Conecta con nosotros

Noticias

Trece buenas prácticas para una migración de éxito a la nube

Publicado el

migración de éxito a la nube

migración de éxito a la nube

Sadegh Nadimi, responsable de integraciones de operaciones Mass Migrations Global Practice AWS Professional Services.

A menudo, los clientes se plantean cuáles son las mejores prácticas a la hora de migrar sus aplicaciones a AWS de forma rápida y fiable. Aunque la estructura organizativa y el negocio de cada empresa son diferentes, desde AWS hemos identificado una serie de patrones y prácticas que tienden a repetirse en prácticamente todos los casos:

Fase previa a la migración

1. Ten una visión clara de cómo quieres que tecnología y negocio se interrelacionen en el futuro. Considera cómo influirá tu visión en la estrategia IT de la organización y comunícalo. La capacidad para comunicar claramente porqué esta estrategia es importante para la organización es crucial.

2. Define y comparte unas pautas generales para tu modelo de gestión en la nube. Identifica los cargos y responsabilidades de cada miembro de tus equipos y cerciorarte de que se cumplen los principios de seguridad de datos de tu organización en materia de permisos de acceso y separación de atribuciones. Esta planificación contribuye a garantizar que se cumplen tus objetivos de negocio. Además, esto te permite incorporar los controles necesarios para mejorar los niveles de seguridad. Antes de dar acceso a tus servicios cloud a los usuarios internos deberás responder varias preguntas: ¿cuántas cuentas AWS necesitas? ¿Quién tendrá acceso a qué? ¿Cómo otorgarás dichos accesos? A la hora de definir tu modelo de gestión en la nube, no dudes en ponerte en contacto con AWS para informarte sobre las prácticas recomendadas así como los pros y contras de los distintos planteamientos para tu modelo.

3. Forma a tu equipo desde el principio del proceso. Cuanto más dominen las tecnologías de AWS, más sencillo les resultará a tus equipos realizar la transición; cuantos más evangelistas tengas en tu equipo, más fácil resultará evitar miedos, dudas e incertidumbres y eliminar los obstáculos a la migración. Este proceso debe tener lugar en las primeras fases de la transición, antes de que tomes decisiones a nivel organizativo acerca del futuro de tu ecosistema informático.

4. Invierte tiempo y esfuerzo definiendo cómo se llevarán a cabo las operaciones en AWS. Analiza qué procesos deben modificarse o rediseñarse, qué herramientas operativas pueden ayudarte y qué nivel de formación operativa requiere tu equipo. Analizar tus operaciones desde un primer momento te permitirá tener una visión global, garantizando que tus entornos van en línea con la estrategia general del negocio.

5. Identifica qué recursos informáticos tienes actualmente y cuáles vas a incluir en cada migración. Este proceso busca poder cuantificar y medir claramente el éxito de tu adopción de la nube. Invierte tiempo identificando las herramientas de detección idóneas para tu proyecto (como CloudScape, de Risc Networks, CloudMapper, de ScienceLogic o el servicio de detección AWS Application Discovery Service) y actualiza tu inventario de aplicaciones. Esto agilizará la planificación del proyecto de migración y minimizará los riesgos que representa el olvidarse una dependencia durante una migración.

6. Elige los partners más indicados para que te ayuden en tu transición. Deberás dar con partners que no solo cuenten con los conocimientos técnicos y la experiencia para realizar tu migración a AWS, sino que además dispongan de una metodología y una estrategia de gestión de proyectos ágil y en línea con tus necesidades. Incluso es posible que ya cuentes con partners que tienen equipos certificados para la nube. Dedica tiempo a entrevistar a los equipos candidatos y solicitar sus referencias, antes de decantarte por un partner concreto. Además, piensa en el modelo operativo que buscas adoptar y si tu partner cuenta con la capacidad de hacer posible ese modelo (crear flujos de integración y provisión continuas, servicios gestionados, etc.).

Fase de migración

7. Empieza poco a poco. Dicho de otro modo, busca pequeños éxitos a corto plazo. Cuanto más cómodo se sienta tu equipo con los servicios de AWS, antes verán las ventajas todas las partes implicadas, y más fácil resultará “vender” esta visión dentro de la organización. Para ello, es importante la transparencia y la consistencia.

8. Automatiza. La agilidad de la nube es posible gracias a la automatización. Invierte tiempo en reconsiderar tus procesos y establecer otros nuevos para automatizar cuanto sea posible en tu migración. Si no fuera posible automatizar todos los aspectos, determina meticulosamente cuáles sí lo son y ofrece a tu equipo las herramientas y conocimientos necesarios para hacerlo.

9. Plantéate la nube como un elemento de transformación. Para ello, ajusta los procesos internos de forma que puedan asumir este cambio tecnológico. Aprovecha esa naturaleza transformadora para alinear a todas las partes implicadas con este nuevo paradigma. Y, en todo momento, mantén el escepticismo ante aquellos que te respondan con un “Pero si siempre lo hemos hecho así…”.

10. Recurre a servicios totalmente gestionados cuando resulte posible. Esto incluye servicios como Amazon RDS, AWS Directory Service y Amazon DynamoDB. Deja que AWS se haga cargo de las actividades cotidianas de mantenimiento y libera a tu equipo para que pueda concentrarse en lo que más importa: los clientes.

Fase posterior a la migración

11. Monitoriza todo. Contar con una estrategia integral de monitorización garantizará que no pasas por alto ningún detalle a la hora de crear arquitecturas sólidas para tus aplicaciones. Contar con inteligencia basada en datos sobre el funcionamiento de tu entorno te permitirá tomar mejores decisiones de negocio cuando llegue el momento de plantearse compensaciones entre rendimiento y costes.

12. Utiliza herramientas de monitorización nativas de la nube. Actualmente hay numerosas herramientas que ofrecen información y monitorización de las aplicaciones en AWS (como por ejemplo, New Relic, APPDYNAMICS, AWS CloudWatch Logs…). Utiliza las herramientas que mejor se adecuen a tu actividad. A largo plazo, tu equipo de operaciones te lo agradecerá y los propietarios del negocio contarán con información más clara sobre los que basar sus decisiones.

13. Aprovecha la asistencia técnica de AWS para empresas. Los technical account managers y los responsables de facturación de AWS, que forman parte del paquete de asistencia para empresas de AWS, son recursos de gran ayuda. Así, los especialistas de AWS pasan a formar parte de tu equipo virtual para la nube, ofreciéndote un punto de contacto y recurso centralizado para tus comunicaciones con AWS, además de representar una valiosa fuente de información y asesoría técnica.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!