Conecta con nosotros

Noticias

Rusia ya está controlando el tráfico de Internet en la Ucrania ocupada

Publicado el

Rusia ya está controlando el tráfico de Internet en la Ucrania ocupada

Desde finales del pasado mes de mayo, cientos de miles de personas que residen en la zona que Rusia ha ocupado de Ucrania tienen su conexión de Internet y telefónica controlada por las autoridades rusas, según Wired. Los proveedores de servicio ucranianos locales, como ha sucedido con los de Kherson, KhersonTelecom, se han visto obligados a redirigir todo su tráfico a través de un proveedor ruso, y por tanto, de la censura rusa, que limita el acceso a diversos recursos online y fuentes de información.

Desde el 30 de mayo, se calcula que unas 280.000 personas tienen problemas intermitentes de conexión, ya que los proveedores de servicio de Internet que tienen en Ucrania se ven forzados a redirigir sus conexiones a través de infraestructura rusa. Las compañías han tenido que hacerlo así bajo amenaza de las fuerzas de ocupación rusa de que si no lo hacían tendrían que dejar de dar servicio a sus clientes. Mientras tanto, los rusos han ido tomando el control de servidores, torres de telecomunicaciones y otras infraestructuras de comunicaciones críticas.

KhersonTelecom cambió por primera vez su tráfico de Internet a una red rusa el 30 de abril, y después volvió a sus conexiones ucranianas durante la mayor parte de mayo. Pero desde el día 30 parece que ha vuelto a las redes rusas sin visos de regresar. En la actualidad, todo el tráfico de la compañía se dirige a través de Miranda Media, una empresa con base en Crimea que a su vez está conectada al proveedor de telecomunicaciones ruso Rostelecom. Entre sus partners están el Servicio de seguridad de Rusia y el Ministerio de defensa de Rusia.

Al día siguiente, medios de comunicación rusos controlados por el estado, como RIA Novosti, aseguraban que las zonas de Kherson y Zaporizhzhia habían pasado oficialmente a contar con conexiones a Internet de Rusia. Además, varios días antes, ese mismo medio señalaba que ambas regiones iban a empezar a utilizar el código telefónico ruso +7.

Según Victor Zhora, Subdirector de la agencia de ciberseguridad de Ucrania, la SSSCIP o Servicios del estado para las comunicaciones especiales y la protección de la información, en las regiones ocupadas de Ucrania, entre las que están Kherson, Luhansk, Donetsk y Zaporizhzhia; hay una red compuesta por unos 1.200 proveedores de servicio distintos.

Liliia Malon, Comisario del regulador de telecomunicaciones de Ucrania, asegura que son conscientes «de que la mayoría de ellos están forzados a conectarse a la infraestructura de telecomunicaciones rusa y a redirigir el tráfico. Desgraciadamente, hay casos de enrutado masivo de tráfico de operadores ucranianos a canales rusos. Las redes ucranianas están parcialmente bloqueadas o completamente desconectadas«.

Un análisis técnico confirma que las conexiones están cambiando. Cloudflare ha observado el tráfico de KehersonTelecom pasando a través de Miranda Media desde hace más de dos semanas en este mes de junio. Doug Madory, Director de la compañía de análisis y monitorización de Internet Kentik ha comprobado también que hay media docena de redes en Kherzon que se están conectando a ese proveedor, y que además, «cada par de días hay otra empresa que cambia al tránsito ruso desde Ucrania«.

Desde el principio de la invasión de Ucrania en febrero, desactivar o bloquear la infraestructura de Internet ha sido una táctica frecuente de Rusia, porque el control del flujo de información es un arma muy poderosa. Los misiles rusos han destruido torres de televisión y un ciberataque contra un sistema de satélites llegó a afectar incluso a varias zonas de Europa. Esto aparte de la desinformación. Pero a pesar de todo, las empresas de Internet de Ucrania han conseguido mantener a los ciudadanos ucranianos conectados. En las zonas ocupadas, el panorama es distinto, como hemos podido ver hasta ahora.

Los portavoces de dos de los principales proveedores de Internet de Ucrania, Kyivstar y Lifecell, han señalado que las fuerzas de ocupación rusas han desconectado su equipamiento en Kherson, y que no tienen acceso a él para repararlo o restaurar el servicio. Según la SSSCIP, el 20% de la infraestructura de telecomunicaciones de toda Ucrania ha sido dañada o destruida, y hay decenas de miles de kilómetros de redes de fibra que no funcionan.

Las fuerzas de ocupación rusas están tomando los sistemas de Internet en las zonas ocupadas de varias maneras. En primer lugar, mediante acceso físico, ya que están confiscando equipamiento. Y una vez que tienen su control, les dicen a los trabajadores ucranianos que reconfiguren las redes hacia Miranda Media, según Zhora, que señala que «si los empleados locales de estos provedores no quieren ayudarles con la reconfiguración, lo hacen ellos mismos«.

La SSSCIP ha aconsejado a los trabajadores que no arriesguen sus vidas ni las de sus familias, y Zhora asegura que esperan «ser capaces de liberar pronto estos territorios y que pase este periodo temporal de blackmailing a estos operadores«. También ha manifestado que es poco probable que se puedan restaurar las comunicaciones en la zona antes de que sea liberada. Eso implica que, al menos por ahora, las conexiones seguirán siendo redirigidas a través de Rusia, lo que permitirá no solo el control de las comunicaciones, sino también el despliegue de propaganda rusa.

Rusia también intenta controlar las comunicaciones a través de telefonía móvil. En las últimas semanas ha aparecido una misteriosa nueva empresa de móviles en Kherson. Según varias imágenes tiene tarjetas SIM blancas, sin marca, a la venta. Se sabe muy poco sobre ellas, pero parece que la red que emplean es rusa, porque aparece el prefijo +7 al principio de los números. Además hay datos de otros dos operadores móviles separatistas de Donetsk y Luhansk expandiendo el territorio al que dan cobertura a áreas ocupadas recientemente. Todo apunta a que un banco ruso abrirá pronto en Kherson y que ya están empezando a dar pasaportes rusos en la zona. Los rusos también han pasado las zonas ocupadas a la zona horaria de Rusia.

Los rusos están siguiendo, en las regiones que han ocupado, los mismos pasos que siguieron en Crimea tras ocuparla en 2014. En 2017 la desconectaron completamente del tráfico ucraniano y en la actualidad solo hay tráfico ruso en la zona. Tras ocuparla, las autoridades rusas desplegaron dos cables de Internet nuevos por el Estrecho de Kerch, por donde conectaron con Rusia a la zona, en un proceso que duró tres años y conexiones transfiriéndose poco a poco a lo largo de dicho tiempo.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!