Conecta con nosotros

Noticias

Gartner prevé que las empresas pasarán del Cloud-first al Cloud-only

Gartner apunta a que las estrategias Cloud-first y Cloud-only ganan terreno tanto en proveedores de soluciones tecnológicas como en compañías que necesitan infraestructuras de TI para el desarrollo de su negocio.

Publicado el

Cloud

¿A que, a estas alturas, no tiene sentido que haya empresas cuya estrategia relacionada con Internet sea «no»? Pues según un informe publicado por Gartner, en tan solo cuatro años, una política de «no al Cloud» será igual de incomprensible. Y es que la tendencia detectada e identificada por la consultora apunta a que las estrategias Cloud-first y Cloud-only no han dejado de ganar terreno y, tanto proveedores de soluciones tecnológicas como compañías que necesitan infraestructuras de TI para el desarrollo de su negocio, tienen la vista muy fija en esas soluciones.

Según palabras de Jeffrey Mann, vicepresidente de investigación de Gartner, mantenerse en una política de «no al Cloud» se convertirá en una posición insostenible a corto plazo, tanto en lo que se refiere a servicios como en el desarrollo y despliegue de software (SaaS) diseñado a medida. Ya sean nubes públicas, privadas o, lo que la consultora considera que será el estándar a medio plazo, híbridas. Evidentemente esto no significa que todo vaya a ser Cloud de aquí a cuatro años, pero sí que muchas de las empresas que a día de hoy no consideran esta opción, terminarán incorporándola en muchos de sus procesos.

Además, Gartner plantea dos interesantes predicciones. La primera es que, en tres años, más del 30% de las inversiones en software (entendido en su sentido más amplio, claro) habrán cambiado de Cloud-first a Cloud-only. Es decir, que en 2019, un gran volumen de empresas pasará a contar exclusivamente con la nube para determinadas tareas en las que, hoy en día, ya emplean Cloud, pero lo combinan con software instalado y ejecutado en el cliente. Hay que tener en cuenta, eso sí, que en este caso no hablamos solo de nube pública, sino también de privada y, precisamente en la que Gartner ve más margen para el desarrollo, nube híbrida.

Este cambio, eso sí, no se producirá siempre a instancias de las empresas contratantes. Según la consultora, son las propias compañías de software y servicios las que, cada vez más, abandonan el viejo escenario del software y pasan a ofrecer sus soluciones exclusivamente en modo servicio, lo que fuerza incluso a las empresas más resistentes al cambio a tener que adoptar Cloud en su operativa. Las empresas «rígidas» no pueden ofrecer soluciones ágiles, y tienen que reorganizarse para ajustarse a la realidad de la industria hoy, según Yefim V. Natis, vicepresidente e investigador de Gartner.

Y la segunda predicción es también muy interesante: en 2020 se habrá facturado más por IaaS y por PaaS que por infraestructuras de centro de datos propietario. Parece que fue ayer cuando empezamos a hablar del software como servicio (SaaS), y en poco tiempo ya no solo trasladamos nuestras apliaciones a la nube, sino que también lo hacemos con infraestructuras (Infrastructure as a Service) y plataformas (Platform as a Service).

El mercado de IaaS ha crecido a una media del 40% por año desde 2011, y la predicción apunta a un crecimiento del 25% por año al menos hasta 2019. Y, llegado ese año, la mayoría de servicios de máquinas virtuales contratadas por las empresas se englobarán dentro de una infraestructura como servicio. Para 2020, los ingresos generados por IaaS y PaaS se estiman en nada menos que 55.000 millones de dólares, superando así los generados por el mercado de servidores «clásicos».

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!