¿Qué aporta el nuevo estándar USB 3.1 Type-C?

USB 3.1 es el nuevo estándar de interconexión de periféricos USB, aprobado junto al nuevo conector USB Type-C por la organización responsable de la norma, USB Implementers Forum, que reúne a compañías de la talla de HP, Intel o Microsoft. Un estándar muy importante en la era de la movilidad porque lo usan decenas de millones de dispositivos.

El avance más destacado de USB 3.1 frente a anteriores versiones de la norma es un gran aumento de rendimiento, con ancho de banda de hasta 10 Gbps, mejorando a la vez en consumo de energía. Otra ventaja importante para la industria y el consumidor radica que es compatible con estándares anteriores, USB 3.0 y USB 2.0.

Tan importante como el aumento de velocidad es la adopción del conector Type-C, que tiene la misión de ofrecer un sistema de conexión realmente universal y multipropósito, capaz de transferir grandes cantidades de datos o cargar pequeños dispositivos de movilidad sin necesidad de recurrir a incómodos adaptadores.

usb-type-c

Además es reversible, funcionando en cualquier posición lo que ahorrará muchos problemas técnicos relacionados con puertos y conectores que se estropean al ser forzados en las normas USB anteriores. Su tamaño es similar al actual Micro-B de USB 2.0, lo suficientemente robusto para portátiles y tablets y lo suficientemente delgado para teléfonos móviles y wearables.

El nuevo conector USB Type-C soporta carga de energía escalable y está preparado para soportar las necesidades de aumento de rendimiento futuro del gran estándar de conexión de periféricos. No es retrocompatible con normas USB anteriores aunque para facilitar la transición, la industria está ofreciendo cableado (único) para soportar USB 3.1 y anteriores.

Otro aspecto interesante de USB Type-C es su uso por el Thunderbolt 3 de Intel. Una norma mucho más rápida y avanzada que USB pero que no tiene la gran implantación de ésta. El uso de este conector hará a Thunderbolt 3 mucho más accesible conservando todas sus ventajas, especialmente un ancho de banda hasta 40 Gbps, capaz de alimentar, por ejemplo, dos monitores Ultra HD. La última especificación de Intel permitirá a los usuarios mover datos desde soportes nativos DisplayPort 1.2, PCIe de tercera generación, HDMI 2 y USB 3.0.

HP_BUSINESS