Conecta con nosotros

Noticias

Crece la lista de países que apuestan por el open source en su Administración

Publicado el

open source

El Parlamento de Bulgaria ha decidido apostar firmemente por el software de código abierto y, a partir de ahora, todos los programas que se desarrollen para el gobierno tendrán que ser obligatoriamente open source, además de ser almacenado en un repositorio de acceso público para que todo el que lo desee pueda acceder a ellos.

Para ello, el gobierno ha tenido que modificar mediante varias enmiendas su Ley de Gobierno Electrónico, concretamente el artículo 58a de dicha ley. Así, las autoridades administrativas deben incluirlo en sus concursos para encargar software, y que estipula exactamente que “cuando el sujeto del contrato incluya el desarrollo de programas de ordenador, los programas deben cumplir los requisitos del software de código abierto. Tanto el copyright como los derechos relacionados con los programas de ordenador relevantes, su código fuente, el diseño de los interfaces y las bases de datos que están sujetas a la orden deben presentarse al completo, sin límites en su uso, modificación y distribución; y el desarrollo debería realizarse en el repositorio mantenido por la agencia, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 7 punto 18“.

La noticia la ha confirmado, según The Next WebBozhidar Bozhanov, consejero del Primer Ministro de Bulgaria, a través de un post en su cuenta de Medium. En él también ha aclarado que esta ley no implica que el gobierno del país vaya a migrar todo su software a Linux y LibreOffice, tampoco que el gobierno vaya a exigir a Microsoft o a Oracle que les entregue el código fuente de sus productos. De hecho, las soluciones que ya están compradas o contratadas seguirán funcionando como hasta ahora y no se verán afectadas.

Lo que en realidad implica esta ley es que todo el software personalizado o desarrollado a medida que encargue el gobierno será accesible a todos los que quieran verlo. También estará a la vista de todos. Después de todo, según Bozhanov, está pagado por los ciudadanos con sus impuestos y deberían poder acceder a estos programas y beneficiarse de ellos.

Este asesor también afirma que, con esta medida, el gobierno búlgaro ganará en seguridad online. Desde hace algunos años se han descubierto varias vulnerabilidades en webs gubernamentales de todo el mundo que permanecieron sin corregirse durante décadas. Todo porque ha vencido un contrato de mantenimiento. Al hacer que el código sea abierto, se espera reducir este tipo de incidencias, y detectar malas prácticas de seguridad en el proceso de desarrollo, en vez de cuando ya es demasiado tarde y ha habido un ataque.

Además, este tipo de software puede modificarse con muchísimas menos trabas que el código propietario para adaptar, si es necesario, los programas originales a nuevos escenarios o funciones. También es más económico. Y al ser de código abierto no tienen necesariamente con un solo proveedor, sino que dado que su código es accesible y puede modificarse, pueden trabajar en cada momento con el que prefieran.

Paralelamente a estos cambios en la ley, el gobierno búlgaro va a poner en marcha una nueva agencia gubernamental encargada de velar por el cumplimiento de la misma, además de desarrollar el repositorio público, que es muy probable que sea prácticamente una copia de GitHub.

Bulgaria se une así a la lista de países, todavía no muy larga, que utilizan herramientas desarrolladas bajo licencia de código abierto, un sector en crecimiento, con mayor o menor penetración en los estamentos oficiales, como Estados Unidos, Noruega, Francia o Brasil.

 

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!