Conecta con nosotros

Noticias

Gartner: ¿de qué tecnologías hablaremos mañana?

Gartner publica cada año el Hype Cycle for Emerging Technologies, que recoge todas aquellas tecnologías que ya han pasado una primera fase y que a día de hoy sí que cuentan con las expectativas necesarias como para que les prestemos atención.

Publicado el

Gartner: ¿de qué tecnologías hablaremos mañana?

Uno de los ejercicios más complejos en lo referido a la divulgación y el periodismo tecnológico es detectar constantemente las nuevas tendencias e intentar averiguar cuáles de las mismas lograrán consolidarse, ya sea a corto, medio o largo plazo. Y ahora más que nunca, pues la velocidad a la que se desarrollan nuevos conceptos es las más alta que hemos conocido en toda la historia de las TIC. Así, cualquier referencia fiable al respecto es bien acogida y, según el origen de la misma, puede llegar a ser considerada como dogma de fe.

A este respecto, una de las «profecías» que más calado tienen entre los profesionales es la que Gartner publica cada año con el título Hype Cycle for Emerging Technologies, y que recoge todas aquellas tecnologías que ya han pasado una primera fase y que a día de hoy sí que cuentan con las expectativas necesarias como para que les prestemos atención.

Y, en ese punto, procura responder a las preguntas más comunes: ¿Tardarán poco o mucho en llegar? ¿Caerán por el camino? ¿Por qué fases han de pasar? Para obtener las respuestas, lo mejor será que revisemos una copia del gráfico de la consultora y que hemos obtenido de The Next Web:

Gartner Hype Cycle for Emerging Technologies

En el mismo, podemos ver que el camino que va desde que nace una nueva tecnología hasta su llegada, ya normalizada, a nuestro día a día (de manera común, se entiende, no para los early adopters y similares) se divide en cinco grandes fases: Innovation Triger, Peak of Inflated Expectations, Trough of Disillusionment, Slope of Enlightenment y Plateau of Productivity.

Estas fases las podemos traducir como desencadenador de la innovación (fase inicial, una nueva tecnología innovadora que promete cambiarlo todo); pico de las expectativas infladas (segunda fase, cuando las expectativas que se crean alrededor de la nueva tecnología alcanzan su techo); valle de la desilusión (tras hacer cima, la tercera fase supone siempre una caída, que puede ser tan fuerte como para hacer que la tecnología se pierda por el camino); pendiente de la iluminación (sobrevivir al valle de la desilusión nos lleva a una compleja pendiente, en la que la tecnología tendrá que terminar de encontrar su encaje concreto y, claro, ser adoptada),  y meseta de la productividad, el fin del viaje que, años atrás, empezó rodeada de ilusión y expectativas.

Los tiempos, claro, cambian de unas tecnologías a otras. Así, por ejemplo, vemos en el gráfico que, en opinión de Gartner, Internet de las Cosas, pese a encontrarse todavía en la primera fase, alcanzará la adopción masiva en un plazo de entre dos y cinco años, mientras que la Realidad Aumentada, que ya ha realizado prácticamente la mitad de la senda a través del valle de la desilusión, todavía tardará entre cinco y diez años, un plazo que comparte con otras tecnologías muy esperadas, como por ejemplo 5G o las interfaces basadas en lenguaje natural.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!