Conecta con nosotros

Noticias

Zuckerberg, Hawking y Milner, mecenas de un posible planeta habitable

Publicado el

Alfa Centauri

Alfa Centauri es el sistema estelar más cercano a nosotros, sólo unos 4,37 años luz, o lo que es lo mismo, a poco más de 40 billones de kilómetros de aquí. Su proximidad ha hecho que los científicos pongan sus ojos sobre este conjunto de estrellas para averiguar si sería posible que, al igual que aquí, exista algún planeta con condiciones propicias para albergar vida, y más concretamente “nuestra” vida.

No hace mucho que el conocido científico Stephen Hawking apuntó la necesidad de ir buscando otros planetas donde vivir, dado que el nuestro no iba a durar para siempre, y sería bastante previsor ir buscando un nuevo lugar donde la especie humana pueda continuar su vida. Claro que cuando se habla de “planeta habitable” no parece tenerse en cuenta si, además, se trata de un “planeta habitado”, con lo que nuestro deseo de supervivencia choca frontalmente con los deseos de no ser invadidos de los habitantes originales. Es sólo un pequeño detalle a tener en cuenta.

Ahora la idea tiene, además, el apoyo económico del multimillonario ruso Yuri Milner, conocido por contribuir generosamente con la ciencia con los premios Breakthrough. Según informa Reuters, Milner a anunciado que pondrá 100 millones de dólares para desplegar miles de micronaves espaciales que viajen en dirección a Alfa Centauri y envíen a la Tierra imágenes que permitan determinar si hay posibilidades de encontrar allí un sustituto para nuestro planeta azul.

Denominado proyecto Breakthrough Starshot, cuenta también en su junta directiva con el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, y la idea es que esas micronaves (llamadas nanocraft) no sean otra cosa que chips de apenas unos gramos de peso, equipados con cámaras y equipos de comunicación, e impulsados y dirigidos por luz láser. Serían algo bastante parecido al chip del móvil, pero de unos tres metros de ancho. Se supone que gracias a esta tecnología podrían alcanzar su destino en dos décadas, claro que puede tardarse otras dos en desarrollar la tecnología necesaria para lanzar los primeros de estos chips al espacio.

Como mecenas de la ciencia, Milner también aporta financiación al programa Breakthrough Listen, que vigila las señales de radio que rastrean el universo en busca de señales de vida inteligente. El nuevo proyecto necesita salvar muchos obstáculos para tener éxito en su misión. Aunque entre Milner, Hawking y Zuckerberg pueden salvar buena parte de ellos. El otro es garantizar que los chips lleguen sanos y salvos a su destino, soportando 20 años de viaje por el espacio, en condiciones extremas y sometidos a más que probables impactos con polvo interestelar u objetos de mayor tamaño. Quizá por eso la intención es enviar miles, como en el proceso de la vida, para que al menos uno lo consiga.

Imagen: Breakthrough Starshot

Click para comentar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!