Entornos de impresión profesional: láser y tinta

El mundo de la impresión profesional ha experimentado un importante avance durante los últimos años gracias a los esfuerzos en I+D que han llevado a cabo empresas como HP, dirigidos a mejorar no solo el nivel de prestaciones de sus impresoras, sino también la seguridad, el coste de propiedad y la eficiencia.

HP tiene un compromiso con sus clientes que va más allá del rendimiento y la calidad de impresión, y que se extiende a la creación de un entorno de impresión profesional protegido y sostenible. En este sentido la introducción de la tecnología de tóner JetIntelligence y las recientes impresoras EcoSmart ha marcado un importante punto de inflexión, y ha estado unido a importantes mejoras de seguridad que, como vimos en este artículo, ayudan a proteger tanto la impresora como los datos y los documentos.

Los avances que ha conseguido HP también han mejorado en gran medida sus tecnologías de impresión láser y de tinta, tanto que las impresoras HP LaserJet de última generación son hasta un 40% más eficientes comparadas con los modelos anteriores, y las impresoras HP PageWide han derribado todos los mitos de la impresión profesional basada en tinta.

Con esto en mente elegir una configuración de impresoras profesionales HP basadas en tinta o láser puede ser complicado, ya que ambas ofrecen un gran valor. Somos conscientes de ello, así que en este artículo queremos daros una serie de pautas que os ayudarán a tomar una decisión acertada.

Piensa en tus necesidades

Es fundamental para tomar una decisión acertada. Una gran empresa puede estar formada por diferentes departamentos y grupos de trabajo que pueden tener necesidades dispares. Esto supone que limitar la elección de las impresoras a un tipo concreto puede ser problemático e ineficiente.

HP ofrece un amplio abanico de soluciones profesionales en sus gamas HP PageWide Pro y Enterprise, y también en sus líneas HP LaserJet Pro y Enterprise, así que no temas recurrir a un entorno de impresión híbrido con ambas tecnologías (láser y tinta) si es lo que  mejor se adapta a las necesidades reales de tu empresa.

Sé lo que estás pensado, queda claro que combinar ambas tecnologías puede ser positivo, ¿pero qué criterios de decisión debo seguir? Tranquilo, no vamos a dejarte con la duda, este guión te servirá de base para elegir.

1.-¿Cuánto se imprime en tu empresa?

Es un punto básico. En general las impresoras basadas en tinta están diseñadas para trabajar de forma óptima con un flujo de trabajo mensual inferior al de las impresoras basadas en tecnología láser.

Podemos fijar un criterio simple pero efectivo: si el volumen máximo de impresión mensual ronda las 6.000 páginas las soluciones HP PageWide Enterprise basadas en tinta son una excelente opción, ya que presentan un bajo coste de propiedad, un alto rendimiento y cuentan con funciones avanzadas de gestión y de seguridad. Por contra, si superamos dicha cifra debemos optar por las impresoras HP LaserJet Pro o Enterprise.

2.-Funciones de seguridad y gestión

Las impresoras HP PageWide Pro y Enterprise cuentan con funciones de seguridad y de gestión que permiten llevar a cabo una integración sencilla, y disfrutar de un mantenimiento eficiente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que dan lo mejor de sí en entornos de impresión profesional que tengan una infraestructura de red sencilla y cuenten con hasta 15 empleados.

En cambio las impresoras HP LaserJet Pro y Enterprise van un paso más allá. Están preparadas para integrarse en una infraestructura de red avanzada, cuentan con funciones de seguridad de última generación y pueden cubrir sin problemas las necesidades de grupos de trabajo de hasta 30 personas.

3.-Valora cambios a medio y largo plazo

Renovar un entorno de impresión profesional representa una inversión importante, y como tal no podemos limitarnos a hacer un enfoque de nuestras necesidades a corto plazo, ya que si adquirimos impresoras que cubren de manera ajustada nuestras necesidades presentes puede que tengamos problemas cuando nuestra empresa crezca un poco y cambien dichas necesidades.

Lo entenderemos mejor con un ejemplo. Si actualmente tenemos dos departamentos con un flujo de trabajo de 3.000 impresiones al mes y otro con 6.500 impresiones al mes podríamos pensar que lo ideal sería optar por impresoras HP PageWide Enterprise en ambos, pero estaríamos ajustando demasiado la decisión en el caso del segundo departamento. La mejor opción sería, por tanto, optar por dichas impresoras para el primer departamento y decantarnos por impresoras HP LaserJet Enterprise para el segundo departamento.

Con esto estaríamos creando un entorno de impresión híbrido perfectamente optimizado que podríamos gestionar sin problemas gracias a las herramientas que integran las impresoras profesionales de HP.

Si a pesar de toda la información que hemos compartido contigo tienes dudas recuerda que puedes contactar con los expertos que integran los servicios de impresión gestionada de HP. Ellos te ayudarán no solo a renovar tu entorno de impresión con los equipos que mejor se adapta a tu empresa, sino que además se ocuparán de mantenerlo optimizado en todo momento.