Conecta con nosotros

Noticias

Los chips de Samsung podrían suavizar la crisis del Note 7

Publicado el

La crisis que ha sufrido Samsung a causa de los incidentes con las baterías de su smartphone Galaxy Note 7 puede verse mitigada por un aumento en la venta de sus chips durante el tercer trimestre del año. Hasta el punto de que, a pesar de los 5.000 millones en pérdidas que se espera que la surcoreana tenga este año solo a causa de los problemas del Note 7, los analistas creen que tendrá un ligero aumento de sus beneficios en los tres meses que acaban de finalizar.

El Note 7 podría hacer perder a Samsung el impulso que había ganado su división de móviles, cuyo rendimiento había sido inferior al esperado a lo largo de varios trimestres. Pero según Reuters, el aumento de la demanda en el mercado de chips de memoria, con Apple como su principal comprador, harán de contrapeso en los resultados financieros del grupo. Las ventas del departamento encargado de su fabricación podrían ser las más elevadas de los últimos cuatro trimestres, y sus beneficios operativos llegarían a los 2.700 millones de dólares.

Y según una encuesta de SmartEstimate Thomson Reuters, llevada a cabo entre una veintena de analistas del sector, los beneficios operativos de Samsung Electronics del pasado trimestre subirán ligeramente con respecto a los del mismo periodo anterior: un 0,7%. En total, el beneficio trimestral operativo de la empresa será de unos 6.650 millones de dólares.

Los chips de Samsung que más se han vendido durante este periodo son los de memoria NAND, que se emplean en sistemas de almacenamiento de datos de larga duración. Su demanda ha sufrido un fuerte incremento. Tanto, que empieza a superar a la oferta, sobre todo por el aumento de encargos de Apple y diversos fabricantes chinos de smartphones. Por otro lado, también ha subido la demanda de chips para discos de estado sólido para dispositivos móviles.

Samsung es uno de los grandes beneficiados de la subida del sector. Especialmente del de los chips de memoria NAND, ya que es el líder del sector de chips para productos de servidores de empresa, almacenamiento y dispositivos 3D de alta gama, por delante de compañías como Toshiba o Micron.

El área de pantallas de Samsung también va a contribuir a mitigar los efectos de la crisis del Note 7, gracias a que cada vez hay más fabricantes de smartphones chinos, como Oppo o Vivo, que comienzan a integrar su paneles OLED en sus modelos de móviles. Eso sí, en menor medida que los chips.

En cuanto a la división de smartphones, todo apunta a que sus beneficios serán ligeramente superiores a los del mismo trimestre de 2015 (2.340 millones de dólares frente a 2.160 millones), pero mucho menores que los del segundo trimestre de este año, periodo en el que Samsung tuvo unos 3.870 millones de beneficios operativos. Todas estas cifras son de momento estimaciones, porque hasta el viernes, cuando Samsung publique sus resultados para el tercer trimestre del año, no habrá nada seguro.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!