Conecta con nosotros

A Fondo

¿Cómo pueden los ciberdelincuentes hacerse con tus datos a través de redes WiFi abiertas?

Publicado el

wifi abierta

El peligro está donde menos te lo esperas y los ciberdelincuentes pueden acercarse de forma muy sigilosa. Muchos usuarios se conectan a redes WiFi abiertas en la calle para comprar entradas online, por ejemplo, y poco después se dan cuenta de que les han vaciado la cuenta asociada a la tarjeta de crédito con la que han abonado las entradas, según Kaspersky Lab.

Los ciberdelincuentes pueden crear una red WiFi abierta para atraer a las víctimas y así obtener acceso a todo el tráfico enviado y recibido en los dispositivos de cualquier usuario que se conecte a ese punto de acceso. Para llevar a cabo este tipo de robo no se necesitan grandes dotes de programación. Youtube tiene más de 300.000 vídeos que explican cómo hackear una red WiFi. Además, el equipamiento necesario para llevarlo a cabo es barato (menos de 100 dólares).

Existen varias formas de recopilar información con la ayuda de una red WiFi falsa, según Kaspersky Lab:

1. Rastrear el tráfico de la red

Se trata de un método muy antiguo (escuchar por casualidad) que también funciona con el WiFi. Los programas adicionales y las aplicaciones pueden convertir tu ordenador en un espía. Así, podrán interceptar los datos transferidos de forma inalámbrica y pescar archivos útiles, como cookies y contraseñas.

Por supuesto, es necesaria una red sin cifrar o poco protegida (por ejemplo, que utilice el protocolo WEP) para espiar los asuntos de otros. Los protocolos WPA y, en especial, el WPA2 se consideran más fiables. Así es como “escucha por casualidad” un hacker.

2. Crear un punto de acceso falso

Depositamos cierta confianza en los lugares que visitamos y los ciberdelincuentes se aprovechan creando redes con el nombre de esos espacios como un hotel o cafetería. Los ordenadores y los dispositivos móviles suelen recordar a qué redes se han conectado anteriormente para poder volver a hacerlo automáticamente. A veces, los delincuentes copian los nombres de redes populares (por ejemplo, los de las conexiones WiFi gratuitas de las cafeterías o de cadenas de comida rápida) para engañar a los dispositivos.

¿Qué puedes hacer para protegerte? Desde Kaspersky Lab te recomiendan que te conectes a redes WiFi seguras:

  1. No confíes en redes desconocidas que no pidan contraseña.
  2. Desactiva el WiFi cuando no lo necesites.
  3. Reduce la lista de las redes recordadas de vez en cuando.
  4. No utilices la banca online y no inicies sesión en webs importantes en bares, hoteles, supermercados y otros lugares de poca confianza.

3. Instala una solución de seguridad capaz de detectar las redes WiFi maliciosas

Click para comentar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!