Conecta con nosotros

Noticias

Device as as Service, olvídate de comprar hardware

Publicado el

Service

Tarde o temprano tenía que llegar. Llevamos ya algunos años viendo como elementos de la infraestructura IT clásica de las empresas cambian, pasando al modelo “As a Service”, es decir, un servicio que nos ofrece una empresa externa, con unas condiciones que hace que nos resulte más interesante que adquirir y gestionar nosotros mismos ese producto o servicio. Y hoy Recode dedica un interesante artículo a contar como esta modalidad ha llegado al mundo del hardware, con el nombre Device as a Service. O, para ser más exactos, como pretende intensificar su presencia en un futuro inmediato.

En realidad no se trata de un modelo de negocio totalmente nuevo. El sector de la impresión ya ofrece un servicio de este tipo a empresas desde hace años. Así, por un importe determinado, la empresa que contrata el servicio dispone de los equipos de impresión, los consumibles y, algo muy importante, soporte técnico que se responsabiliza del mantenimiento y buen funcionamiento de todo. Hay modelos con un coste fijo (con un límite de impresiones, por el consumo de tinta y/o tóner) y otros basados en el coste por copia.

Ahora HP, que es una de las empresas con más experiencia en ofrecer sus soluciones de impresión en la modalidad as a service, ha decidido dar un paso más allá y ha comenzado a ofrecer, a través de algunos de sus distribuidores, su oferta de Device as a Service, acompañada de una campaña de marketing, con la que pretende animar a las empresas a que sustituyan el modelo tradicional de adquisición de dispositivos para sus empleados, por la contratación de un servicio DaaS para cubrir sus necesidades.

Aunque se trata de un mercado incipiente, y aún queda bastante para ver si finalmente resulta ser tan exitoso como otros modelos aaS, la consultora IDC realizaba una encuesta a principios de año entre responsables de IT de empresas de diferentes tamaños, y según el resultado de la misma hasta una cuarta parte de ellos afirmaron estar en búsqueda de algún servicio de este tipo. Esto, sin duda, es una señal de que el modelo, como concepto, sí que suscita interés, y que la clave de su éxito (o fracaso) recaerá directamente en el modo en que este sea ofertado a las empresas.

Y es que las ventajas no son pocas, ni menores. Es cierto que, en un primer momento, puede parecer raro que una empresa prefiera pagar una cuota mensual durante todo el tiempo que emplea un dispositivo (o cien), que abonar un importe concreto en un momento dado y hacer uso de él durante toda su vida útil. Sin embargo, lo cierto es que cada vez más empresas prefieren el modelo OPEX (OPerating EXpense) a su tradicional predecesor, CAPEX (CAPital EXpenditure) en la gestión de sus cuentas, por lo que el modelo Device as a Service se adapta mucho mejor a este planteamiento. Por otra parte, con una cierta planificación es posible ajustar el volumen de dispositivos a las necesidades reales, evitar que el departamento de IT de la empresa tenga que dedicar gran parte de su tiempo a reparar dispositivos, optimizar los ciclos de vida y mantener una política de renovación de los mismos más adecuada que la llevada a cabo por muchas empresas en la actualidad.

 

Imagen: NY

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!