7 de diciembre de 2016

MuyComputerPRO

Red Hat e IBM, claves para la eficiencia energética en el proyecto SmartCity Málaga

Red Hat e IBM, claves para la eficiencia energética en el proyecto SmartCity Málaga

Red Hat e IBM, claves para la eficiencia energética en el proyecto SmartCity Málaga
agosto 31
14:39 2013

Smartcity Málaga

El proyecto Smart City, la mayor iniciativa europea de ciudad ecoeficiente, formado por un consorcio de 11 empresas lideradas por Endesa, pretende racionalizar el consumo energético de los usuarios y reducir las emisiones de CO2, gracias al uso de nuevas tecnologías. Red Hat Enterprise Linux es parte esencial del proyecto, asegurando la fiabilidad, disponibilidad y el funcionamiento de los sistemas e infraestructuras de TI de IBM.

El proyecto está desarrollando la siguiente generación de redes de distribución eléctrica, de manera que permita a los usuarios y las compañías de distribución colaborar codo con codo para superar el desafío energético. El propósito es fomentar el uso de energías renovables y el compromiso con un consumo racional y eficiente.

Gracias a esto se están desplegando, en la zona malagueña del barrio de la Misericordia, tecnologías de última generación en smart metering, comunicaciones y sistemas, automatización de la red, generación y almacenamiento distribuidos, e infraestructura inteligente de carga de vehículos. Este proyecto persigue crear una red eléctrica inteligente que dará servicio a 12.200 usuarios, de los que 300 serán industriales, 900 de servicios y 11.000 clientes domésticos. El objetivo final del proyecto es conseguir, con el desarrollo de nuevas tecnologías, un ahorro en el uso energético del 20%, así como una reducción de emisiones de más de 6.000 toneladas de CO2 al año

IBM, un socio clave del proyecto SmartCity

IBM se encargó de proporcionar los componentes de la infraestructura tecnológica básica de hardware y software. El despliegue de esta infraestructura facilita el desarrollo de gran parte de las funcionalidades definidas en el proyecto, además de poner a disposición del proyecto un entorno colaborativo que permite la colaboración en equipo para dar soporte a la gestión, operativa y correcto funcionamiento del proyecto SmartCity.

Una segunda función clave de IBM dentro del proyecto fue la de diseñar los sistemas necesarios para la gestión de los vehículos eléctricos, en cuanto a su interconexión e impacto en la red se refiere. Además de definir la funcionalidad de dichos sistemas, se lleva a cabo el desarrollo de la lógica a implementar en los mismos, definición de los procedimientos a seguir, así como software embebido que reside en el propio vehículo eléctrico o dispositivos relacionados con su carga y conexión a la red.

Las diferentes tecnologías se integran con los sistemas de información y dispositivos que forman redes inteligentes de distribución. Estas redes están gestionadas a través de la infraestructura de IBM, basada en Red Hat Enterprise Linux.

La elección de Red Hat respondió a distintos factores clave, de acuerdo con las necesidades específicas de una infraestructura de SmartGrid, y ha proporcionado importantes beneficios a la arquitectura de TI del proyecto SmartCity.

Una infraestructura basada en Red Hat Enterprise Linux

Para soportar todas estas funciones, IBM construyó una infraestructura de TI basada en mainframe, con servidores System z10 2097-E12 con 4 IFLs y 48 GB de memoria y virtualizados con IBM z/VM. Como sistema operativo para todas las máquinas que dan soporte a los aplicativos que corren en el servidor central, se eligió Red Hat Enterprise Linux. Esta infraestructura permite ejecutar un número ilimitado de de máquinas virtuales con Red Hat Enterprise Linux.

El uso de estándares abiertos incrementa y permite la compatibilidad e interoperabilidad entre los distintos componentes. La infraestructura conseguida ofrece escalabilidad tanto horizontal como vertical, de modo que un aumento de carga de trabajo generado por un aumento significativo del número de usuarios y dispositivos en el Smart Grid se soluciona rápidamente y con mínima intervención. La infraestructura conseguida minimiza además el número de componentes de infraestructura a gestionar, reduciendo la complejidad y con ello las labores de gestión.

Gracias a sus funciones avanzadas para la eficiencia energética, Red Hat Enterprise Linux ofrece un ahorro energético significativo lo que reduce el consumo energético medio de servidores inactivos en aproximadamente un 20% y optimiza el uso activo, a través del uso efectivo diseñado para arquitecturas multinúcleo.

El crecimiento y consolidación facilitados por la combinación de la plataforma Red Hat Enterprise Linux y System z y la experiencia del equipo local de Red Hat en este entorno, fueron factores clave para la elección del sistema operativo. Además, la relación de confianza y colaboración existente entre Red Hat e IBM, tanto a nivel global como específicamente en España, garantizaba una adecuada proyección para la implantación y explotación futura del proyecto.

Una infraestructura clave para un proyecto complejo

La infraestructura tecnológica básica hace uso de Red Hat Enterprise Linux para facilitar el desarrollo y puesta en marcha de las funcionalidades definidas en el proyecto Smart City, entre las que destacan el sistema de telegestión, que permite una gestión activa de la demanda, permitiendo a los clientes y a las empresas de distribución gestionar eficientemente su consumo energético o el Sistema de distribución, con funcionalidades y herramientas necesarias para integrar elementos de generación distribuida dentro de un Sistema de Distribución, así como gestionar nuevos elementos de automatización avanzada.

La infraestructura implantada haciendo uso de Red Hat Enterprise Linux soporta también el sistema de portal de usuario que permite a los consumidores tener realimentación activa y en “tiempo real” de sus consumos, perfiles, impacto en el sistema, emisiones e interactuar con funciones predefinidas orientadas a inyectar señales de consumo responsable. Actualmente, el proyecto Smart City da servicio a 7.000 personas en la región.

Otros sistemas clave del proyecto, como los sistemas de monitorización de comunicaciones, adquisición de datos, gestión activa de la demanda y el sistema de gestión de vehículos eléctricos, se ejecutan también sobre la infraestructura de IBM y Red Hat.

En términos generales, la carga que puede soportar la infraestructura implantada en SmartCity puede ser realmente elevada y exigente en cuanto a su capacidad de respuesta. Las aplicaciones que se ejecutan sobre el conjunto de máquinas con Red Hat Enterprise Linux deben monitorizar y controlar más de 17.000 sensores inteligentes, 10 edificios oficiales, 50 entornos residenciales, 20 centrales de transformadores y 72 centrales eléctricas. Dada la carga de trabajo enorme, las funcionalidades RAS (Rendimiento, disponibilidad y servicio) de Red Hat Enterprise Linux proporcionaron la solución de software ideal para este entorno de misión crítica.

About Author

Elisabeth Rojas

Elisabeth Rojas

Articulos relacionados

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!