Conecta con nosotros

Noticias

Twitter ficha a un antiguo directivo de Goldman Sachs como CFO

Publicado el

Twitter ya tiene nuevo CFO. Según el Wall Street Journal, se trata de un antiguo directivo de Goldman Sachs, Ned Segal, que empezará a trabajar en su nuevo puesto a finales del próximo mes de agosto. Segal llegará a Twitter procedente del desarrollador de software financiero Intuit, donde ocupaba el puesto de vicepresidente de Finanzas y se ha encargado de dirigir la planificación financiera de la división encargada de desarrollar y poner a punto QuickBooks para sus clientes.

Antes, Segal fue el responsable financiero de una pequeña compañía de San Francisco, RPX Corp, que se dedica a ayudar a sus clientes a gestionar los riesgos relacionados con las patentes. También pasó cerca de 17 años en Goldman Sachs, donde trabajó codo con codo con Anthony Noto, que en la actualidad ocupa dos cargos en la directiva de Twitter: COO y CFO, puesto que ocupa de forma provisional desde la salida de Adam Bain el pasado mes de noviembre. A partir de ahora, con la llegada de Segal, Noto, considerado la mano derecha del CEO de Twitter, Jack Dorsey, será solamente el COO de la empresa.

Este fichaje pone de manifiesto el peso que tiene Noto en la compañía. Como hemos comentado, se le considera la mano derecha de Dorsey, que ha contratado a uno de sus antiguos colegas, Segal. Desde su llegada a Twitter hace solo tres años ha ido adquiriendo responsabilidades paulatinamente, tras pasar antes por Goldman Sachs y ser el responsable financiero de la NFL.

Para despejar dudas sobre la más que posible influencia de Noto en la contratación de Segal, desde Twitter han asegurado que todo el equipo directivo ha participado en la búsqueda de un CFO y que se entrevistaron con varios candidatos, aunque fue Dorsey el que tomó la decisión final. Y tal como él mismo ha comunicado, Segal “trae consigo al puesto de CFO un enfoque riguroso y con principios, así como un historial probado de gestión de crecimiento y beneficios“. Su salario anual será de 500.000 dólares, y recibirá también alrededor de 795.000 acciones de la compañía, que se incrementarán si la compañía cumple diversos objetivos.

Precisamente, son los beneficios, o mejor dicho, su falta, lo que atenaza a Twitter, que no ha sido capaz de traducir su popularidad en ingresos. Durante el primer trimestre de este año, la compañía ha registrado un descenso de sus ingresos por primera vez desde que salió a bolsa en 2013, a pesar de la puesta en marcha de varias medidas pensadas para dar la vuelta a la situación de la empresa.

A esto se une la cantidad de puestos vacantes en la directiva de Twitter. En los últimos doce meses, más de una docena de directivos la han abandonado, entre ellos, el responsable de Tecnología, Adam Messinger, el vicepresidente de Producto Josh MacFarland y la vicepresidenta Financiera, Celia Poon.

Pero también ha habido varias incorporaciones, alguna de peso. Como la vuelta de uno de sus fundadores, Biz Stone, que anunció en mayo que se unía de nuevo a la empresa para centrarse en la mejora de su cultura y en trabajar para que varios elementos de la misma puedan apreciarse desde el exterior.

Click para comentar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!