Conecta con nosotros

Noticias

La Red Intuitiva: la inteligencia de las redes

Publicado el

Hace no tanto tiempo, a la hora de diseñar y desplegar una infraestructura de red solo era necesario, exclusivamente, establecer la topología más adecuada, calcular el volumen de tráfico estimado y, bueno, poco más, empezar a “tirar cable”, poner puntos de red, hubs, y los servidores necesarios para gestionar el tráfico. Punto y final. ¿Sigue siendo válido ese modelo en la actualidad? No.

Hoy, las redes juegan un papel decisivo en el día a día de las empresas de todo tipo, y de su capacidad de adaptarse constantemente a las necesidades dependen, en gran medida, los planes de transformación digital que ya han abordado una de cada cuatro empresas españolas. Un cambio con el que pretenden transformar y mejorar procesos y modelos de negocio, incrementar la productividad de sus trabajadores y proporcionar nuevas y más enriquecedoras experiencias tanto a sus clientes como a sus propios empleados.

Y no, aunque al hablar de este tipo de cambios se suele pensar que atañen casi exclusivamente a las grandes corporaciones, lo cierto es que hablamos de una revolución que ha llegado también a las pymes. Un informe de la consultora KPMG indica que nada menos que el 42% de las pequeñas y medianas empresas españolas realizarán, en 2018, fuertes inversiones dirigidas a dotarse de las herramientas tecnológicas con las que adaptarse a este nuevo paradigma.

¿En qué áreas tienen previsto invertir las Pymes? (Informe KPMG “Perspectivas de la pequeña empresa en España” – Abril 2017).

Ahora bien, es fundamental tener claro que la base de esta revolución tecnológica para las empresas se encuentra en la infraestructura que soporta su conectividad: las redes. Unas redes que, desgraciadamente, en bastantes casos todavía se basan en los puntos que enumerábamos al principio y que, por lo tanto, no responden a las necesidades actuales. ¿Y qué significa esto? Pues que en muchas redes empresariales se experimentan problemas relacionados con el crecimiento de los trabajadores con necesidades de movilidad, dificultades para gestionar los servicios cloud y, algo de lo que tenemos noticias cada poco tiempo, no han sido diseñadas para responder a la grave amenaza que suponen los, cada día más complejos, ciberataques de todo tipo.

Así pues, y de cara a afrontar un proceso de transformación digital, lo primero que deben hacer las empresas es asegurarse de contar con una infraestructura de red diseñada para ser flexible, programable y abierta, que a la vez que cuente con funciones básicas y avanzadas para automatizar tareas, realizar analíticas completas con respecto a su uso, y que, en virtud de esas prestaciones, sea un elemento clave en un entorno que cuente desde el primer día con la innovación en su ADN.

La Red Intuitiva, una nueva y completa plataforma de Cisco, ha sido construida desde sus cimientos con esas características, y en su desarrollo se ha tenido en cuenta que la clave de infraestructuras de red que se adaptan, constantemente, a las cambiantes necesidades de sus usuarios, deben estar centradas en el software (que dirige el conjunto), deben contar con un alto grado de automatización, deben contar con los medios necesarios para ofrecer a adaptabilidad y flexibilidad y, por supuesto, deben ofrecer un insuperable nivel de seguridad.

El incremento en el volumen de información gestionado por las redes multiplicará las exigencias sobre los administradores de red. Las redes intuitivas pueden aliviar esta sobrecarga en gran medida.

La tendencia de un mundo totalmente contectado mediante Internet de las Cosas, y con cada vez más servicios de todo tipo en la nube, son otros aspectos que debemos tener muy en cuenta a la hora de diseñar e implementar nuestras redes, pues en caso contrario, en muy poco tiempo nos podemos encontrar con una infraestructura incapaz de satisfacer nuestras necesidades. La consultora IDC ha publicado recientemente un informe que demuestra esa tendencia, y que afirma que en los próximos dos años, hasta el 45% de las organizaciones triplicarán su nivel de adopción de redes que se adapten a este nuevo escenario, y que sean capaces de dar respuesta a los desafíos impuestos por esta nueva era digital.

Con más de 30 años de experiencia y una posición de indiscutible liderazgo en el campo de las redes, Cisco ofrece, con La Red Intuitiva, un modelo de conectividad inteligente que se integra perfectamente en el entorno Cisco DNA que trae a la primera línea el paradigma de las redes basadas en la intención.

La clave de este nuevo concepto es que es la propia red la que, de manera automática, y gracias sus capacidades de análisis y sus funciones basadas en machine learning, se adapta de manera automática a las necesidades de sus usuarios, y realiza de manera automática todos los ajustes necesarios para optimizar el uso de los recursos y adaptarlo a las circunstancias de cada momento.

Las Redes Basadas en la Intención engloban: políticas, automatización, assurance y análisis, seguridad e infraestructura programable.

Este nuevo modelo de red permite a los responsables de TIC reducir de manera sustancial el tiempo y los recursos que deben dedicar a la administración y configuración de la misma, además de garantizar un tiempo de respuesta muy rápido en caso de que cambien las circunstancias y sea necesario efectuar algún cambio en su configuración. Los responsables sólo deben definir los objetivos, y La Red Intuitiva se encargará de adoptar todas las medidas necesarias para alcanzarlos.

Cisco SD-Access es una solución integral diseñada para ofrecer una infraestructura de red basada en la intención, y que además ofrece un sistema de administración unificado para redes cableadas e inalámbricas con un sistema de gestión de políticas que permite unificar accesos y facilitar la movilidad. También cuenta con las herramientas necesarias para realizar, de manera automática, la segmentación de nuestras redes, y una completa política de grupos. De esta manera agilizaremos al máximo la gestión de la conectividad de cada usuario de la red (ya sea un usuario, un servidor o un dispositivo IoT).

Todo esto responde a un fin muy concreto: poner las redes empresariales al servicio de las mismas en este nuevo contexto tecnológico. Aquellas que ya han dado el salto han logrado, con ello, incrementar sus ingresos y fidelizar a sus clientes. Dejar de dedicar tiempo y recursos a administrar la red, permite que estos se empleen en mejorar los modelos de negocio, buscar nuevas oportunidades y, claro, sacarle aún más partido a aquello que ya hacemos hoy en día.

Además, aunque estamos hablando de un gran cambio, es posible sumarse a esta revolución sin, por ello, tener que desechar las inversiones ya realizadas. La integración de La Red Intuitiva y su modelo de redes basadas en la intención con Cisco DNA hace que podamos estar tranquilos a este respecto: romper con las redes del pasado no significa desaprovechar las inversiones ya realizadas.

Es mucho, sin duda, lo que ofrecen las redes basadas en la intención. Tanto que, seguramente, ahora mismo te estés haciendo muchas preguntas al respecto: ¿pero cómo funcionan? ¿Son lo que yo necesito? ¿Qué mejoras puedo obtener en mis actividades profesionales? Para saber más y disipar todas las dudas, te recomendamos este informe de la consultora Gartner sobre redes auto-adaptables, y qué encaje tienen en las necesidades de negocio.

 

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!