Conecta con nosotros

Noticias

¿Cuál es el interés de Intel en Mobileye?

Intel y la tecnológica israelí Mobileye han llegado a un acuerdo por el que la primera va a adquirir la segunda, en una operación valorada en 15.000 millones de dólares.

Publicado el

coche autónomo

Hoy hemos sabido que Intel y la tecnológica israelí Mobileye han llegado a un acuerdo por el que la primera va a adquirir la segunda, en una operación valorada en 15.000 millones de dólares (63,54 dólares por acción). Pero, para entender las razones de esta operación, lo primero es conocer a qué se dedica esta empresa y cuáles son los intereses de Intel para con ella.

La startup israelí está especializada en conducción autónoma, y entre sus clientes se encuentra nada menos que Tesla, para quien ha desarrollado una parte bastante importante de los sistemas autónomos de la firma de motor de Elon Musk. Así, pese a ser una empresa joven, su experiencia es muy valiosa, y el nivel de desarrollo de sus tecnologías es de los más avanzados del mercado.

En realidad, Intel y Mobileye ya han colaborado en alguna ocasión en el pasado, precisamente con el fin de acelerar el desarrollo de los vehículos autónomos, cuya fecha prevista de llegada al mercado sigue planteándose alrededor de 2020, con los Juegos Olímpicos de verano como fecha elegida por algunos fabricantes para la presentación de sus primeros modelos comerciales.

Con ese planteamiento muy presente, el sector tecnológico está trabajando bastante duro para procurar a los fabricantes de motor todos los elementos tecnológicos para que estos sistemas estén disponibles, y con los parámetros de seguridad y rendimiento esperados, en poco más de tres años.

Todo se resume a la perfección con una frase: «Piensa en tu próximo coche como un ordenador con ruedas». Hace ya mucho tiempo que los vehículos cuentan con un gran componente electrónico, pero el gran salto se va a dar en pocos años y, desde hace tiempo, Intel ha sabido ver esa tendencia y ya lleva años trabajando en algunas de las tecnologías más relacionadas con el vehículo autónomo y conectado: conectividad 5G e Internet de las Cosas.

Y es que, al tiempo, para obtener la máxima funcionalidad, es necesario que los coches sean capaces de mantenerse constantemente conectados, y al tiempo obtengan información de todo tipo en tiempo real y sean capaces también de transmitirla para otros fines (control de tráfico, funcionamiento del sistema, etcétera).

Por otra parte, aunque Mobileye es una de las empresas que más elementos tecnológicos ha desarrollado, del conjunto de todos los necesarios para un coche autónomo, tenía algunas necesidades (especialmente en lo relacionado con el proceso de los datos) para las que necesitaba recurrir a soluciones de terceros.

Con Intel, se convierte en la primera empresa del mundo en contar con todos los elementos necesarios para el desarrollo integral de una plataforma completa, es decir, tanto los elementos integrados en el propio vehículo, como los centros de proceso de datos necesarios para procesar el enorme volumen de datos que van a general este tipo de vehículos.

En palabras de Brian Krzanich, CEO de Intel, el mercado del coche autónomo crecerá hasta los 70.000 millones de dólares de aquí a 2030. Así, con esas previsiones y que, aunque pueda parecer lo contrario, son más bien conservadoras, la unión de las soluciones de software y sensores de Mobileye con la experiencia de Intel en conectividad 5G, Internet de las Cosas y Big Data, convierten a Intel en un actor fundamental en el futuro próximo de los coches conectados que, más pronto que tarde, veremos recorriendo nuestras calles.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!