Conecta con nosotros

Noticias

¿Quién disfruta del 100% de la velocidad contratada con su proveedor?

Publicado el

Señal baja velocidad

 

Érase una vez una persona que contrató Internet a una velocidad determinada y, por el resto de sus días, disfrutó siempre exactamente de la velocidad que ponía en la publicidad. Y comió perdices, claro, como ocurre en todos los cuentos en los que la fantasía nos hace soñar. Porque, seamos francos, ¿quién disfruta del 100% de la velocidad contratada con su proveedor de manera permanente? Desgraciadamente este es un mal común y puede deberse a muchos factores de los que sólo parte son imputable al proveedor de acceso a Internet.

El Fiscal General de Nueva York, que seguramente sea un señor que emplea Internet en su trabajo, y que probablemente también tenga una conexión a la red en su casa, parece estar un poco molesto con que esto ocurra de manera habitual en su estado, y ha decidido someter a pruebas los servicios de los tres principales proveedores de banda ancha del estado, según informa la Agencia Reuters.

“Los neoyorquinos se merecen la velocidad de acceso a Internet por la que pagan, pero resulta que muchos de nosotros pagamos por una cosa pero obtenemos otra distinta”, ha dicho Eric Schneiderman, que se ha puesto en contacto con Verizon Communications Inc., Cablevision Systems Corp. y Time Warner Cable Inc. ¿Su intención? Que estos proveedores tengan que afrontar cargos si se confirma que el servicio que ofrecen a sus usuarios no es el que supuestamente han contratado. Para tal fin, ha pedido a los operadores que le faciliten copia de los contratos con sus usuarios, así como los resultados de las pruebas de rendimiento de sus redes, si es que las han efectuado.

Según su investigación, el principal punto donde se degrada la calidad de la conexión en términos de velocidad es en la interconexión entre los proveedores, que se regulan por acuerdos firmados entre las mismas, y que pueden ser la razón de ser de que lo contratado (y pagado) por los usuarios no sea lo que, de facto, reciben. Esto hace que el fiscal considere que son los clientes quienes acaban sufriendo las consecuencias de algunos problemas técnicos pero, sobre todo, de las disputas existentes entre los operadores.

Visto desde este lado del charco, lo cierto es que da un poco de envidia, ¿no? Es cierto que, aquí, tanto entidades privadas como particulares realizan valoraciones (y no siempre demasiado buenas) de los servicios de los operadores. Sin embargo, ni la fiscalía ni, en su momento, la Comisión Nacional del Mercado de las Comunicaciones (ahora integrada en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) han realizado movimientos en este sentido.

Y no por falta de necesidad, desde luego. Aún recuerdo mi primer contrato de conexión a Internet. Al revisar los términos del mismo, me encontré un concepto que no conocía, el CIR o Caudal Mínimo. Era la velocidad mínima que el ISP se comprometía a ofrecer de manera constante, es decir, la velocidad mínima “legal” del contrato. ¿Y cuál era esa velocidad, te estarás preguntando? Pues la estándar en aquellos tiempos de modems del 28.8K, el 10% de la velocidad “de la publicidad”. Y hemos avanzado, sí, pero no tanto como a algunos nos gustaría…

Imagen: Eric Fischer

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!