Conecta con nosotros

Noticias

Uber ayudará a la NASA con su proyecto de taxis voladores

Publicado el

Uber ayudará a la NASA con su proyecto de taxis voladores

Uber ha confirmado la firma de un acuerdo con la NASA para ayudar a desarrollar su proyecto de taxi volador. En concreto, Uber se encargará del desarrollo del software de gestión de las rutas de sus taxis voladores. Con este software, según Reuters, estos taxis aéreos podrían funcionar de manera similar a los servicios de viaje con conductor que Uber ha popularizado en tierra. Se trata, según Uber, del primer contrato que firma la NASA para realizar vuelos y servicios a baja altura, en lugar de en el espacio exterior.

El responsable de producto de Uber, Jeff Holden, ha manifestado que Uber empezará las pruebas de los servicios de taxis voladores planteados por la NASA en Los Ángeles alrededor de 2020. Esta ciudad será la segunda en la que entre en pruebas el servicio. La primera será Dallas. En ambas, los vehículos tendrá una capacidad para cuatro pasajeros y volarán a una velocidad aproximada de 322 kilómetros por hora. Pero antes será necesario que el servicio cuenta con la aprobación de los organismos reguladores de los servicios de aviación, para lo que ya están trabajando. No son las únicas empresas que planean lanzar vehículos voladores. Airbus tiene planeado hacerlo en 2018.

Por su parte, la NASA ha confirmado que firmó un acuerdo con Uber el pasado mes de enero, con el que Uber se une a varios socios que ya trabajan con la NASA en el desarrollo de diversos sistemas de gestión de tráfico aéreo sin conductor. Este acuerdo implica que Uber participará en la cuarta fase del desarrollo de estos taxis voladores, que está previsto que empiece alrededor de marzo de 2019. La primera fase se completó en 2015, e implicaba pruebas de campo en una base de la Administración federal de aviación que se usa para el manejo de drones empleados en agricultura, extinción de incendios y control de conducciones. La fase dos se llevó a cabo durante 2016, y probó vuelos de larga distancia por zonas de escasa población. Todavía se está llevando a cabo. La fase tres, se desarrollará en 2018, y en ella se probarán los servicios sobre zonas de población moderada. La cuarta es la que llevará los vuelos de estos vehículos a zonas urbanas de elevada densidad de población.

Uber quiere acelerar el desarrollo de una nueva industria de taxis aéreos urbanos eléctricos y a demanda. Con este tipo de servicios, los clientes podrán pedir un taxi volador de manera parecida a como solicitan hoy uno terrestre desde su smartphone. La empresa tienen planeado comenzar a ofrecer servicios de taxi volador de pago en ciudades a partir de 2023, y está trabajando con entidades reguladoras de Estados Unidos y Europa para conseguir las aprobaciones necesarias para ello. Por el momento, las negociaciones que mantiene con ellas están en una fase muy inicial.

A principios de este año, Uber fichó a dos veteranos de la NASA, Mark Moore y Tom Prevot, para dirigir respectivamente su equipo de diseño de vehículos voladores y el de desarrollo de su programa de gestión del tráfico aéreo. Es este último equipo el que más trabajará en colaboración con la NASA para tratar de solucionar los problemas que podría implicar la presencia de cientos o miles de vehículos aéreos sin conductor en los cielos de zonas urbanas. Todo, al mismo tiempo que coexisten con los sistemas de tráfico convencionales y el tráfico aeroportuario.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!