Conecta con nosotros

A Fondo

Apple MacBook de aluminio

Los MacBook presentados por Steve Jobs en su keynote del 14 de octubre comparten con los MacBook Pro una carcasa “unibody” de una sola pieza y fabricada a partir de un único bloque de aluminio. A esto hay que sumar su nuevo sistema gráfico basado en el chip NVIDIA 9400M y la pantalla con retroiluminación LED, así como otros pequeños detalles muy interesantes.

Publicado el

Los MacBook presentados personalmente por Steve Jobs en su keynote del 14 de octubre comparten con sus “hermanos mayores”, los MacBook Pro, una carcasa “unibody” de una sola pieza y fabricada a partir de un único bloque de aluminio (eso sí, más pequeño ya que no podemos olvidar que los MacBook Pro tienen pantallas de 15,4 pulgadas y la del portátil de entrada de los de Cupertino es de 13,3 pulgadas). Este chasis de aluminio les permite ser más delgados y mucho más resistentes. A esto hay que sumar su nuevo sistema gráfico basado en el chip NVIDIA 9400M y la pantalla con retroiluminación LED, así como otros pequeños detalles que os vamos a descubrir en este análisis.

Lo primero que uno se encuentra cuando recibe un producto de Apple es un embalaje de cartón bastante anodino que guarda en su interior su “secreto”, que en este caso no es otra cosa que la caja del MacBook de 2,0 GHz protagonista de nuestro análisis. En esta ocasión, y aunque no suele ser muy habitual en este tipo de tests, nos gustaría comenzar mencionando que el embalaje del nuevo MacBook de aluminio se ha hecho de material reciclado y que es un 41% más pequeño que el de la generación anterior, una idea muy buena para facilitar su transporte (con el ahorro en combustible que supone al poder llevar más portátiles en un mismo viaje) y para no tener que talar tantos árboles. Como siempre, y tal como dicen los americanos, la experiencia out of the box (abrir la caja) es inmejorable, ya que los de Apple son unos maestros en hacerte pasar un rato agradable al sacar tu MacBook de su embalaje.

Ficha técnica

Ya que hablamos de medidas a favor del medioambiente, y antes de entrar en harina con el MacBook de aluminio, decir que Apple ha suprimido totalmente el uso de mercurio tan habitual en las bombillas CCFL (lámparas fluorescentes de cátodos fríos) y en las pantallas LCD. Así, los ingenieros de Cupertino han optado por la tecnología LED y los cristales sin arsénico y han prescindido de los retardantes de llama bromados en las placas de los circuitos y del PVC de los cables y conectores. Además, el MacBook cumple con los requisitos de bajo consumo de la EPA y del Departamento de Energía de los Estados Unidos, recibiendo por ello la certificación Energy Star y la categoría Gold en la certificación EPEAT (que sirve para evaluar el impacto medioambiental de los productos electrónicos).

El futuro pasa por el aluminio

Lo primero que llama la atención cuando tenemos ante nosotros el MacBook es que se ha igualado en su diseño a los MacBook Pro e incluso al MacBook Air. Su carcasa de aluminio (llamada “unibody“) de una sola pieza no tiene soldaduras y está esculpida en una plancha. El hecho de haberla realizado toda de aluminio y de una sola pieza en su parte superior hace que este MacBook sea más resistente y se eviten algunas quejas que tenían los usuarios de manchas amarillas (en el MacBook blanco) provocadas por el uso intensivo al apoyar las muñecas sobre la superficie preparada para ello, así como roturas pequeñas en los bordes, un problema que Apple te soluciona (tras comprobar que no ha sido provocado por un mal uso) cambiándote la carcasa por una nueva, aunque tienes que quedarte una temporada sin tu portátil mientras está en el servicio técnico.

 

La carcasa de aluminio llamada unibody es de una sola pieza y no tiene soldaduras.

 

El teclado también ha sido modificado y de las teclas blancas del anterior MacBook pasamos a un color negro que combina perfectamente con el borde y la bisagra de la pantalla. Personalmente, el tacto del teclado de los MacBook y la respuesta a nuestros dedos es de lo mejor que me he encontrado nunca. De hecho, dos generaciones atrás era muy corriente que el trackpad molestara bastante al escribir y que, sin querer, lo rozaras con resultados catastróficos algunas veces porque si marcabas un texto y escribías sobre él sin darte cuenta, se borraba lo anterior. También hay que mencionar que el MacBook “alto de gama” (el de 2,4 GHz) cuenta con un teclado retroiluminado (al igual que los MacBook Pro) que bajo condiciones de poca luz se muestra muy útil porque las teclas se ven perfectamente. Por cierto, y sin ánimo de parecer un maniático con la limpieza, la teclas negras hacen que la suciedad se note menos.

Otra mejora interesante es que ahora se puede acceder al compartimento del disco duro, de la memoria y de la batería levantando una pestaña situada en el fondo del equipo; todo muy sencillo y preparado para cumplir con la normativa de la Unión Europea que obligará a que en todos los productos electrónicos podamos sustituir la batería fácilmente (al contrario de lo que sucede con el iPhone y los iPods actuales). Además, seguimos teniendo la cámara iSight en la misma posición (centrada en el borde superior de la pantalla) y el micrófono se encuentra un poco más arriba de la tecla de Esc.

 

Ahora es muy sencillo acceder al disco duro y a la batería con sólo levantar una pestaña situada en el fondo del equipo.

Siguiendo con las novedades, el trackpad (que ofrece casi un 40% más de superficie de control) se ha convertido en una pieza de cristal tratada con un material que hace que tenga el mismo aspecto que el resto del aluminio del MacBook, aunque, eso sí, con diferente tacto. Este trackpad Multi-Touch actúa, desde más o menos su mitad horizontal, como un único botón; de hecho, cuando lo pulsas te das cuenta de que se hunde ligeramente. Al ser multitáctil podemos manejarlo, al igual que en el MacBook Pro, con varios dedos para girar imágenes, navegar por fotografías con tres dedos o acceder a Exposé o al selector de aplicaciones con cuatro dedos. Desde el panel de preferencias del trackpad se puede configurar la esquina inferior izquierda o derecha para que se comporte como el famoso botón derecho del ratón.

 

El teclado de color negro y el trackpad Multi-Touch de cristal con casi un 40% más de superficie son otras de las novedades del MacBook.

¿Dónde está el FireWire?

Siguiendo con las diferencias entre este MacBook de aluminio y la versión anterior, hay que mencionar la ausencia del puerto FireWire 400 (criticada por muchos usuarios, pero argumentada por el propio Steve Jobs con que con USB 2.0 es suficiente) y la nueva entrada Mini DisplayPort. Por lo demás, todo sigue igual (incluso la unidad SuperDrive 8x de carga de ranura), quitando que en el borde izquierdo (en la zona de reposo de las muñecas) hay un indicador luminoso del estado de la batería que con ocho lucecitas nos dice cómo está tras pulsar el pequeño botón junto a éstas.

En la parte lateral derecha del equipo seguimos contando con la unidada SuperDrive 8x de carga de ranura.

Por cierto, el que no pueda vivir sin FireWire no tendrá más remedio que optar por un MacBook Pro que sigue contando con un FireWire 800. No está de más este aviso para profesionales de la imagen que no están convencidos con que el USB 2.0 sea suficiente. Para el resto de usuarios, no queda más remedio que olvidarse del modo target que nos permitía conectar dos Mac entre sí a través del puerto FireWire, de tal forma que uno se comportara como un disco duro externo con conexión FireWire del otro, con las ventajas que esto tenía para pasar información a toda velocidad. No cabe duda que Apple acabará sacando algo similar con USB 2.0, pero por el momento no existe.

Respecto a la opción del Asistente de Migración que nos ayuda a “calcar” el disco duro de nuestro antiguo Mac cuando pasamos a uno nuevo, ahora se puede hacer por WiFi o por el cable Ethernet. Vía Airport, y dependiendo de que tengamos que mover muchos gigabytes, el proceso se puede hacer eterno (más de 8 horas, por ejemplo), pero si es por Ethernet la cosa cambia y aunque no es tan rápida como el FireWire, en dos horas trapasas una cantida de gigas considerable.

Pantalla LED retroiluminada y NVIDIA 9400M

Un cambio fundamental con respecto a la anterior generación es su pantalla. Aunque sigue siendo de 13,3 pulgadas y con la misma resolución (1.280 x 800 píxeles), está basada en la tecnología LED retroiluminada, que ofrece más brillo, consume menos energía y también es más delgada. Rodeando la pantalla tenemos un borde negro de 1,9 cm de grosor que sustituye al contorno de plástico del MacBook blanco (o el negro) y además dispone de un fina tira de goma que protege la pantalla y hace que al cerrar el portátil no se produzca ningún daño en la zona del teclado. Hay que aclarar que por primera vez no hay opción mate de la pantalla y todas son brillo. Es cierto que hay muchos diseñadores que se han quejado de no poder elegir una pantalla mate, pero para mí, personalmente, donde esté un panel glossy, que se quiten los demás.

 

La pantalla con tecnlogía LED retroiluminada ya sólo está disponible en brillo; la opción mate ha desaparecido del catálogo de Apple.

 

Cómo no, una mejora fundamental en los MacBook de aluminio es el procesador gráfico GeForce 9400M, que ofrece un rendimiento mucho mayor que el chip Intel GMA X3100 anterior. El 9400M también utiliza la memoria principal del sistema, pero al tratarse de DDR3, la velocidad se nota. Otra ventaja es que con este subsistema gráfico y el nuevo Mini DisplayPort el MacBook puede utilizar pantallas externas de hasta 30 pulgadas a una resolución de 2.560 x 1.600 puntos, cuando anteriormente lo máximo eran 24 pulgadas a 1.920 x 1.200 píxeles. De todas formas, la memoria de vídeo sigue siendo compartida, pero en este caso la cantidad asciende hasta 256 Mbytes en lugar de los 144 megas del anterior chip gráfico de Intel. Si tenemos en cuenta que el modelo analizado se vende con 2 Gbytes de RAM, restemos 256 Mbytes para tareas gráficas y el resto quedará para las demás aplicaciones.

Según nuestra experiencia con el modelo anterior de color blanco y este MacBook de aluminio, este último se comporta mucho mejor en juegos (aquí la GeForce 9400M se deja notar), pero no es precisamente el aumento de velocidad lo que más nos va sorprender. Su carcasa de aluminio, la pantalla LED retroiluminada o el trackpad Multi-Touch son detalles más que suficientes para que compremos este modelo sin temor a equivocarnos, pero si es por velocidad y no somos “jugones”, por lo menos el MacBook de 2,0 GHz no supera al anterior de 2,1 GHz por mucho que su memoria sea DDR3 a 1.066 MHz en lugar de la DDR2 a 667 MHz. Eso sí, no hemos probado el MacBook superior con 2,4 GHz, donde suponemos que el aumento de velocidad será más evidente.

Y ya que hablamos de microprocesadores, lo dicho, pocas novedades. Los de Apple han optado por continuar con los Intel Core 2 Duo (Pernyn) con 3 Mbytes de caché compartida L2 que tan bien se han comportado en la generación anterior.

Almacenamiento y puertos

Aunque el modelo analizado tenía un disco duro Serial ATA de 160 Gbytes a 5.400 rpm, opcionalmente es posible adquirir uno de 250 Gbytes por 90 euros más o de 320 Gbytes por 180 euros más. Además, y como gran novedad, podemos comprar un MacBook de aluminio con un disco SSD (Solid State Drive) de 128 Mbytes pagando un suplemento de 630 euros más, una auténtica exageración si tenemos en cuenta que el portátil se vende por 1.149 euros, es decir, más de la mitad de su precio.

 

Los puertos situados en el lateral izquierdo del MacBook son, por este orden, conector MagSafe, puerto Gigabit Ethernet, dos puertos USB 2.0, Mini DisplayPort, entrada y salida de audio y ranura de seguridad Kensington.

 

En el lateral izquierdo se sitúan todos los puertos del equipo. En su parte superior está el conector de alimentación MagSafe (¡la de veces que este gran invento de Apple ha evitado que mi equipo se viera arrastrado al suelo porque alguien se ha enganchado al cable!), la entrada de red Gigabit Ethernet, dos puertos USB 2.0, un Mini DisplayPort, una entrada y salida de sonido de sonido, y una ranura de seguridad Kensington que además de permitir amarrar el portátil con un cable, bloquea el acceso a la batería, la memoria y el disco duro de su fondo.

Conclusiones

Por mucho que los detractores de Apple digan que los Macs son caros (algo que se ha demostrado muchas veces que no), un portátil de aluminio construido con una sola pieza (más las de su base), pantalla LED retroiluminada, tarjeta gráfica NVIDIA 9400M, trackpad Multi-Touch, procesador Penryn a 2,0 GHz y un diseño que lo iguala con los MacBook Pro y el MacBook Air (es decir, con los portátiles con el mejor look del mercado), no puede ser caro si se vende por 1.149 euros, ya que cubre con creces lo que se paga por él.

Como principal pega encontramos que las cinco horas de autonomía que nos ofrece, según Apple, la batería no son nada realistas. Ellos dicen que lo han medido conectándose vía WiFi a páginas web y con una aplicación de edición de textos abierta, todo con el brillo ajustado al 50%, pero lo cierto es que nosotros no llegamos a superar, trabajando con normalidad (entre otras cosas viendo una película en DVD), las dos horas y 47 minutos, cuando con nuestro MacBook blanco “en plena forma” (es decir, recién comprado) sobrepasábamos ligeramente las 3 horas de autonomía.

 

 

Como ya hemos comentado, hay un modelo de 2,4 GHz, disco duro de 250 Gbytes y teclado retroiluminado (en todo lo demás es igual al analizado) que se vende por 1.449 euros. Pero si lo que buscas es el MacBook más barato del mercado, Apple vende uno blanco (este no es de aluminio) con 1 Gbyte de RAM, disco duro de 120 Gbytes y procesador gráfico GMA X3100 de Intel por 899 euros.

Por cierto, si quieres ver cómo es por dentro un MacBook, te recomendamos que eches un vistazo a la página iFixit donde han elaborado una guía que explica cómo desmontarlo totalmente.

Top 5 cupones

A Fondo

Las empresas que más ayudan a pymes y autónomos españoles

Publicado el

La consultora Advice Strategic Consultants, de la que es socio director general nuestro colaborador, Jorge Díaz-Cardiel, ha llegado a la conclusión de que la Fundación Bancaria La Caixa, El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las cinco primeras grandes empresas que, según las pymes y autónomos españoles, “más les ayudan” en el desempeño de su labor empresarial.

Se trata de unos resultados basados en las encuestas realizadas a pymes, microempresas y autónomos de varios sectores, así como entrevistas a líderes de opinión de nuestro país para contrastar opiniones. Según la consultora,  la coincidencia entre los dos públicos entrevistados es casi del 99%, mientras que el Índice de confianza estadística es el 98,2%.

Así, el primer dato destacable es que Fundación Bancaria La Caixa, seguida por El Corte Inglés, Telefónica, Inditex y CaixaBank son las empresas que las pymes y autónomos españoles más y mejor valoran, porque les ayudan en el desempeño de su labor empresarial. Les siguen líderes sectoriales: Danone, Calidad Pascual, HP, Apple, Sage Spain, Microsoft, Meliá Hotels International, Iberostar, Seat, Naturgy (antes, Gas Natural Fenosa), Iberia, Abertis, Pelayo, Mapfre, Cellnex Telecom y MSD.

En cada sector hay no menos de una docena de empresas que destacan, en ámbitos que aportan mucho al PIB, sea el turismo, con un 11%, o las TIC, con un 8,4%, por ejemplo”, indicó Díaz Cardiel. En total, las pymes y autónomos entrevistados han analizado 400 grandes empresas en un período de encuestación de tres meses.

Son sectores y empresas sistémicos para la economía y sociedad españolas. “El caso más emblemático es La Fundación Bancaria La Caixa, presidida por Isidre Fainé y más conocida como La Caixa”, añade Díaz Cardiel. De CaixaBank dependen las participaciones en Telefónica (5%) y Repsol (9,5%), aunque Criteria Caixa también posee un 1% de Telefónica, siendo La Caixa, por tanto, el primer accionista de la operadora.

Razones de valoración positiva de las grandes empresas

Preguntados los entrevistados por qué CaixaBank, un banco, seguido de Santander (con Popular, que aportó muchos clientes pymes y autónomos al banco cántabro), BBVA y Bankinter son tan importantes para ellos, la respuesta fue clara: “el acceso a la financiación bancaria, que en el caso de las pymes españolas alcanza el 88 por ciento versus el 50 por ciento de Alemania y el 30 por ciento en Estados Unidos. Durante los años de crisis, la principal preocupación de pymes y autónomos fue la sequía del crédito empresarial, abierto a empresas solventes entre 2014 y 2018, lo que ha facilitado la inversión empresarial”, explica Jorge Díaz Cardiel.

Telefónica, seguida por los otros operadores de telecomunicaciones, es importante para las pymes porque les hace llegar la fibra óptica, acceso a Internet, convergencia, contenidos, cloud, big data e inteligencia artificial. Contenidos, mediante su alianza con Netflix y cloud, gracias a su acuerdo con Amazon Web Services (AWS). Vodafone, Orange y Más Móvil siguen el mismo camino, “imitando al incumbente y líder del mercado”.

Pymes y autónomos han destacado el crecimiento de Telefónica, en un extremo, por la oferta y la calidad y de Más Móvil, en el otro extremo, porque ofrece precios bajos. Al mismo tiempo, señalan que “Vodafone baja y Orange sube”.

El Corte Inglés y la economía y la sociedad españolas están indisolublemente unidas, dicen pymes y autónomos, que dicen conocer bien El Corte Inglés en un 99%. “El Corte Inglés provee de todo -productos, servicios-, ofrece calidad de servicio, buena atención al cliente y, cada vez más, comercio electrónico para comprar online”. Otros grandes de la distribución, le siguen, como Inditex y Mercadona, entre otros. En Tecnologías de la Información, HP (hardware) y Sage Spain y Microsoft (software).

“La hostelería tiene campeones nacionales, Melia Hotels International, primero, e Iberostar Group, segundo. La expansión internacional de Meliá está ayudando a muchas pymes a seguir al líder hotelero, efecto de arrastre, que también se aprecia en Inditex o, en el caso de CaixaBank, líder del mercado ibérico, de expansión de nuestras pymes al país vecino, Portugal”. La automoción está dominada por Seat, empresa que tiene, como el resto de su sector en menor medida, una industria auxiliar (muy fuerte) del automóvil, compuesta de pymes, pero muy dependientes de los planes de las grandes empresas automovilísticas, cada vez menos españolas y más foráneas, por “lo que las decisiones se toman fuera de España, lo que preocupa a pymes y autónomos en automoción”.

En Energía, lidera Naturgy (antes denominada Gas Natural Fenosa), seguida por Iberdrola; en Aerolíneas, Iberia; en Seguros, Pelayo, primero, y Mapfre, después; en Gestión de Infraestructuras inalámbricas, Cellnex Telecom, “el mejor valor en bolsa (Ibex-35, en 2017 y 2018), con revalorización del 62%”.

Parámetros

Lo que más valoran las pymes y autónomos de las grandes empresas:

  • Que se les provea de contratos, carga de trabajo (98%)
  • Ayuda en la generación de Empleo (95%)
  • Facilidad de acceso a la Financiación bancaria (90%)
  • Mejoras en la gestión (84%)
  • Mejoras en sus procesos internos y de relación con clientes (76%)
  • Formación, especialmente importante en Telecomunicaciones, TIC y servicios financieros (75%)
  • Digitalización, transformación digital, (70%) que se traducen en más productividad y más competitividad.
  • Internacionalización, salida al exterior, exportar (69%)

Continuar leyendo

A Fondo

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Publicado el

Las 7 tecnologías que se adoptarán masivamente en los próximos cinco años

Durante los próximos cinco años, varias tecnologías que hoy están comenzando a gozar de cierto reconocimiento y popularidad entre el público se adoptarán de manera masiva. A ciencia cierta, no se sabe cuáles son, pero en Gartner ya aventuran cuáles serán las siete que sí lo harán. Y que lo harán en un periodo de entre dos y cinco años a partir de 2018.

Según datos de la consultora, la primera en conseguir el comienzo de su adopción masiva será el reconocimiento de voz. Esto sucederá dentro de unos dos años. Según Matthew Cain, Vicepresidente y analista de Gartner, “los efectos del reconocimiento de voz sólo pueden apreciarse si se observan día a día. Los consumidores y los trabajadores de las empresas interactúan cada vez más con aplicaciones sin tocar un teclado para ello. Además, las aplicaciones de voz a texto han proliferado, gracias a la adopción de chatbots y de asistentes personales virtuales en las empresas. También por la adopción de dispositivos con interacción de la voz por parte de los consumidores. Entre ellos, de smartphones y consolas de juegos. Y específicamente, de los altavoces con asistentes virtuales“.

Los chatbots y los asistentes virtuales, que están ganando poco a poco presencia en la empresa, son implementaciones que aportan más valor añadido al reconocimiento de voz. Ambos emplean Inteligencia Artificial y machine learning para atender a la gente o para automatizar tareas. Escuchan y observan comportamientos y se encargan de construir y mantener modelos de datos, así como de predecir y recomendar acciones. Los chatbots son precisamente otra de las tecnologías que experimentarán un mayor crecimiento en los próximos años. En la actualidad menos de un 4% de las organizaciones han puesto en marcha interfaces conversacionales como los chatbots, pero según la Encuesta para CIOs de 2018 de Gartner, ya hay un 38% de empresas y entidades que están planeando experimentar con estas tecnologías o, directamente, ponerlas en marcha en su día a día.

Otras tecnologías que van a crecer notablemente de aquí a cinco años son la analítica aumentada y la personal. Ambas están consiguiendo que la analítica esté disponible cada vez para más empleados. Así, todos tienen la oportunidad de hacer sus pinitos como científicos de datos. La analítica aumentada emplea machine learning automatizado para cambiar la manera en que se desarrollan, consumen y comparte n los datos.

Los que se dedican a la analítica y el análisis de datos deberían integrarla en sus estrategias de transformación digital para llevar información más avanzada a más personas. Entre ellas, a los científicos de datos “ciudadanos”, un grupo que va a ser cada vez más importante y numeroso. Según Gartner, para 2020, gracias sobre todo a la automatización de las tareas relacionadas con la ciencia de datos, estos científicos de datos van a superar a los que se dedican a ello profesionalmente en cuanto al análisis avanzado producido.

Como consecuencia de esto llegará la que hemos llamado la analítica personal, el análisis de los datos relevantes en función del contexto que proporcionará información personalizada, así como predicciones o recomendaciones efectuadas para que los usuarios particulares puedan beneficiarse de ellos. Gracias a esto, la ciencia de datos ciudadana ya es una tendencia que ha captado la atención de Gartner. Se trata de una rama del conocimiento que sienta las bases de la analítica de próxima generación, y que según la consultora, se convertirá rápidamente en una parte importante de la forma en que se hacen posible y se escalan las funciones de ciencias de datos en una empresa. Según apuntan sus analistas, para 2020 más del 40% de las tareas de ciencias de datos pasarán a estar automatizadas, lo que dará como resultado una mayor productividad y un mayor uso de datos por parte de los científicos de datos “ciudadanos”.

Otra de las tendencias tecnológicas que más va a crecer en los próximos años es el uso de plataformas de aprendizaje flexibles. Estas se encargan de ajustar la manera en que el contenido para enseñar se presenta a los usuarios. Para ello utiliza como base sus respuestas o sus preferencias, y su objetivo es optimizar la destreza digital de las plantillas de las empresas. Se calcula que su adopción se generalizará entre los próximos dos y cinco años.

Continuar leyendo

A Fondo

Red Hat celebra el aniversario de “Kubernetes, el nuevo Linux de la nube”

Publicado el

kubernetes

En los últimos años han cambiado muchas cosas en el ámbito tecnológico. El fenómeno de la computación en la nube, entendido como la implementación y despliegue de infraestructuras y servicios, se ha asentado, trayendo consigo beneficios y nuevos retos para los cuales ha sido necesaria la introducción de nuevas soluciones. Así, la potencia y versatilidad de la nube propició la tecnología de contenedores, y el rápido aumento de esta hizo lo propio con lo que conocemos como sistemas de orquestación. Es decir, Kubernetes, porque si bien hay otros, el proyecto de código abierto ha logrado posicionarse en muy poco tiempo como el referente absoluto de su categoría.

De hecho, son nombres como Docker o Kubernetes los que han abierto un mercado que apenas existía unos años atrás, convirtiéndose prácticamente en sinónimos de los términos que representan, léase contenedores u orquestación de contenedores. No es de extrañar, pues, la importancia que ha adquirido Kubernetes, o que Red Hat lo haya bautizado como “el nuevo Linux de la nube”. Nacido originalmente en el seno de Google, el gigante de Internet contó pronto con la colaboración de otras partes, entre las que se contaba la vendedora líder del Linux corporativo que ahora le rinde homenaje.

Aunque fue en junio de 2014 cuando se lanzó la primera versión alfa de Kubernetes, Red Hat celebra el tercer aniversario del proyecto, que un año más tarde lanzaría su versión 1.0. Sea como fuere, con el lanzamiento de su primera versión estable Kubernetes pasó a ser gestionado por la Cloud Native Computing Foundation (CNCF), uno de los proyectos de The Linux Foundation apoyado por las grandes empresas del sector, incluyendo a Google, Amazon, Cisco, Microsoft, Intel y otras tantas, que a la postre han sido las que han aupado y hecho crecer la tecnología al nivel que ostenta actualmente.

También Red Hat estuvo desde el principio. “El interés de la industria comenzó a consolidarse en torno a Kubernetes gracias a su capacidad para soportar un desarrollo de software rápido e iterativo y el desarrollo de aplicaciones que podrían permitir el cambio en todos los entornos, desde local hasta la nube pública”, recuerdan desde la compañía. “Antes de Kubernetes, el mundo de TI intentó abordar estas necesidades empresariales con las ofertas tradicionales de la Plataforma como Servicio (PaaS), pero con frecuencia estas soluciones eran demasiado dogmáticas en cuanto a los tipos de aplicaciones que se podían ejecutar sobre ellas y cómo esas aplicaciones eran diseñadas y desplegadas”.

El objetivo fue siempre el mismo: simplificar la orquestación y gestión de sistemas mediante una plataforma abierta que permitiese al cliente implementar una gama más amplia de aplicaciones con mayor flexibilidad. Y desde su primera versión Kubernetes se ha utilizado como un elemento básico tanto para los Contenedores como servicio (CaaS) como para las plataformas basadas en PaaS.

Kubernetes como el nuevo Linux de la nube

La demanda de las empresas para pasar a la nube híbrida y la infraestructura multicloud, la demanda de aplicaciones combinadas con la necesidad de admitir aplicaciones tradicionales y nativas de la nube en la misma plataforma; el deseo de administrar sistemas distribuidos con software contenedorizado y una infraestructura de microservicios; la necesidad de que los desarrolladores y administradores se centren en la innovación en lugar de en la gestión… Kubernetes nació para dar respuestas a todas estas cuestiones. Es por ello que lo habitual actualmente es ofrecer soluciones que integren Kubernetes como piedra angular, tal y como hace Red Hat con OpenShift.

“Y, todo es código abierto, lo que lo pone a disposición de todos y permite a los contribuyentes de todo el mundo resolver mejor esta nueva era de desafíos informáticos de forma conjunta, en entornos abiertos, no protegidos por entornos en silos o plataformas propietarias”, explican desde Red Hat. “En más de 25 años contribuyendo con proyectos de código abierto, que van desde el kernel de Linux hasta OpenStack, hemos visto pocos proyectos que puedan reclamar la velocidad de Kubernetes. Es un testimonio de la capacidad de los contribuyentes del proyecto para trabajar en colaboración para resolver una gran necesidad empresarial que Kubernetes ha movido tan rápidamente desde la versión 1.0 a un amplio apoyo del sector en tres años”, añaden.

Tras tres años, Kubernetes se muestra como uno de los esfuerzos de colaboración de código abierto más exitosos desde Linux. Habiendo aprendido las lecciones de anteriores iniciativas de colaboración a gran escala e intercomunitarias como OpenStack, la comunidad de Kubernetes ha logrado avanzar hacia un nuevo nivel de gestión efectiva que abarca diversidad y un espíritu de apertura, todo lo cual ha impulsado cantidades increíbles de innovación en todos los aspectos del proyecto“, sostiene Diane Mueller, responsable de Red Hat Cloud Platform.

Continuar leyendo

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!