Conecta con nosotros

Noticias

Western Digital quiere impedir la venta de la división de chips de Toshiba a Bain Capital

Publicado el

Si alguien pensaba que en Western Digital se iban a quedar callados después de que en Toshiba decidiesen vender su división de chips de memoria a un tercero, estaba muy equivocado. La reacción de los responsables de la compañía californiana ante la venta del área de chips de Toshiba a Bain Capital y sus socios no se ha hecho esperar ni una semana. En efecto, según Reuters, Western Digital ha anunciado que va a tratar de bloquear esta operación mediante un requerimiento que va a solicitar ante el Tribunal Internacional de Arbitraje.

No es la primera vez que la empresa acude a este tribunal. Ya lo ha hecho hace unos meses, cuando alegaba que no se podía alcanzar un acuerdo sin su consentimiento, con otro requerimiento ante el mismo tribunal. En esta ocasión no ha esperado ni siquiera a que se firme la venta, bloqueada todavía porque Apple no está de acuerdo con varios de sus puntos clave. El asunto requiere cierta prisa, por lo que es probable que el panel de tres árbitros encargados de valorar la situación se forme esta misma semana.

La decisión de los árbitros sobre el requerimiento llegará posiblemente antes de que finalice este año. Por lo tanto, aunque se firme el acuerdo, llegaría antes de que se cerrase. Eso sí, no es muy probable que se emita un veredicto definitivo sobre esta disputa antes de 2019. No son buenas noticias para Toshiba, que necesita el dinero de la transacción. Lo necesita tanto, que o lo firma de inmediato, lo que supondría llegar por los pelos con la venta cerrada a marzo, cuando termina el año fiscal, y poder contar con el dinero para entonces, o se expone a tener pérdidas un año más y a salir por lo tanto de la lista de empresas cotizadas en la bolsa de Tokio. No tienen tiempo que perder, puesto que las entidades reguladoras de este tipo de procedimientos suelen tardar unos seis meses en examinar sus detalles para ver si hay algún problema con la operación.

Western Digital, que compró SanDisk, socio de Toshiba en el negocio de los chips desde el año 2000, por 16.000 millones, ve a los chips como uno de sus pilares de cara al crecimiento en el futuro. Encabezaba uno de los dos grupos preferidos por Toshiba para hacerse con su área de chips. Pero Toshiba lo rechazó dado que la compañía estadounidense no quiso comprometerse a no tener participación en el futuro en la división de chips que compraría junto con el resto de los miembros del grupo, entre los que estaba KKR.

Tras el rechazo, en Western Digital dieron rápidamente muestras de su enfado, ya que la misma semana pasada pidieron otro arbitraje para evitar que Toshiba invierta en otra planta de fabricación de chips en Yokkaichi (Japón), a no ser que permita que SanDisk invierta también en ella. Toshiba tomó la decisión de invertir en una nueva línea sin Western Digital porque habían fracasado en su intento de alcanzar un acuerdo para una inversión conjunta.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!