Conecta con nosotros

Entrevistas

HPE Aruba: “Habrá una gran diferencia en las empresas que aprovechen las TI como palanca”

El papel de los equipos de TI en las empresas actuales está cambiando, porque el papel de la tecnología en las empresas está cambiando. Hemos hablado con Pedro Martínez de Aruba Networks para conocer su visión sobre todo este proceso de cambio.

Pedro Martínez

Preventa, Marketing y Desarrollo de Negocio

HPE Aruba

Publicado el

El papel de los departamentos de TI en las empresas actuales está cambiando, porque el papel de la tecnología en las empresas está cambiando. Las TI se están acercando mucho más a los objetivos de negocio y están dejando de ser sólo un facilitador interno, pueden ser la palanca competitiva de sus empresas. Hemos tenido la oportunidad de charlar largo y tendido con Pedro Martínez, responsable de Preventa, Marketing y Desarrollo de Negocio de HPE Aruba, para conocer su visión sobre todo esto.

MCPRO: ¿Qué es Aruba?

Pedro Martínez: Aruba es una startup que empezó por el 2002. Desde que nació, su foco claro fue todo lo que es la movilidad, que probablemente es el aspecto más conocido de Aruba, el WiFi: la movilidad. Siempre con un elemento muy importante, que ahora es de máxima actualidad: movilidad segura. Vamos a hacer que la movilidad sea una herramienta útil para el negocio y para eso la seguridad tiene que estar embebida desde el ADN de la solución. A lo largo de los años Aruba ha ido creciendo y ganando cuota de mercado. En el año 2015 Aruba, que era un líder en el mercado de movilidad, fue adquirida por Hewlett Packard Enterprise para complementar esa parte de su portfolio.

A partir de ese momento, HPE Aruba se integró dentro de HPE pero, a diferencia de otros procesos de adquisición que ha habido dentro de la casa, aquí se ha mantenido toda la estructura, la estrategia y la filosofía de Aruba. Aruba se ha integrado pero el go to market, la estrategia, la parte de movilidad, de redes, de seguridad es la que ha marcado Aruba. A fecha de hoy Aruba tiene una propuesta de valor muy clara alrededor de la red, la movilidad y la seguridad, de todo lo que tiene que ver más con la analítica, cómo se aplica la IA a diferentes factores, diferentes tecnologías en el ámbito de seguridad, de rendimiento.

Nuestro objetivo es trabajar en todo lo relacionado con la transformación digital de los entornos hacia la movilidad, la seguridad y la parte más tradicional, que tiene que ver con la infraestructura de conectividad, la infraestructura de acceso en las redes, tanto cableadas como inalámbricas. En este sentido, dentro de HPE tenemos tres grandes áreas bien diferencias: una centrada en modelos de HybridIT, de cómo puede ayudar a los clientes a transformar su entorno de TI. Entre aplicaciones que están en nubes públicas pero que también tienen que estar en entornos de cloud privada. Es un offering alrededor de la tecnología de almacenamiento, de computación, es decir, muy ligado al Data Center. Por otro lado está el offering de HPE Aruba, que es lo que llamamos HPE Intelligent Edge. Ese acceso inteligente a ese cloud público o privado, pero separado. El resto de HPE tiene foco en el Data Center, las aplicaciones, etc. Y para cerrar, también existe HPE Pointnext que es el área de servicios de HPE orientada a ayudar a los clientes en su proceso de transformación de IT.

Nuestro objetivo es trabajar en todo lo relacionado con la transformación digital de los entornos hacia la movilidad y la seguridad

MCPRO: ¿Cuál es ahora mismo vuestra cartera de productos y servicios? ¿Cómo está estructurada?

Pedro Martínez: Nuestro portfolio se puede dividir en cuatro áreas: infraestructura de redes LAN  y WLAN, seguridad, conectividad SD WAN y Analytics en redes WiFi. El primer bloque lo forman soluciones para implementar infraestructura de conectividad con y sin cable para empresas. Es decir, soluciones para que cualquier empresa pueda montar su red corporativa tanto en la parte WiFi como LAN. El segundo bloque es un offering específico de seguridad, que tiene dos partes.

Una es ClearPass, que es un orquestador de políticas de seguridad que nos permite desplegar en la infraestructura de cualquier fabricante con las políticas de acceso que dedicamos (por el perfil del usuario, por sus credenciales, por el tipo de dispositivo que usen…). Permite gestionar de forma muy granular las autorizaciones que se le dan a los usuarios para conectarse a todos los recursos disponibles. El segundo elemento de este bloque es Introspect, una solución de analítica de comportamiento, de seguridad. Analiza el comportamiento para detectar alteraciones en los patrones de uso mediante IA. Está muy orientado no tanto a la prevención como a la detección rápida para dar una respuesta temprana.

El tercer bloque de soluciones lo forman las soluciones de conectividad para empresas muy distribuidas (SD WAN): bancos con muchas sucursales, cadenas de tiendas, etc. Permite gestionar no sólo la red LAN y la WiFi, que ya se hace, sino la WAN (Wide Area Network, o Red de Ámbito Extenso). Poder utilizar Internet de forma segura con tecnologías de cifrado como canal seguro de comunicación para conectar las sucursales con un Data Center o con las oficinas centrales de la compañía. Se trata de gestionar de forma sencilla toda esta amplia red distribuida.

El cuarto y último bloque de soluciones es todo lo que tiene que ver con Analytics en redes WiFi. Conocer cuándo acuden los usuarios a un centro comercial, cuándo hay más afluencia de público, tanto en la parte de tecnología WiFi como con Bluetooth para interactuar de forma muy directa con ese cliente: hacer marketing contextual, enviarle promociones, etc. Y todo esto muy ligado al uso de la tecnología WiFi o Bluetooth ligado al negocio y al marketing.

Tenemos soluciones tecnológicas para ayudar a que las infraestructuras de otros fabricantes sean más seguras

MCPRO: Cuando HPE Aruba entra en contacto con un potencial cliente, el nuevo proyecto tiene que integrarse con la infraestructura preexistente y en ocasiones reemplazar determinados elementos. ¿Cómo encaja y qué hace falta para trabajar con un nuevo cliente?

Pedro Martínez: Hay clientes que se aproximan a HPE Aruba con distintas necesidades. La parte común de muchas de estas necesidades tienen que ver con capacidades relacionadas con la movilidad. Ya sea porque quieren renovar la parte de WiFi debido a que las soluciones que emplean se han quedado obsoletas. Clientes que todavía no han abrazado la movilidad y se están planteando ahora estrategias de movilidad y quieren contar con un partner como HPE Aruba que les ayude. La aproximación nuestra es ver qué tecnología tiene sentido para el entorno del cliente con los requerimientos que tiene, siempre de la mano de la parte de seguridad. Es decir, que todo aquello que se incorpore sea totalmente seguro. Que sean redes en las que tenemos políticas de seguridad, de autenticación, para identificar qué usuarios y dispositivos se pueden conectar a la red y a qué recursos pueden acceder.

El nivel de seguridad de las redes móviles tiene que ser percibido como igual o superior al que hay en las redes cableadas. Cada vez más tenemos clientes que ya tienen esa infraestructura desplegada y se aproximan a nosotros porque tienen necesidades en la parte de seguridad. Necesitan proteger ese despliegue que ya está hecho, que en muchos casos está montado con soluciones de otros fabricantes. Nosotros tenemos soluciones tecnológicas para ayudar a que las infraestructuras de otros fabricantes sean más seguras. Y que los clientes puedan implementar políticas homogéneas de control de acceso, de seguridad, que les permitan hacer que el uso de estos dispositivos de conectividad sea realmente seguro.

El nivel de seguridad de las redes móviles tiene que ser percibido como igual o superior al que hay en las redes cableadas

También tenemos clientes de un perfil distinto al habitual del cliente de TI. Son perfiles de marketing, de desarrollo de negocio dentro de sus empresas. Ven la tecnología como un medio para ayudarle a conseguir más información de sus clientes. Es muy común hoy emplear la tecnología WiFi para entender cuál es el comportamiento de las personas dentro de un centro comercial o de una oficina. Esto permite saber a qué hora hay más afluencia de personas, y una vez que están dentro de este espacio, se puede saber cómo se mueven, dónde se concentran. Por ejemplo, en entornos comerciales se puede emplear esta tecnología para entender el efecto de una promoción en un punto de venta, o un cambio de escaparate. ¿Está consiguiendo ese cambio que haya más afluencia al local? Y todo eso se puede hacer porque todo el mundo lleva un dispositivo WiFi en el bolsillo y, aunque no el usuario no lo sepa, la red WiFi está monitorizando eso.

Lógicamente, los clientes que ya tienen esta red WiFi para dar conectividad a sus clientes le pueden dar un segundo uso a esta infraestructura como herramienta de marketing, para comprender el comportamiento de sus clientes. También usamos tecnologías como Bluetooth, que nos permite hacer un marketing contextual en situaciones de proximidad. Si una persona en un centro comercial se aproxima a una tienda, a un restaurante, puede recibir una promoción especifica asociada a ese target de cliente y, lógicamente, teniendo en cuenta que, en ese momento, está en ese punto de venta. El sistema sabe que está ahí, porque detecta su presencia, y por ello le envía una promoción para comprar con descuento o para que entre a comer al restaurante y tenga un obsequio.

En este sentido estamos empezando a ver usos de la tecnología que trascienden del cometido tradicional de TI, para estar mucho más vinculadas al marketing, de apoyo al negocio. Y es que muchas veces en sí mismo este tipo de proyectos justificarían por sí mismos la inversión en infraestructura de TI para habilitar estos nuevos modelos de negocio.

MCPRO: Esto nos lleva al siguiente paso: Analytics. Pasa de ser una herramienta que da un servicio y que como mucho analizaríamos para optimizar a convertirse en una herramienta que genera información de negocio. Información que luego hay que tratar y procesar para extraer conclusiones.

Pedro Martínez: Efectivamente, en la vertiente de negocio se genera mucha información en bruto y hay partners que se dedican más a la parte de Business Intelligence para crear cuadros de mando. En estos dashboards, a partir de la información procedente de las redes WiFi, pero también de otros entornos muy distintos, como pueden ser las cámaras de video-vigilancia, se combina todo para construir métricas de negocio. Lo que el responsable de negocio realmente valora es la información de negocio que se obtiene en estos cuadros de mando. Le da exactamente igual la tecnología que hay por debajo. Lo que quiere ver es lo que está ocurriendo.

Esta analítica tambie la estamos empezando a aplicar en el plano puro de TI. Lo estamos aplicando en dos áreas: una es la optimización del funcionamiento de las redes WiFi y la otra es la seguridad. En lo que respecta a la optimización de la red, la idea es emplear algoritmos de Machine Learning/Deep Learning para tener un benchmarking que indique qué tal se está comportando su red WiFi comparada con redes de otros clientes similares. Así se puede saber si la red de un cliente de un sector concreto (retail, universidad, etc.) tiene las mismas prestaciones que otros clientes del mismo sector o si se están produciendo diferencias.

También permite hacer cosas como detectar anomalías en la red de forma automática. La red tiene unos parámetros estándares de funcionamiento y, en un momento dato, puede detectar de forma automática que algo no va bien. Notaría cambios en la velocidad de conexión o el número de usuarios conectados a esas horas. Y automáticamente podría intentar averiguar la causa que está generando ese problema. Cada vez estamos añadiendo más capacidades de IA en la gestión de la red para facilitar la labor del administrador de red. Una figura que hasta ahora tenía que tener bastante expertise para poder interpretar la información, tomar decisiones. Ahora gran parte de esta carga estará apoyado y/o complementado con la Inteligencia Artificial.

El otro gran campo es el de la seguridad. Aquí hay dos grandes problemas a resolver. El primero es que la superficie de exposición es cada vez mayor, y con los dispositivos IoT crece exponencialmente el número de dispositivos conectados, y con ellos el número de posibles vectores de ataque. El otro problema, y quizás el principal, son los ataques Zero-Day. Estos ataques que se lanzan sin aviso previo y que, en teoría, nadie puede saber por dónde tendrán lugar o qué vulnerabilidad desconocida explotarán.

Los sistemas de seguridad tradicionales han estado basados en firmas, en patrones, y esto aquí no funciona. Hasta que no se produzca ese primer ataque y se estudie, no será posible disponer de la firma para prevenir futuras amenazas en la misma línea. Aquí estamos empleando también la IA con una aproximación muy parecida. Yo puedo desconocer que determinado dispositivo tiene un virus, pero sí puedo detectar que el comportamiento de ese dispositivo es distinto al habitual. Si mañana un dispositivo está infectado, tiene un virus nuevo que no se conocía y que mis antivirus no pueden detectar.

Cuando ese equipo empiece a operar en la red de la empresa, es posible que tenga un comportamiento distinto al habitual. Pongamos por caso que un usuario habitualmente llega a las nueve y sale a las seis de la tarde, y que se suele conectar con tres sistemas concretos, de los que descarga un determinado volumen de información, etc. Si un día empiezan a suceder “cosas raras”, como que este usuario se conecta a servidores a los que no se conecta habitualmente, y a descargarse o mover mucha información fuera de los canales habituales, estos son síntomas de alarma que nos van a permitir identificar que algo está pasando que no es bueno.

Y aunque todavia no sabemos que es, sucede lo mismo que cuando alguien está enfermo. Tiene síntomas, tiene fiebre, todavía no está identificado el virus, pero sí sabemos que pasa algo. En base a esta detección podemos tomar decisiones mucho más ágiles. Es decir, podemos por ejemplo hacer que un analista de seguridad reciba una alarma que le diga que investigue lo que está pasando en determinada parte de la red porque la actividad no es normal y puede ser un incidente de seguridad grave.

Empleamos IA para detectar si el comportamiento de un dispositivo es distinto al habitual y dar aviso a los analistas de seguridad

También podemos implementar esas políticas de seguridad más automatizadas y decir que, si en un momento dado ocurre algo así, se limite el acceso de ese dispositivo para que, si hay algún problema, no infecte al resto de dispositivos que hay en la red. Cada vez más estamos viendo que, en la seguridad, la IA, la analítica de estos ingentes volúmenes de datos que tenemos en la red nos ayuda a ser más ágiles y más operativos para detectar las amenazas no cualificadas. La analítica también es un área de aplicación muy importante para los profesionales de IT: CIO, CTO, CISO, técnicos…

Al final lo que está ocurriendo es que la parte más tradicional de conectividad, tanto por cable como wireless, está dando paso a nuevos usos, nuevas aplicaciones que implementan nuevas funcionalidades de analítica o de IA. Esto hace que las soluciones tradicionales que tenían a lo mejor un ámbito muy concreto se estén considerando como nuevas herramientas al servicio del negocio y de la seguridad.

Otra tendencia muy importante es que la seguridad se considera algo totalmente crítico para el negocio. Nadie hoy en día puede pensar que un problema de seguridad es algo que afecta al TI y no al negocio. Sabemos que un incidente grave de seguridad puede suponer pérdidas importantes en términos de negocio, de imagen de marca, etc. La seguridad es cada vez un componente más importante del negocio, sobre todo en la parte de prevención. Y ahora más con el tema de la entrada en vigor GDPR y lo que eso conlleva. Va a hacer que, si todavía no era suficiente el protagonismo de la seguridad en los organigramas y la toma de decisión de la empresa, ahora seguramente cobre esa mayor importancia.

MCPRO: Has hablado de las posibilidades de las redes WiFi como herramienta de marketing por la información que proporcionan sobre la conducta de los usuarios. Seguramente el papel del comercio físico, que ya se ha visto afectado por la llegada de los gigantes de la venta online, varíe, y especialmente el de los centros comerciales, que se están reinventando. Quizá no pueden competir en la oferta o en el precio, pero sí pueden sacarle más partido que hasta ahora a su emplazamiento físico. Muchos centros comerciales han sido grandes contenedores de tiendas, y cada una de ellas “hacía la guerra por su cuenta”. Ahora, si el propio centro comercial prepara su infraestructura para tener una muy buena cobertura WiFI o Bluetooth, es el centro comercial el que puede tener mucha más información sobre los flujos de personas…

Pedro Martínez: Sí, utilizar la información de flujos de personas para establecer la política de precios de los locales, descubrir con los patrones de movimiento qué espacios comerciales son los más valorados. En ese sentido, el centro comercial puede justificarlo plenamente. Un emplazamiento con mayor tarifa estará soportado porque se puede garantizar un mayor flujo de personas en esa zona. Aspectos que hasta ahora no se han explotado y que estamos empezando a vislumbrar. Hay centros que son pioneros, pero su implantación generalizada todavía está lejos. Es una cuestión además, de supervivencia. ¿Qué tiene que hacer un centro comercial para que, si estamos en casa navegando por la pagina de Amazon, tengamos un motivo para levantarnos y desplazarnos al centro comercial?

El comercio tradicional se está reinventando y el que no lo haga tendrá un futuro bastante incierto

Otra aplicación de la analítica, por ejemplo, es el “show-rooming”. Cuando tú vas a un centro comercial y ves el producto pero lo que haces es comprobar el precio que tiene en comercios online. Con esta información analítica, si es un usuario conectado a nuestra red WiFi, que haya aceptado los términos y condiciones, puedes saber hacia dónde está navegando ese usuario. Si en un momento dado sabes que está buscando en la competencia una oferta del producto que tú tienes ahí mismo, también puedes actuar y, a lo mejor, plantearle una promoción en ese momento. Como sabes que está interesado, puedes hacerle una oferta competitiva con la del comercio online y, como ya está ahí mismo, se lo lleva puesto.

Este tipo de comportamientos, ese tipo de inteligencia, pensamos que es fundamental para cualquier tipo de tienda física con objeto de tener una viablidad más clara. Además, le estás aportando más valor al cliente, que ya ha ido allí, ve el producto y, al final, si en la superficie se encuentra con un precio interesante, el cliente lo va comprar en persona.

La cantidad de posibilidades es enorme, y es fundamental el rol del responsable de marketing, o de relación con los clientes, en ese tipo de superficies. Es quien tiene que articular esa propuesta de valor para que nos haga salir de casa y desplazarnos allí. Que consiga crear una experiencia de compra totalmente distinta. Por ejemplo, también estamos trabajando también en retail con probadores interactivos. Imagina que tú entras al probador y puedes ver cómo te sienta una prenda mientras que el probador te sugiere otras prendas que te podrían encajar con la que te estás probando en ese momento. O incluso puedes ver virtualmente cómo te quedaría una prenda en la que estás interesado junto con otras prendas que proponga el propio comercio. Hay mucho campo para poder reinventar la experiencia de la compra presencial y que los clientes tengan alicientes claros y distintos para elegir la compra física frente al eCommerce.

La cantidad de posibilidades es enorme, y es fundamental el rol del responsable de marketing

MCPRO: En estos casos, la parte de la ecuación de la que hemos hablado capta la actividad del cliente en un centro comercial, por ejemplo, pero luego hay que ofrecerle esas promociones de algún modo. Puede ser a través del móvil, pero también a través de Digital Signage (Cartelería Digital), que posiblemente sean también parte del proyecto, ¿no es así?

Pedro Martínez: Claro, un ejemplo de acciones que estamos llevando a cabo sería éste: un día vas a tu sucursal bancaria, cosa que haces raramente y, como tienes la aplicación en tu móvil, la infraestructura instalada en la oficina detecta que has llegado. Y además sabe quién eres. A lo mejor eres un cliente VIP para que el director de la oficina salga a saludarte. Estás esperando en la cola del cajero y, justo al lado tienes una pantalla de cartelería digital, que está mostrando publicidad genérica del banco. Pero también puedo detectar que estás muy próximo a esa pantalla, y como conozco tu edad, tu perfil de riesgo, etc, te puedo ofrecer publicidad totalmente contextualizada de un plan de pensiones que te puede interesar. Puedo gestionar los elementos de publicidad contextual utilizando ese contexto de proximidad. Todo esto se realiza a través de APIs por lo que la integración con elementos de Digital Signage es directa.

En estos casos HPE Aruba proporciona la tecnología de base y luego tenemos un ecosistema de integradores que tienen el conocimiento vertical del sector del cliente y de las herramientas de marketing digital y de cartelería que son los que integran nuestra solución con los elementos de infraestructura. Hacen la consultoría específica para el caso de negocio del cliente e integran todo. La propuesta de HPE Aruba es una propuesta tecnológica que va de la mano de estos partners de negocio que son los que crean la solución completa y valiosa para el cliente. Trabajamos 100% a través de partners, a través del canal. Los respaldamos completamente. Este tipo de escenarios requieren cada vez un mayor conocimiento de la parte de negocio en la que estos partners son expertos.

MCPRO: Has hablado de tendencias importantes como la seguridad, la evolución de la venta física para superar al eCommerce… ¿Qué otras tendencias ves que están llegando al sector?

Pedro Martínez: Ya hemos hablado de la presencia de la IA, y creo que cada vez estará presente en más ámbitos, tanto en la parte tecnológica como en la de negocio. Esto permitirá que las personas que luego operarán las soluciones no tengan que ser grandes expertos. También las soluciones desde el lado técnico ofrecerán cada vez más posibilidades. Y esto hará que evolucionemos hacia soluciones con una parte cada vez mayor de inteligencia, de ayuda a la operación, de optimización del funcionamiento que le simplifique la vida al responsable de TI. Hablo de características como optimizar configuraciones de forma automática, detectar los problemas de red antes de que supongan una incidencia a nivel de comunicaciones. En definitiva, ser muy proactivos en eso.

En la parte de seguridad igual, avanzar en estos paradigmas de analítica, de detección anticipada de amenazas desconocidas. En cierta medida es como las políticas de salud pública: impedir los vectores de propagación. Dotar a la red de funcionalidades para asegurar que las infecciones de un equipo no se propaguen. Es inevitable que algunos dispositivos o personas se descarguen un fichero de donde no deben y se infecten. Se trata de que eso no se convierta en un problema de seguridad para toda la organización.

En la parte de aplicación de estas tecnologías a ámbitos como el marketing o el negocio, creo que queda mucho camino por recorrer en la implementación. No hay un uso generalizado de estas tecnologías por parte de todos los clientes. Aquí no estoy pensando sólo en comercios o centros comerciales, sino en empresas. Podrían usar este tipo de información para optimizar los espacios de trabajo, determinar el uso efectivo de las salas de reuniones. Quizá tenga sentido reconvertirlas en otro tipo de espacios de trabajo.

Esto llevará a tener entornos de trabajo más inteligentes, en los que el entorno reconozca al usuario y le permita personalizar la ergonomía de su puesto de trabajo. A una persona le puede gustar la luz de un modo determinado, la climatización, si es un elemento que se puede regular individualmente, también puede adecuarse al gusto de cada uno. El objetivo es hacer que el entorno de trabajo sea cada vez más inteligente y se adapte más a las preferencias del usuario, todo ello dentro del proceso de autenticación del usuario. Así será posible garantizar las políticas de acceso adecuadas, así como el perfil de personalización del puesto de trabajo. Se unifican los aspectos de TI con el entorno.

En breve llegarán nuevos estándares: 802.11ax para mejorar el uso del espacio radioeléctrico y 802.11ad para reemplazar a los cables físicos

Desde el punto de vista de la tecnología, estamos en puertas de la llegada del nuevo estándar WiFi: 802.11ax. Es una norma pensada para poder aprovechar también mucho mejor la capacidad del espectro radioeléctrico. Será posible proporcionar un mejor servicio porque el espacio WiFi actual está compartido y, cuando se comunican muchos usuarios, la red se degrada. Cuando uno de ellos transmite datos, el resto de la gente no puede hablar. Con 802.11ax damos un salto cualitativo y nos permitirá optimizar el uso de todo el espectro radioeléctrico para que podamos tener, en un entorno WiFi, varios usuarios transmitiendo de forma simultánea. En los próximos años, la tecnología WiFi va a experimentar un desarrollo adicional en esa dirección: el mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico. El volumen creciente de usuarios y dispositivos que se están conectado lo hará necesario.

Otro estándar que llegará en los próximos meses es 802.11ad, que está pensado para reemplazar los cables físicos en los entornos de conectividad. Vamos a poder conectar las pantallas, las impresoras, todo a través de WiFi: Todo será inalámbrico. La aplicación inmediata será en la oficina y en el ámbito doméstico, para eliminar muchos cables.

El último gran componente que llegará tiene que ver con los dispositivos IoT (Internet of Things). Estos dispositivos necesitan protocolos más sencillos que el WiFi tradicional, pero necesitan esta conectividad. Aquí, los requisitos son disponer de una conectividad sencilla y económica a la red. Se espera que el número de dispositivos IoT que se conecten a las redes se multiplique por 10 o por 20 en los próximos años. Los equipos IoT necesitan una conexión a la red sencilla y que no requiera una infraestructura separada.

No hay cambios disruptivos o conceptuales de forma inmediata, como serán las comunicaciones basadas en la luz, pero sí una evolución importante de las tecnologías actuales en busca de un mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico y de adecuación a los nuevos usos.

No hay cambios disruptivos o conceptuales de forma inmediata, pero sí una evolución importante de las tecnologías actuales

MCPRO: Parece que hay una tendencia clara en hacer gestionables por software a los dispositivos de red física, así como a tener mecanismos de gestión automatizada, que comentabas anteriormente. Además, el hecho de poder adaptarse a cambios en los patrones de uso hacen posible que los entornos de trabajo se puedan modificar y adaptar con una facilidad impensable hace poco. La tradicional imagen de los técnicos de TI cableando una oficina, y con ello atando las ubicaciones de los puestos para mucho tiempo, parece que va a cambiar.

Pedro Martínez: En encuestas que hemos hecho constatamos que las nuevas generaciones tienen esa percepción. Quieren, al llegar a una oficina, poder trabajar con los dispositivos que ellos prefieran y no con el que les impone la empresa. Quieren poder trabajar desde sitios distintos en momentos distintos. Todo lo que sea flexibilizar ese entorno de trabajo, va a ser un elemento importante para que el empleador pueda atraer a ese talento. Va a haber una competencia por ese talento. Y vemos que las políticas de teletrabajo que hay en algunos sectores están todavía a años luz de lo que es técnicamente posible. La tecnología lo permite y en muchos entornos es más un tema de políticas organizativas, de recursos humanos, que de dificultad tecnológica. Esos aspectos están frenando el potencial que permite la tecnología. En los próximos años veremos como esto va a cambiar. Para atraer el talento joven, las empresas tendrán que cuidar estos aspectos. Tendrán que ofrecer entornos flexibles.

Ahora todo está definido por software. La mayoría de los productos de nuestro portfolio tienen APIs

Nuestros productos están pensados no sólo para trabajar integrados con otros productos de HPE Aruba, sino para trabajar en un entorno abierto. A través de una API pueden ofrecer información sobre la actividad de los usuarios a sistemas que están separados, así como de recibir peticiones de sistemas externos para modificar su configuración. En la parte más de arquitectura vamos a un entorno cada vez más abierto. Hablamos de más APIs, de más posibilidades de integrarte con terceros. Los fabricantes que apuesten por este ecosistema abierto serán los que tengan una mayor viabilidad para seguir en el medio plazo. No hay espacio para las arquitecturas cerradas, monolíticas, en las que todo es del mismo fabricante. Cada vez tiene menos sentido.

Hay innovación en muchas áreas, hay empresas que están haciendo cosas interesante. Si mi arquitectura es cerrada, no podré aprovechar esa innovación. Las APIs abiertas permiten aprovechar la funcionalidad propia y de otros para proporcionar mayor utilidad a los clientes. En el mundo del networking venimos de entornos muy cerrados, muy verticales. Las soluciones hacían lo que hacían y nada más. Si querías hacer otra cosa distinta tenías que esperar a una versión mejorada del software del fabricante o no había nada que hacer. Y la evolución actual va en el sentido contrario: vamos a entornos completamente abiertos. Nosotros ponemos las herramientas , y el cliente pone la innovación en busca de nuevos modelos de uso para toda clase de aplicaciones.

Es un paradigma en el que todo se define por software y en el que el límite lo marca la imaginación, nada más

MCPRO: Entiendo que esto lleva a otro cambio importante. La tecnología pasa a estar en más sitios, es más común y más avanzada. En muchos casos, además, esta tecnología estará en manos de un personal menos técnico, más alejados de las TI tradicionales. Y, al mismo tiempo, la tecnología es más necesaria y crítica para el negocio que nunca. En resumen, que las decisiones de negocio tienen que tener más en cuenta el papel de la tecnología, tener una mayor sensibilidad hacia estos temas, pero en áreas alejadas del rol tradicional de las TI ¿Cómo conciliamos todo esto?

Pedro Martínez: El papel de la TI en todas las organizaciones tiene que evolucionar mucho. Los equipos de TI tienen que ser los evangelizadores de las posibilidades de la tecnología para dar a conocer lo que es posible en las distintas líneas de negocio. Son, de alguna forma, los que van a tener que vender las bondades de la tecnología, y son las líneas de negocio las que van a soportar y patrocinar el desarrollo de determinadas funcionalidades. Porque son los que las necesitan y son los que van a permitir que realmente la tecnología sea un elemento de diferenciación entre las empresas.

Hasta ahora creo que la tecnología, las TI, se veían como un centro de coste, un mal necesario. Y ahora las empresas que sepan aprovechar este potencial tienen la posibilidad de diferenciarse de todas esas otras empresas que no están utilizando las TI como palanca competitiva. Ahí sí que se va a ver mucho la separación entre empresas que apuesten por este nuevo modelo y las empresas que sigan viendo a la tecnología como un coste al que dedican lo justo.

Va a haber una gran diferencia entre las empresas que aprovechen las TI como palanca competitiva y las que no lo hagan

Es fundamental el papel de las personas de TI, que están cambiando su papel y que quizá ahora ya no sean sólo expertos en una parte muy concreta, muy vertical de su departamento, sino que son personas que integran un conocimiento quizá no tan profundo de la tecnología, pero sí de las posibilidades que tiene. Con una visión hacia el negocio y hacia el marketing que marque la diferencia. Como comentabas, la tecnología cada vez es más abierta. Ya no hace falta ser un súper experto sin alguien que tenga esa foto globa, que entienda esas posiblidades y que sepa juntar las piezas en sus organizaciones para aportar ese valor.

MCPRO: Me gustaría retomar un concepto del que has hablado ya: la Inteligencia Artificial. ¿Cómo funciona exactamente en las soiuciones de HPE Aruba? Hoy en día la mayoría de arquitecturas IA basadas en cloud usan un modelo de fuera hacia dentro y viceversa. Recopilan datos en cada uno de los clientes, que alimentan el aprendizaje global. Y luego cada uno de ellos se beneficia de las mejoras en esa inteligencia global. Pasar a formar parte de esta “red” ¿implica un compromiso a medio-largo plazo?, ya que la inteligencia reside fuera del cliente. Y, en casos en los que los datos de los clientes son muy sensibles, ¿plantea esto algunas limitaciones?

Pedro Martínez: Efectivamente, la analítica que empleamos en la funcionalidad WiFi se alimenta de los datos de numerosos clientes que luego revierten y son de utilidad para todos ellos. Desde el punto de vista de la privacidad y confidencialidad, el tipo de datos que se suben a la nube son datos totalmente no confidenciales. Se suben datos del rendimiento de determinado dispositivo o sobre parámetros de configuración muy específicos. No se comparten configuraciones de red ni mucho menos. Evidentemente puede haber ciertos clientes a los que les preocupe el hecho de tener datos en la nube, pero no se sube nunca información sensible de la empresa.

En la ecuación que mide el riesgo frente al beneficio que aporta, el conjunto de la nube compensa enormemente

La preocupación de que en ese entorno los clientes vayan a estar vinculados de por vida no es real. No tiene por qué ser así. La analítica es algo que ofrecemos como algo adicional de la infraestructura, si no lo quieres no tienes por qué usarlo. Y sigues usando la infraestructura del modo tradicional. No vas a tener el mismo grado de optimización, pero es perfectamente funcional. Y además, no queremos que el cliente esté cautivo, ni mucho menos.

En la parte de seguridad puede haber información más sensible. Trabajamos con datos como los momentos en los que se conectan los usuarios, sus patrones de trabajo. Esa información sí que se mantiene On-Premises. Para realizar esa analítica sí que se utilizan servidores locales del cliente y esa información nunca sale de su red. Esa información sensible la procesamos de forma distinta. Ahí lo que sí estamos utilizando son modelos diseñados por nuestros Data Scientists, que analizan volúmenes ingentes de datos de comportamiento de la red. Detectan amenazas en base a los patrones que se refinan día a día. Las instalaciones On-Premises reciben nuevos patrones con el expertise acumulado de HPE Aruba que usan para analizar localmente los datos. La información crítica no abandona nunca las instalaciones de la compañía.

Si lo llevamos al plano personal, la mayoría de nosotros tenemos un montón de información en la nube, alguna de ella bastante confidencial, y se ha asumido que está ahí. Los beneficios que trae la nube frente a la pérdida de privacidad que puede suponer están aceptados. Probablemente, en el ámbito empresarial todavía estemos un paso por detrás de esto. Creo que a medio plazo iremos a un modelo parecido. La nube aporta mucho frente a ese posible riesgo que supone. Hay clientes que, frente a soluciones de gestión en la nube, sí tienen la preocupación de saber dónde se almacenan realmente esos datos. Es lógico, pero creo que esa preocupación, con el paso del tiempo, se irá normalizando como ha ocurrido en el ámbito privado. Desde el punto de vista de los clientes es importante que no suponga un problema que determinada solución esté en la nube frente a una instalación local, y le haga perder los beneficios que supone. A lo mejor hay que pensar dos veces en esa reticencia.

MCPRO: La nube supone muchas ventajas: disponibilidad 99,999%, acceder fácilmente desde cualquier parte, olvidarte de licencias, etc. La nube hace que muchas empresas no se planteen servir determinados servicios con infraestructura propia por la cantidad de elementos que tendrían que preparar: control de accesos, sistemas de disponibilidad, escalabilidad, etc. Una vez que disfrutas de las ventajas del cloud, y lo haces con un partner de confianza, ¿ya no hay vuelta atrás?

Pedro Martínez: Muchas empresas ya tienen una gran parte de los servicios en la cloud pública o privada. Pero es difícil encontrar una empresa que no tenga ya una estrategia basada en cloud aunque sea en parte. Y si no la tiene ya es raro que no lo vaya a hacer en breve. Está en el discurso de todas las compañías. El hecho de que determinadas partes de la analítica estén también en esa nube no es conceptualmente distinto a lo que ya están haciendo.

MCPRO: Muchas gracias por dedicarnos su tiempo. Ha sido un placer.

Cerca de un ordenador desde 1980, me sigue intrigando cómo funcionan, para lo que sirven y cómo cambian nuestras vidas, trabajos y la sociedad en su conjunto. Coordino los contenidos de MCPro.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!