierre no tiene partes mecánicas (más fiables pero susceptibles de desgastarse con el uso), sino que funciona con una zona imantada. En nuestras pruebas no presentó problema alguno.

El teclado del S101 es excelente, posiblemente el mejor que hemos probado en un netbook. Además de tener un tamaño ideal (aprovechando el máximo el espacio) es muy silencioso y las teclas tienen la dureza suficiente para escribir cómodamente. Para acceder a las funciones avanzadas se opta por la ya clásica combinación las teclas de función y una adicional.

La pantalla nos ha sorprendido gratamente, sobre todo por su nivel de brillo máximo y el recubrimiento antirreflejos. Este tipo de dispositivos suelen en entornos con condiciones de luz muy variables (exteriores, a oscuras, en el coche…). El S101 presenta una calidad de visualización fantástica (dentro de las lógicas limitaciones de una pantalla de 10 pulgadas) en todo tipo de situaciones.

Aunque tanto los vídeos como las fotos se ven con calidad notable, lo que realmente importa en un netbook de este tipo es su capacidad a la hora de representar textos, tablas y gráficos de forma nítida. De nuevo el producto de ASUS se comporta de forma brillante, con textos definidos y muy fáciles de leer. Además podemos orientar la pantalla tanto en horizontal como el vertical (en modo libro). 

 

Por poner alguna pegas

Echamos de menos la retroiluminación (por otra parte más propia de un ultraligero que de un netbook de este precio) y el tamaño de la tecla mayúsculas derecha, muy reducido e incómodo (toda una “tradición” en los Eee PC). Otro problema habitual en las pantallas de estos dispositivos es el escaso ángulo de visualización.

El ASUS S101 no se salva en este sentido y obliga a ajustar de vez en cuando la posición de la pantalla, aunque como venimos comentando a lo largo del análisis no podemos compararlo con ultraportátiles muy superiores en precio. Más allá de una batería de pruebas sintéticas o un cúmulo de primeras impresiones pensamos que nada mejor que el uso real del equipo para descubrir qué puede aportarnos.

Nuestra unidad de prueba venía equipada con Windows XP y una tarjeta de memoria SDHC de 16 Gbytes que amplia la memoria del sistema hasta los 32 Gbytes. El procesador elegido es el habitual Intel Atom N270 a 1,6 GHz. Se instalaron las aplicaciones más habituales de ofimática, Internet, multimedia y algún videojuego con el fin de comprobar en rendimiento de la máquina en cualquier situación

La impresión general del equipo es notable. Por bastante menos de lo que cuesta un ultrapórtatil en toda regla (como el Samsung X360 o el MacBook Air) obtendremos un equipo ligero que corre con soltura cualquier aplicación, aunque es importante no llevarnos a engaño: el S101 parece un portátil ultraligero, pero los usuarios deben tener claro que no lo es. Ni tiene un procesador potente, ni gran cantidad de memoria (parte de la configuración base de casi todos los netbooks del mercado) y faltan detalles que echarán de menos usuarios corporativos como un lector de huella digital o la conectividad a redes móviles. Si estamos dispuesto a renunciar a ello el S101 no nos defraudará.

Gracias a la memoria en estado sólido no oiremos ruido alguno, ni debemos preocuparnos ante un fallo “mecánico” que dé al traste con nuestros datos. Eso sí, perdemos a cambio bastante capacidad de almacenamiento aunque, a nuestro juicio, es más que suficiente para un equipo de esta naturaleza.

ASUS ha incluido algunas utilidades especialmente diseñadas para sacar el máximo partido del S101. Encontramos especialmente interesante Super Hybrid Engine que administra la batería regulando el brillo de la pantalla o la potencia que entrega el micro, entre otros factores, permitiendo aumentar la autonomía sin intervención por parte del usuario. Por supuesto podemos obtener el máximo rendimiento si lo consideramos necesario (por ejemplo cuando tenemos el equipo conectado a la alimentación) con un clic de ratón.

La otra utilidad que ya vimos en otros modelos de Eee son los 30 Gbytes de espacio on-line que ASUS ofrece. Son accesibles desde cualquier lugar y pensamos que supone un valor añadido interesante para los usuarios que necesitan movilidad.

El ASUS S101 ejecuta con rapidez cualquier aplicación ofimática, reproduce vídeos sin problemas (aunque algo faltos de contraste por limitaciones de la pantalla) incluso permite jugar a títulos sencillos.

Para nuestras pruebas de autonomía configuramos el ahorro de energía en automático y el brillo de la pantalla a un 50%. La conectividad WiFi estuvo activada en todo momento.

 

A tenor de los resultados comprobamos el buen trabajo que ha realizado ASUS con este equipo. Con una batería menor y mejor integrada en el chasis el S101 consigue cifras de autonomía similares a otros modelos de la serie, como el ASUS 1000H que analizamos hace algún tiempo.

Trabajando sin WiFi es sencillo rozar las 5 horas de autonomía y navegando por Internet rara vez baja de 3 horas y media. El exigente Battery Eater Pro (un test que exprime al máximo las baterías) tarda en agotarla mas de dos horas y media, lo que nos permite hacernos una idea de su rendimiento.

 

Conclusiones

El ASUS Eee PC S101 parte del concepto netbook que tanto se ha popularizado en los últimos tiempos, mejorando el diseño, la calidad de la pantalla y el teclado. No supone un paso adelante ni puede equipararse a un ultraportatil, pero sí es una opción estupenda para los que busquen un punto mas de calidad en este tipo de dispositivos.

El S101 cuesta  599 euros, un precio notablemente superior al resto de netbooks por el que obtenemos una mejor calidad de construcción y un diseño mas refinado, pero el mismo rendimiento que con una máquina más barata. Por otro lado puede resultar muy interesante si el rendimiento elevado que nos pueden ofrecer otros equipos más caros pero queremos algo más refinado y elegante que el resto de modelos similares.

Responsable de tecnología en TPNET y editor en varias webs del grupo, como MC y MCPRO.

Top 5 cupones

A Fondo

Las empresas que más ayudan a pymes y autónomos españoles

Publicado el

La consultora Advice Strategic Consultants, de la que es socio director general nuestro colaborador, Jorge Díaz-Cardiel, ha llegado a la conclusión de que la Fundación Bancaria La Caixa, El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las cinco primeras grandes empresas que, según las pymes y autónomos españoles, “más les ayudan” en el desempeño de su labor empresarial.

Se trata de unos resultados basados en las encuestas realizadas a pymes, microempresas y autónomos de varios sectores, así como entrevistas a líderes de opinión de nuestro país para contrastar opiniones. Según la consultora,  la coincidencia entre los dos públicos entrevistados es casi del 99%, mientras que el Índice de confianza estadística es el 98,2%.

Así, el primer dato destacable es que Fundación Bancaria La Caixa, seguida por El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las empresas que las pymes y autónomos españoles más y mejor valoran, porque les ayudan en el desempeño de su labor empresarial. Les siguen líderes sectoriales: Danone, Calidad Pascual, HP, Apple, Sage Spain, Microsoft, Meliá Hotels International, Iberostar, Seat, Naturgy (antes, Gas Natural Fenosa), Iberia, Abertis, Pelayo, Mapfre, Cellnex Telecom y MSD.

En cada sector hay no menos de una docena de empresas que destacan, en ámbitos que aportan mucho al PIB, sea el turismo, con un 11%, o las TIC, con un 8,4%, por ejemplo”, indicó Díaz Cardiel. En total, las pymes y autónomos entrevistados han analizado 400 grandes empresas en un período de encuestación de tres meses.

Son sectores y empresas sistémicos para la economía y sociedad españolas. “El caso más emblemático es La Fundación Bancaria La Caixa, presidida por Isidre Fainé y más conocida como La Caixa”, añade Díaz Cardiel. De CaixaBank dependen las participaciones en Telefónica (5%) y Repsol (9,5%), aunque Criteria Caixa también posee un 1% de Telefónica, siendo La Caixa, por tanto, el primer accionista de la operadora.

Razones de valoración positiva de las grandes empresas

Preguntados los entrevistados por qué CaixaBank, un banco, seguido de Santander (con Popular, que aportó muchos clientes pymes y autónomos al banco cántabro), BBVA y Bankinter son tan importantes para ellos, la respuesta fue clara: “el acceso a la financiación bancaria, que en el caso de las pymes españolas alcanza el 88 por ciento versus el 50 por ciento de Alemania y el 30 por ciento en Estados Unidos. Durante los años de crisis, la principal preocupación de pymes y autónomos fue la sequía del crédito empresarial, abierto a empresas solventes entre 2014 y 2018, lo que ha facilitado la inversión empresarial”, explica Jorge Díaz Cardiel.

Telefónica, seguida por los otros operadores de telecomunicaciones, es importante para las pymes porque les hace llegar la fibra óptica, acceso a Internet, convergencia, contenidos, cloud, big data e inteligencia artificial. Contenidos, mediante su alianza con Netflix y cloud, gracias a su acuerdo con Amazon Web Services (AWS). Vodafone, Orange y Más Móvil siguen el mismo camino, “imitando al incumbente y líder del mercado”.

Pymes y autónomos han destacado el crecimiento de Telefónica, en un extremo, por la oferta y la calidad y de Más Móvil, en el otro extremo, porque ofrece precios bajos. Al mismo tiempo, señalan que “Vodafone baja y Orange sube”.

El Corte Inglés y la economía y la sociedad españolas están indisolublemente unidas, dicen pymes y autónomos, que dicen conocer bien El Corte Inglés en un 99%. “El Corte Inglés provee de todo -productos, servicios-, ofrece calidad de servicio, buena atención al cliente y, cada vez más, comercio electrónico para comprar online”. Otros grandes de la distribución, le siguen, como Inditex y Mercadona, entre otros. En Tecnologías de la Información, HP (hardware) y Sage Spain y Microsoft (software).

“La hostelería tiene campeones nacionales, Melia Hotels International, primero, e Iberostar Group, segundo. La expansión internacional de Meliá está ayudando a muchas pymes a seguir al líder hotelero, efecto de arrastre, que también se aprecia en Inditex o, en el caso de CaixaBank, líder del mercado ibérico, de expansión de nuestras pymes al país vecino, Portugal”. La automoción está dominada por Seat, empresa que tiene, como el resto de su sector en menor medida, una industria auxiliar (muy fuerte) del automóvil, compuesta de pymes, pero muy dependientes de los planes de las grandes empresas automovilísticas, cada vez menos españolas y más foráneas, por “lo que las decisiones se toman fuera de España, lo que preocupa a pymes y autónomos en automoción”.

En Energía, lidera Naturgy (antes denominada Gas Natural Fenosa), seguida por Iberdrola; en Aerolíneas, Iberia; en Seguros, Pelayo, primero, y Mapfre, después; en Gestión de Infraestructuras inalámbricas, Cellnex Telecom, “el mejor valor en bolsa (Ibex-35, en 2017 y 2018), con revalorización del 62%”.

Parámetros

Lo que más valoran las pymes y autónomos de las grandes empresas:

  • Que se les provea de contratos, carga de trabajo (98%)
  • Ayuda en la generación de Empleo (95%)
  • Facilidad de acceso a la Financiación bancaria (90%)
  • Mejoras en la gestión (84%)
  • Mejoras en sus procesos internos y de relación con clientes (76%)
  • Formación, especialmente importante en Telecomunicaciones, TIC y servicios financieros (75%)
  • Digitalización, transformación digital, (70%) que se traducen en más productividad y más competitividad.
  • Internacionalización, salida al exterior, exportar (69%)

Continuar leyendo

A Fondo

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Publicado el

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Durante los próximos cinco años, varias tecnologías que hoy están comenzando a gozar de cierto reconocimiento y popularidad entre el público se adoptarán de manera masiva. A ciencia cierta, no se sabe cuáles son, pero en Gartner ya aventuran cuáles serán las siete que sí lo harán. Y que lo harán en un periodo de entre dos y cinco años a partir de 2018.

Según datos de la consultora, la primera en conseguir el comienzo de su adopción masiva será el reconocimiento de voz. Esto sucederá dentro de unos dos años. Según Matthew Cain, Vicepresidente y analista de Gartner, “los efectos del reconocimiento de voz sólo pueden apreciarse si se observan día a día. Los consumidores y los trabajadores de las empresas interactúan cada vez más con aplicaciones sin tocar un teclado para ello. Además, las aplicaciones de voz a texto han proliferado, gracias a la adopción de chatbots y de asistentes personales virtuales en las empresas. También por la adopción de dispositivos con interacción de la voz por parte de los consumidores. Entre ellos, de smartphones y consolas de juegos. Y específicamente, de los altavoces con asistentes virtuales“.

Los chatbots y los asistentes virtuales, que están ganando poco a poco presencia en la empresa, son implementaciones que aportan más valor añadido al reconocimiento de voz. Ambos emplean Inteligencia Artificial y machine learning para atender a la gente o para automatizar tareas. Escuchan y observan comportamientos y se encargan de construir y mantener modelos de datos, así como de predecir y recomendar acciones. Los chatbots son precisamente otra de las tecnologías que experimentarán un mayor crecimiento en los próximos años. En la actualidad menos de un 4% de las organizaciones han puesto en marcha interfaces conversacionales como los chatbots, pero según la Encuesta para CIOs de 2018 de Gartner, ya hay un 38% de empresas y entidades que están planeando experimentar con estas tecnologías o, directamente, ponerlas en marcha en su día a día.

Otras tecnologías que van a crecer notablemente de aquí a cinco años son la analítica aumentada y la personal. Ambas están consiguiendo que la analítica esté disponible cada vez para más empleados. Así, todos tienen la oportunidad de hacer sus pinitos como científicos de datos. La analítica aumentada emplea machine learning automatizado para cambiar la manera en que se desarrollan, consumen y comparte n los datos.

Los que se dedican a la analítica y el análisis de datos deberían integrarla en sus estrategias de transformación digital para llevar información más avanzada a más personas. Entre ellas, a los científicos de datos “ciudadanos”, un grupo que va a ser cada vez más importante y numeroso. Según Gartner, para 2020, gracias sobre todo a la automatización de las tareas relacionadas con la ciencia de datos, estos científicos de datos van a superar a los que se dedican a ello profesionalmente en cuanto al análisis avanzado producido.

Como consecuencia de esto llegará la que hemos llamado la analítica personal, el análisis de los datos relevantes en función del contexto que proporcionará información personalizada, así como predicciones o recomendaciones efectuadas para que los usuarios particulares puedan beneficiarse de ellos. Gracias a esto, la ciencia de datos ciudadana ya es una tendencia que ha captado la atención de Gartner. Se trata de una rama del conocimiento que sienta las bases de la analítica de próxima generación, y que según la consultora, se convertirá rápidamente en una parte importante de la forma en que se hacen posible y se escalan las funciones de ciencias de datos en una empresa. Según apuntan sus analistas, para 2020 más del 40% de las tareas de ciencias de datos pasarán a estar automatizadas, lo que dará como resultado una mayor productividad y un mayor uso de datos por parte de los científicos de datos “ciudadanos”.

Otra de las tendencias tecnológicas que más va a crecer en los próximos años es el uso de plataformas de aprendizaje flexibles. Estas se encargan de ajustar la manera en que el contenido para enseñar se presenta a los usuarios. Para ello utiliza como base sus respuestas o sus preferencias, y su objetivo es optimizar la destreza digital de las plantillas de las empresas. Se calcula que su adopción se generalizará entre los próximos dos y cinco años.

Continuar leyendo

A Fondo

Red Hat celebra el aniversario de “Kubernetes, el nuevo Linux de la nube”

Publicado el

kubernetes

En los últimos años han cambiado muchas cosas en el ámbito tecnológico. El fenómeno de la computación en la nube, entendido como la implementación y despliegue de infraestructuras y servicios, se ha asentado, trayendo consigo beneficios y nuevos retos para los cuales ha sido necesaria la introducción de nuevas soluciones. Así, la potencia y versatilidad de la nube propició la tecnología de contenedores, y el rápido aumento de esta hizo lo propio con lo que conocemos como sistemas de orquestación. Es decir, Kubernetes, porque si bien hay otros, el proyecto de código abierto ha logrado posicionarse en muy poco tiempo como el referente absoluto de su categoría.

De hecho, son nombres como Docker o Kubernetes los que han abierto un mercado que apenas existía unos años atrás, convirtiéndose prácticamente en sinónimos de los términos que representan, léase contenedores u orquestación de contenedores. No es de extrañar, pues, la importancia que ha adquirido Kubernetes, o que Red Hat lo haya bautizado como “el nuevo Linux de la nube”. Nacido originalmente en el seno de Google, el gigante de Internet contó pronto con la colaboración de otras partes, entre las que se contaba la vendedora líder del Linux corporativo que ahora le rinde homenaje.

Aunque fue en junio de 2014 cuando se lanzó la primera versión alfa de Kubernetes, Red Hat celebra el tercer aniversario del proyecto, que un año más tarde lanzaría su versión 1.0. Sea como fuere, con el lanzamiento de su primera versión estable Kubernetes pasó a ser gestionado por la Cloud Native Computing Foundation (CNCF), uno de los proyectos de The Linux Foundation apoyado por las grandes empresas del sector, incluyendo a Google, Amazon, Cisco, Microsoft, Intel y otras tantas, que a la postre han sido las que han aupado y hecho crecer la tecnología al nivel que ostenta actualmente.

También Red Hat estuvo desde el principio. “El interés de la industria comenzó a consolidarse en torno a Kubernetes gracias a su capacidad para soportar un desarrollo de software rápido e iterativo y el desarrollo de aplicaciones que podrían permitir el cambio en todos los entornos, desde local hasta la nube pública”, recuerdan desde la compañía. “Antes de Kubernetes, el mundo de TI intentó abordar estas necesidades empresariales con las ofertas tradicionales de la Plataforma como Servicio (PaaS), pero con frecuencia estas soluciones eran demasiado dogmáticas en cuanto a los tipos de aplicaciones que se podían ejecutar sobre ellas y cómo esas aplicaciones eran diseñadas y desplegadas”.

El objetivo fue siempre el mismo: simplificar la orquestación y gestión de sistemas mediante una plataforma abierta que permitiese al cliente implementar una gama más amplia de aplicaciones con mayor flexibilidad. Y desde su primera versión Kubernetes se ha utilizado como un elemento básico tanto para los Contenedores como servicio (CaaS) como para las plataformas basadas en PaaS.

Kubernetes como el nuevo Linux de la nube

La demanda de las empresas para pasar a la nube híbrida y la infraestructura multicloud, la demanda de aplicaciones combinadas con la necesidad de admitir aplicaciones tradicionales y nativas de la nube en la misma plataforma; el deseo de administrar sistemas distribuidos con software contenedorizado y una infraestructura de microservicios; la necesidad de que los desarrolladores y administradores se centren en la innovación en lugar de en la gestión… Kubernetes nació para dar respuestas a todas estas cuestiones. Es por ello que lo habitual actualmente es ofrecer soluciones que integren Kubernetes como piedra angular, tal y como hace Red Hat con OpenShift.

“Y, todo es código abierto, lo que lo pone a disposición de todos y permite a los contribuyentes de todo el mundo resolver mejor esta nueva era de desafíos informáticos de forma conjunta, en entornos abiertos, no protegidos por entornos en silos o plataformas propietarias”, explican desde Red Hat. “En más de 25 años contribuyendo con proyectos de código abierto, que van desde el kernel de Linux hasta OpenStack, hemos visto pocos proyectos que puedan reclamar la velocidad de Kubernetes. Es un testimonio de la capacidad de los contribuyentes del proyecto para trabajar en colaboración para resolver una gran necesidad empresarial que Kubernetes ha movido tan rápidamente desde la versión 1.0 a un amplio apoyo del sector en tres años”, añaden.

Tras tres años, Kubernetes se muestra como uno de los esfuerzos de colaboración de código abierto más exitosos desde Linux. Habiendo aprendido las lecciones de anteriores iniciativas de colaboración a gran escala e intercomunitarias como OpenStack, la comunidad de Kubernetes ha logrado avanzar hacia un nuevo nivel de gestión efectiva que abarca diversidad y un espíritu de apertura, todo lo cual ha impulsado cantidades increíbles de innovación en todos los aspectos del proyecto“, sostiene Diane Mueller, responsable de Red Hat Cloud Platform.

Continuar leyendo

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!