Conecta con nosotros

Noticias

Netflix tributa en España a través de una sociedad en Holanda

Publicado el

El diario La información aborda, en este artículo, un tema hasta ahora no tratado pero que, por la temática, está bastante de moda. Y no es otro que el de las tributaciones, en este caso la de Netflix…. ¿dónde paga impuestos la productora? Desde luego en España no, y es que la sede europea de la compañía está en Ámsterdam bajo el nombre de Netflix International BV, desde donde se maneja todo el “tinglado”.

Según han confirmado desde la empresa a dicho medio, Netflix opera en España “desde su sede central en Holanda, donde se recaudan impuestos como el IVA“. Según sus portavoces, estos impuestos se distribuyen tras su recaudación a las autoridades españolas correspondientes.

Netflix no es la única empresa que ha elegido Holanda como su sede central para toda Europa. De la misma manera que otras eligen Irlanda con el objetivo de pagar menos impuestos, las empresas que deciden establecerse en Holanda cuentan con varias ventajas fiscales. Las compañías que llegan a Europa desde otros países siempre tratan de optimizar sus actividades, por lo que suelen recurrir a estas prácticas que, eso sí, son legales.

Según Fortune, un total de 550 empresas estadounidenses y 245 multinacionales japonesas tienen su sede en el país naranja, a las que se suman 2.485 europeas. Todo a pesar de que en el país se pagan impuestos bastante elevados en cuanto a sociedades, un 25%. Pero por otra parte, las empresas cuentan con otro tipo de ventajas que hacen que la balanza caiga del lado del país a la hora de elegir sede. Por ejemplo, en cuanto a los llamados convenios de doble disposición de inversión. Utilizar sociedades en dicho país reduce al mínimo la tributación de las plusvalías y los dividendos de las filiales de una empresa en otros países en lo relacionado con las transacciones financieras internacionales.

Por lo tanto, Netflix opera de forma legal, pero no exenta de polémica. Como es lógico, a distintos gobiernos de todo el mundo, esto no les gusta en absoluto, por lo que han puesto en marcha impuestos y tasa especiales destinados a estas empresas. En algunas naciones se les conoce incluso como algo parecido al “impuesto Netflix”, y sirve para que los países en los que se aplica compensen con el pago de una tasa especial los beneficios fiscales que cuentan por tener su sede en otro país, lo que hace que paguen menos en otros. Es lo que sucede con el impuesto de sociedades español, que Netflix no paga por no tener oficinas ni sede en España.

Asimismo, el Parlamento Europeo ha aprobado la reforma de la Directiva de Servicios de Comunicación Audiovisual, que determina que los proveedores de vídeo bajo demanda tienen que ofrecer un 30% de producciones realizadas en Europa. Y no sólo en Europa. También en el país de origen de Netflix, Estados Unidos, hay varios estados que han impuesto un canon a las suscripciones a su servicio de streaming, que oscila entre el 6 y el 9 por ciento, que los suscriptores suman al coste de su suscripción.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!