Conecta con nosotros

Noticias

Samsung rebaja 2.300 millones sus previsiones de beneficios por culpa del Note 7

Publicado el

Samsung perderá millones por un fallo en los Galaxy Note 7

La crisis provocada por las explosiones de las baterías de varios modelos del Galaxy Note 7, que han continuado incluso tras la sustitución de los terminales, han hecho que Samsung haya tenido que detener su fabricación y suspender definitivamente su sustitución y venta. Pero los problemas para la surcoreana no se han quedado aquí, puesto que la compañía acaba de anunciar un drástico recorte en sus previsiones de beneficios para el tercer trimestre de 2016: nada menos que de 2.300 millones de dólares, según Reuters.

La surcoreana ha reducido por tanto las cifras que esperaba conseguir en dicho periodo, que anunció hace sólo unos días, y que cifraba alrededor de los 7.000 millones de dólares. Así, a causa de lo que parece que va a convertirse en uno de los fallos de seguridad en un producto más costosos de la historia, Samsung espera unos beneficios para el periodo comprendido entre julio y septiembre de 4.700 millones de dólares.

Con esta rebaja, Samsung recoge las pérdidas por las ventas no realizadas al dejar de vender el Note 7. Pero el impacto de esta crisis en la compañía podría extenderse más tiempo, aunque todavía ni la empresa ni los analistas son capaces de precisar cuánto, ni los problemas que causará.

Según Park Jung-hoon, un gestor de fondos de la consultora HDC Asset Management, aventura que los problemas que ha causado el Note 7 seguirán un tiempo, y afirma que “es posible que haya un impacto adicional en los beneficios en el cuarto trimestre, pero es probable que no sean tan fuertes como los del tercer trimestre. Creo que es posible que los beneficios para este periodo superen los 6.500 millones de dólares“.

Como es lógico, los accionistas de Samsung no están reaccionando de forma favorable a la crisis. Sobre todo a esta última parte, en la que se ha detenido la producción del Note 7. Las acciones de la surcoreana bajaron un 0,7 por ciento sólo durante este miércoles, caída que se suma a la del 10 por ciento experimentada por los títulos de la compañía a lo largo de la pasada semana. En la actualidad, su valor registra su mínimo desde el pasado mes de mayo de 2012 y la bajada en la valoración de la empresa supera los 14.000 millones.

Algunos inversores están preocupados ante la posibilidad de que esta crisis acabe dañando a largo plazo los ingresos y la reputación de la marca. Algunos han manifestado incluso que Samsung va a tener la necesidad de dar más dinero a los accionistas, ya sea a través de dividendos o recompras adicionales, para calmar a los mercados. Según Park, esta recompra debería estar entre 1.780.000 y 2.670.000 millones de dólares para calmar los ánimos de los accionistas.

En los que tanto inversores como accionistas están de acuerdo es que el daño para la marca y los futuros ingresos será mayor cuanto más tarde Samsung en descubrir y comunicar el origen del fallo. La compañía todavía desconoce qué es lo que hace explotar las baterías del Note 7. Y según afirma un responsable de la Agencia Coreana de Tecnología y Estándares, que está investigando el problema, el fallo experimentado por las unidades de reemplazo podría incluso ser diferente al que tenían los móviles originales.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!