Conecta con nosotros

Noticias

La Comisión Europea presenta su estrategia para los datos y la Inteligencia Artificial

Publicado el

La Comisión Europea presenta su estrategia para los datos y la Inteligencia Artificial

La Comisión Europea ha presentado una batería de propuestas relacionadas con los datos y con la Inteligencia Artificial con los que espera convertir a la Unión Europea en un líder en este último campo, centrándose para ello en la confianza y la transparencia. Con estas propuestas se espera que la Inteligencia Artificial pueda contribuir a la resolución de problemas relacionados con el cambio climático, la movilidad y el cuidado de la salud. Eso sí, con la determinación de evitar que las empresas tecnológicas privadas tengan influencia en la regulación y dominen los datos necesarios para el desarrollo de los algoritmos.

Las propuestas llevarían a cambios en la forma en que se recopilan y comparten los datos, lo que supone un esfuerzo para equilibrar el terreno entre las empresas europeas y sus competidoras de China y Estados Unidos. En ellas se puede apreciar que la Comisión quiere prevenir posibles abusos, al mismo tiempo que cimenta la confianza entre los ciudadanos, para que puedan conseguir las ventajas que promete la tecnología.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Europa lleva años siendo percibida como rezagada con respecto a Estados Unidos y China en lo relativo a la Inteligencia Artificial. Pero la UE quiere acabar con ello. con esta nueva estrategia, entre otras cosas, una mayor cooperación entre los sectores público y privado. También apuesta por la creación de un mercado digital único en el continente, un objetivo que la Comisión Europea lleva planteando años, pero sin demasiados resultados.

La UE cree que extractando datos de gobiernos y empresas se crearía un activo crítico, que Europa podría utilizar para impulsar el desarrollo de la Inteligencia Artificial. La Comisión está eso sí preocupada porque los datos en bruto, sobre todo de individuos, están siendo recogidos y controlados por un grupo de empresas.

Para mejorar la competitividad, la Comisión Europea quieren recopilar estos datos de forma que estén disponibles para los emprendedores interesados en emplearlos como base para la creación de nuevas compañías y servicios. Para que los ciudadanos estén conformes y cómodos con esta centralización de los datos, las propuestas de la UE detallan normativas estrictas, así como la supervisión del despliegue de la Inteligencia Artificial.

Según ha manifestado la Comisaria Europea para una Europa Lista para la Era Digital, Margrethe Vestager, «queremos una economía competitiva y justa. Queremos mercados únicos, en las que empresas de todos los tamaños puedan competir en igualdad de condiciones, y donde el camino del garaje a la startup sea tan corto como sea posible. Pero esto también implica una economía en la que el poder del mercado que tienen algunas entidades no se puede utilizar para bloquear la competencia. Asimismo, va de una economía en la que los consumidores pueden estar seguros de que sus derechos se respetan y donde los beneficios pagan impuestos donde se producen«.

Las propuestas también contienen normas para evitar que el sesgo algorítmico lleve a la discriminación. Además, la Comisión quiere crear un proceso de certificación para usos de Inteligencia Artificial de alto riesgo. Por ejemplo, en los vehículos. Para otros usos menos arriesgados, está barajando la implantación de un sistema voluntario de etiquetado para la publicación de información sobre los algoritmos y datos utilizados.

La Comisión seguirá también estudiando todo lo relacionado con el reconocimiento facial. Mientras que a usos como el desbloqueo de un smartphone se les ve como relativamente seguros, sus miembros quieren advertir de que el uso del reconocimiento facial para identificar de manera remota a las personas tiene riesgo para los derechos humanos. En la actualidad, el uso del reconocimiento artificial de dicha forma se permite en Europa solo en situaciones muy concretas y cuando es de gran interés público. La Comisión propone al respecto «un debate amplio sobre las circunstancias que puedan justificar excepciones en el futuro, si las hay«.

Eso sí, a pesar de las intenciones de la Comisión, los anuncios que han hecho son únicamente declaraciones de principios y objetivos por lo que queda mucho trabajo por delante para hacerlos realidad. E inversiones. Entre ellas, los planes del grupo para invertir casi 21.000 millones de dólares en programas de Investigación de datos e Inteligencia Artificial, así como en las plataformas que permitirán realizar el minado de datos que quiere acometer la Comisión Europea.

Según Ursula von der Leyden, Presidenta de la Comisión Europea, «queremos que los ciudadanos confíen en la tecnología nueva. La tecnología es siempre neutral. Todo depende de lo que hagamos con ella. Por lo tanto queremos que la aplicación de estas nuevas tecnologías merezcan la confianza de nuestros ciudadanos. Por eso promovemos un enfoque para la Inteligencia Artificial centrado en los humanos y responsable. Tenemos que asegurar que los datos que se utilizan están libres de sesgo«.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!