Windows 10 Enterprise Technical Preview, instalación y prueba

Windows 10 Enterprise

Windows 10 Enterprise Technical Preview es una nueva versión de prueba de la próxima versión del sistema operativo de Microsoft destinada al mercado empresarial. Al igual que la versión de consumo Windows 10 Technical Preview, Microsoft lo está ofreciendo a los profesionales TI para testeo y recomienda registrarse en el programa Windows Insider para obtener la información más actualizada sobre las futuras características de la versión preliminar, así como para proporcionar comentarios directamente a los equipos que se dedican a compilar la próxima versión de Windows.

Windows 10 Enterprise Technical Preview está disponible para descarga en el TechNet Evaluation Center en versiones de 32 y 64 bits y en una docena de idiomas soportados incluyendo el español. Se ofrece en una imagen ISO que puede actualizar equipos con Windows 8.1 Enterprise, Windows 8 Enterprise o Windows 7 Enterprise, así como transferirlo a un medio extraíble como un DVD o unidad externa USB para instalaciones desde cero.

También puede probarse en una máquina virtual desde máquinas con Windows, OS X o Linux. Un método rápido y cómodo que no afecta a sistemas instalados teniendo en cuenta que no es una versión final y que es probable que se produzcan errores y problemas de compatibilidad. No se recomienda probar esta versión en máquinas de producción y de ahí las ventajas de usar la virtualización.

Instalación

Los requisitos mínimos del sistema son muy contenidos y confirman la promesa de Micrososoft de facilitar al máximo la actualización de equipos desde Windows 7 o Windows 8:

  • Procesador: 1 GHz o más.
  • RAM: 1 GB (32 bits) o 2 GB (64 bits).
  • Espacio libre en disco duro: 16 GB.
  • Tarjeta gráfica: dispositivo de gráficos Microsoft DirectX 9 con controlador WDDM.
  • Una cuenta de Microsoft y acceso a Internet.
  • Para usar la función táctil, se necesita un monitor compatible con multitoque aunque esta vista previa está enfocada a usos con teclado y ratón. Las mejoras de la función táctil se incluirán en actualizaciones futuras.

La instalación de Windows 10 Enterprise Technical Preview es idéntica a la de versiones previas anteriores y en general la de Windows 8 / 8.1 con la novedad del soporte para idioma español que comenzamos a ver en la misma instalación:

Windows 10 Enterprise

El programa permite como decíamos elegir entre una instalación desde cero o un modo actualización para conservar archivos personales y la mayoría de aplicaciones y configuración del sistema.

Windows_10_Enterprise_2

En cualquier caso la instalación se realiza en pocos minutos en una máquina con hardware actualizado, tras pasar por unas pantallas de configuración y la autenticación al sistema que se realiza a través de una cuenta registrada en Microsoft.

Windows 10 Enterprise Technical Preview

 

Windows 10 Enterprise

El arranque es directo al escritorio y no a la pantalla de inicio de Modern UI, como sucedía en Windows 8. Esta característica personalizable en Windows 8.1 está implementada por defecto en Windows 10 y es uno de los numerosos cambios realizados por Microsoft para potenciar el escritorio clásico y lograr una mayor flexibilidad e integración con la interfaz Modern UI. El sistema ofrece nuevos iconos, remozados en un diseño más plano y con la simplicidad como protagonista. Simplicidad que también puedes ver en las ventanas o en los botones de maximizar o minimizar.

La versión también cuenta con un nuevo menú de inicio accesible pulsando con el botón principal del ratón sobre el botón de inicio (o tecla rápida Windows). Es una de las características más solicitadas en los feedback de usuarios a Microsoft por lo que a firma lo ha vuelto a recuperar como un híbrido entre el clásico de Windows 7 y la pantalla de inicio de Windows 8, añadiendo un marco propio para aplicaciones Modern UI.

Windows 10 Enterprise

La pulsación con el botón secundario nos lanza el menú de usuario implementado en Windows 8, especialmente destinado a usuarios avanzados y profesionales TI que ofrece acceso directo a importantes características del sistema y que puede personalizarse para que muestre directamente el Windows PowerShell en vez del símbolo del sistema.

Una de las novedades de la versión es Continuum, una función que adaptará la interfaz del sistema operativo a un mismo dispositivo como un convertible, dependiendo si lo utilizamos como tablet o como portátil en el escritorio. Puedes probarlo activando el «Tablet Mode» desde la nueva pestaña de notificaciones ahora integrada en la barra de notificaciones.

Los escritorios virtuales es otra de las mejoras del trabajo del escritorio en Windows 10. Su activación y administración se realiza desde la misma barra de tareas a través de un icono denominado “Vista de tareas” o mediante un acceso rápido (Windows + Tab). Una buena manera de acceder de forma rápida a varios escritorios activos, cada uno con tareas o aplicaciones, facilitando la organización y productividad sin tener que utilizar sistemas de múltiples monitores.

Windows 10 Enterprise

También destacado la inclusión de un nuevo navegador web denominado Spartan que apostará por el minimalismo y estrenará un nuevo motor de renderizado para aumentar el rendimiento. Spartan todavía no está activo aunque puede probarse el nuevo motor de renderizado escribiendo en la barra de direcciones de Internet Explorer about: flags y habilitando la función Experimental Web Platform. 

También novedad el asistente digital por voz Cortana implementado en Windows 10 que permitirá búsqueda de archivos locales o en la nube, apertura de aplicaciones, envío de correos, etc. Microsoft añadirá soporte en español para el asistente digital en próximas actualizaciones, antes de la versión final.

En cuanto a la ejecución de aplicaciones empresariales, la mayoría deberían funcionar pero es probable que se produzcan problemas con las aplicaciones personalizadas o las más antiguas. Para anticiparse a los problemas potenciales, Microsoft recomienda ejecutar las aplicaciones en sus equipos de prueba de Technical Preview y mantenerlos en ejecución para observar cómo afectan las actualizaciones a la compatibilidad. También puedes probar las instaladas por Microsoft en el sistema, soportando las denominadas «aplicaciones unificadas» que funcionarán igual en PC, tablets o smartphones y bajo una sola tienda de aplicaciones.

La configuración general del sistema sigue estando accesible a través del panel de control o en una nueva pantalla “settings” con lo principal para la configuración de los parámetros más importantes del sistema.

Windows 10 Enterprise

Novedades en funciones empresariales

Por supuesto, Windows 10 Enterprise cuenta con las herramientas administrativas que ya conoces o herramientas mejoradas como Windows To Go (Windows para llevar) o la herramienta de cifrado BitLocker. Aunque menos visibles que todas las novedades de la versión de consumo, Windows 10 Enterprise tendrá mejoras bajo el capó que serán igualmente importantes, permitiendo a las empresas implementar y administrar el sistema operativo con mayor facilidad que versiones anteriores.

Windows 10 permitirá que los dispositivos se conecten a Azure Active Directory (AD) añadiendo el soporte actual en Windows para la versión tradicional de AD. Los usuarios serán capaces de iniciar sesión en Windows con cuentas Azure AD y será capaz de mezclar ambos, AD y Azure AD juntos.

Las opciones de gestión de dispositivos de Windows 10 serán más amplias que las de Windows 8.1. En este último sistema operativo, Microsoft introdujo las capacidades de gestión de dispositivos móviles (MDM) que permitieron a las empresas gestionar PCs, tabletas y teléfonos inteligentes. En Windows 10, Microsoft añadirá opciones de MDM también para dispositivos propiedad de las empresas, permitiendo a los administradores inscribir dispositivos de forma automática en un servicio MDM, añadiendo mayor flexibilidad en todos los escenarios.

Windows_10_Enterprise_8

Con ello, Windows 10 incluirá soporte para la gestión de múltiples usuarios que comparten un único dispositivo, el control total de la Windows Store, redes privadas virtuales VPN, capacidad de borrado de dispositivos y la configuración de las políticas de protección de datos empresariales.

Como hemos visto en los requisitos mínimos de hardware, Windows 10 también será más fácil de desplegar. El sistema operativo tendrá los mismos que Windows 7 y 8, lo que significa que las empresas deben ser capaces de actualizar la mayor parte de sus PCs actuales.

Windows 10 soportará actualizaciones in-situ, es decir, los administradores no tendrá que limpiar sistemas operativos anteriores en un PC antes de instalar Windows 10. Además, la actualización preservarán todas las aplicaciones, datos y las configuraciones de la versión de Windows que se sustituye. Una vez que Windows 10 ha sido instalado, los usuarios no perderán tiempo a la caza de documentos perdidos o volver a instalar las aplicaciones que faltan.

En cuanto a seguridad, Windows 10 contará entre otras, con una nueva función de autenticacion de dos factores que ratará el dispositivo como un factor y un PIN de usuario o una firma biométrica (como una huella digital) como otra. El sistema operativo separará datos personales y corporativos, otro elemento que podría ser útil en entornos BYOD.

Avances notables en gestión y administración, facilitando el despliegue en compañías grandes y pequeñas, favoreciendo las posibilidades del fenómeno BYOD, aumentando la seguridad de la plataforma y con todo tipo de mejoras en la interfaz para favorecer el trabajo con teclado y ratón en el escritorio clásico.

Windows_10_Enterprise_9

Aunque no está confirmado, si se cumple el calendario previsto, la RTM de Windows 10 podría estar disponible en primavera-verano de esta mismo año, con lanzamiento de esta versión final comercial de consumo y esta Enterprise entre los meses de septiembre y octubre.