Conecta con nosotros

A Fondo

Philips 326P1H, análisis: trabaja sin trabas

Publicado el

La oferta de monitores se multiplica día a día y su tipología y características es amplísima. En el último año hemos visto además como aumenta su demanda debido al teletrabajo. Es posible que en aquellos tiempos, cuando el trabajo desde casa era una utopía nos bastara con el portátil, ya que tan solo lo utilizábamos de vez en cuando o tal vez un día a la semana. Pero el año pasado muchos nos vimos relegados a nuestras casas y entonces nos dimos cuenta que ese monitor teníamos o ese portátil que no era suficiente para realizar nuestro trabajo con soltura y comodidad. Puede que ya nos diéramos cuenta en la oficina, que ese monitor ya se nos quedaba corto, pero ahí, poco podíamos hacer.

En este sentido, Philips es una de las marcas que más se ha esforzado por ofrecer los monitores más completos y versátiles. En esta ocasión analizamos el modelo Philips 326P1H un monitor pensado para ser todo lo que necesitemos en una jornada de trabajo de 2021.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

El Philips 326P1H es un monitor de 32 pulgadas con un formato de 16:9 que nos permite tener abiertas dos ventanas a la vez y trabajar simultáneamente de manera cómoda. Los marcos son mínimos, de unos 0,5 centímetros, el más amplio es el de abajo, ya que ahí se encuentran los botones del menú del monitor.

La peana es bastante grande y pesada (pesa unos 4 kg). Su diseño es contenido, cuenta con una amplia base cuadrada de 28 centímetros que nos permite dejar algún elemento del escritorio si fuera necesario.

Las conexiones principales del monitor se encuentran en la parte trasera y baja del monitor pero contamos con dos conectores USB más accesibles. Una gran ventaja de este monitor, sobre todo si trabajamos con un portátil es que viene con una estación de acoplamiento integrada con conexión tipo USB-C y con una fuente de alimentación que te permite cargar un portátil con hasta 90 W. También puedes conectar directamente al monitor otros periféricos, como el teclado, el ratón y el cable Ethernet.

En total cuenta con las siguientes conexiones:

  • 1 DisplayPort 1.4
  • 2 HDMI 1.4
  • 1 USB-C 3.2 permite carga de hasta 90W
  • 1 salida DisplayPort
  • 4 USB 3.2
  • Salida de Audio
  • 1 RJ45 Ethernet LAN hasta 1G

Como decíamos, este monitor está preparado para la nueva corriente de trabajo que se ha instaurado a marchas forzadas durante el 2020, ¿te diste cuenta que no tenías webcam porque pensaste que nunca la ibas a utilizar? El Philips 326P1H resuelve esta necesidad ya que incorpora una webcam de dos megapíxeles con micrófono integrado. Esta cámara está en formato pop-up, podemos dejarla guardada y sacarla cuando la necesitemos o dejarla siempre a la vista si queremos utilizar el sistema de reconocimiento facial de Windows, Windows Hello.

El sistema de extracción pop-up, podría ser más sensible. La cámara se encuentra en la parte superior del monitor, para sacarla tienes que apretar, de forma que activas el resorte de salida y la cámara aparece. El problema es que hay que apretar algo fuerte para activarlo y puesto que este monitor es totalmente ajustable, puede subirse hasta un máximo de 18 centímetros desde la peana, corremos el riesgo de bajar el el monitor si presionamos fuerte para sacar la cámara. No es un problema muy grave ya que es muy sencillo ajustar la altura del monitor, solo tenemos que subirlo o bajarlo tan solo empujando a la altura que deseamos. Pero puede hacerse un poco tedioso.

El Philips 326P1H incorpora dos sensores de luz situados en la parte baja del monitor, PowerSensor y un LightSensor. El PowerSensor detecta si estamos en frente de la pantalla y cuando ve que nos hemos ido se apaga automáticamente, el LightSensor es un sensor de luz como el de los móviles, que ajusta el brillo y el contraste de manera automática. Ambos podemos activarlos o no desde el panel de opciones del monitor.

El monitor Philips 326P1H ofrece imágenes de alta definición Quad HD 2560 x 1440 px, es decir 2K. Facilitan la visualización de todos los detalles con (31,5 cm/80 cm de diámetro). Además posee tecnología Flicker-Free para una visualización más cómoda, esta tecnología busca nuestra fatiga ocular, regulando el brillo de la pantalla de manera automática. También podremos activar el LowBlue Mode si queremos descansar más la vista. Así mismo cumplen con el estándar TUV Rheinland Eye Comfort, para evitar la tensión ocular causada por el uso prolongado de los monitores.

Al contar con una pantalla IPS, ofrece ángulos de visión amplios de 178/178 grados, lo que nos permite ver la pantalla desde cualquier ángulo y con una gran precisión de color.

El Philips 3261P1H cuenta también con dos altavoces integrados de 5 W. No se trata de una gran calidad, pero pensemos que está pensados para videollamadas, por lo que la potencia y la calidad es suficiente y nos evita tener que comprar otros altavoces adicionales o auriculares, en caso de que no queramos o no tengamos.

Por último, este monitor cuenta con una etiqueta A de consumo energético, un detalle muy importante a valorar, sobre todo si va a ser un monitor que se va a instalar en casa. Ya que en estos tiempos también han aumentado el consumo energético en los hogares, debido precisamente al teletrabajo.

Conclusiones

El monitor Philips 326P1H es uno de los modelos más completos y preparados para ofrecer una experiencia óptima de trabajo que podemos encontrar en el mercado. La marca ha pensado en todas las necesidades que puede tener un trabajador en los últimos tiempos. Cámara para las videoconferencias que sustituyen a las reuniones, micrófono y altavoces integrados si nos incomodan los auriculares, sensores que alivien la fatiga visual para las jornadas interminables, bajo consumo para que la factura de la luz no aumente y formato panorámico y ajustable para ser lo más multitareas posible.

Pero si nuestro monitor es algo más que una herramienta de trabajo, el Philips 3261P1H también nos da una buena respuesta ante juegos que no sean muy exigentes. Estamos ante una pantalla con una resolución 2K y una tasa de refresco de 75 Hz, por lo que no va nada mal con muchos de los títulos actuales que no requieran equipamiento profesional. Su precio de 510,08€ lo sitúa en la gama media alta dentro de los monitores profesionales, pero es una compra de la que nos será muy difícil arrepentirnos si tomamos la decisión.

En el mundo de la tecnología por casualidad pero enormemente agradecida. Social Media Manager, Redacción, Organización y cualquier reto que se me proponga.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!