Conecta con nosotros

Noticias

El 55% de los circuitos integrados de conectividad que se vendan en 2018 serán chips wireless

Publicado el

El 55% de los circuitos integrados de conectividad que se vendan en 2018 serán chips wireless

Internet de las Cosas no sólo está impulsando todo lo relacionado con el big data y la analítica. También se ha convertido en un gran apoyo para la industria hardware. Y para muestra, los datos desvelados por la consultora IHS Markit, que destaca que el 55% de las ventas de circuitos integrados de conectividad que se harán este año corresponden a chips wireless, tanto destinados a redes inalámbricas de área local, Bluetooth, móvil y wireless de bajo consumo.

Todo gracias a la expansión de IoT, que además va a ser la causa de que a lo largo de los próximos cinco años, la conectividad wireless juegue un papel cada vez más importante en sectores como la automoción, el transporte, la electrónica industrial, las comunicaciones, los ordenadores o la medicina.

Esta oportunidad que ofrece Internet de las cosas está impulsando la competición entre las diversas tecnologías wireless existentes, como Bluetooth, WiFi o LTE. Este impulso se ve aumentado por compañías dedicadas al desarrollo de redes amplias de largo alcance (LoRaWAN), como Sigfox y Thread.

Julian Watson, Analista senior de IoT en IHS Markit apunta a que “la enorme cantidad de casos de uso de IoT que necesitan una gran duración de baterías, una extensa cobertura y movilidad están disparando la demanda de wireless móvil y de bajo consumo. WLAN, BLuetooth y Zigbee ya están afianzadas en los sectores de automatización del hogar y electrónica de consumo. Y en los próximos años, el wireless va a tener un enorme impacto en sectores como el sanitario, en el que los proveedores se apoyarán mucho en la conectividad wireless para rastrear y trazar equipamientos costosos en espacios grandes, así como para controlar la condición de pacientes en entornos domésticos“.

Por otro lado, el paso a 5G disparará las inversiones entre 2020 y 2030, un periodo en el que se espera que los gastos en conectividad wireless llegue a los 2,4 billones. Pero será la industria, y no los consumidores, la que se encargue de impulsar el sector. La mayoría del crecimiento de las peticiones de conexión vendrán de casos de uso industriales, y no del mercado de consumo.

En cuanto al IoT de banda estrecha (NB-IoT), permitirá la conectividad en dispositivos de IoT que se usen en todo tipo de entornos, como en suministros básicos, agricultura, servicios basados en la ubicación o ciudades inteligentes. También hará avanzar la venta de estos chips wireless. La impulsarán movimientos como el fuerte crecimiento del despliegue de este tipo de redes en Europa y China, que va a continuar. Y todo apunta a que Asia contará con el 88% de las conexiones NB-IoT en 2020. Mientras, en Estados Unidos, seguirá el avance de las redes LTE Cat-M1.

Mientras tanto, las redes LoRa (Wan de bajo consumo) seguirán proliferando en redes privadas y entre los proveedores de servicios no convencionales, como los operadores de cable. En los últimos tiempos, estas redes han conseguido un papel dominante en el mercado de LPWAN. En 2017 se pusieron en marcha 32 millones de nodos de este tipo de red, mientras que se espera que en 2018 su número crezca hasta los 57 millones.

Y el Bluetooth, que ya es todo un clásico, sigue contando con un buen empuje y una gran base de usuarios, lo que le aporta ventaja frente a otras tecnologías, como Zigbee. Todavía se la ve como una tecnología de consumo, pero la tecnología de malla está permitiendo que el Bluetooth se esté empleando en aplicaciones comerciales e industriales como la iluminación y la automatización de edificios. Así, se espera que en 2022 se vendan unos 392 millones de dispositivos de automatización de iluminación y edificios.

Así, a medida que cada vez haya más cantidad de dispositivos compatibles con WiFi en hogares y empresas, el estándar 802.11ax irá ganando en peso en el mercado. Se espera que se convierta en el estándar WiFi de facto durante la próxima década. Su mercado comenzará a crecer con rapidez hacia 2020, después de que la WiFi Alliance presente un programa de certificación. Así las cosas, se espera que el mercado de los chipsets 802.11ax llegue a los 855 millones de dólares para 2022.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!