Conecta con nosotros

Noticias

AT&T cierra la compra de Time Warner por 85.000 millones

Publicado el

Apenas unas horas después de que, según Engadget, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunciase que no se iba a oponer a la operación, y dos días después de que un juez estadounidense autorizase a AT&T a comprar Time Warner sin condiciones, la segunda operadora de cable estadounidense ha confirmado que ha cerrado el acuerdo de compra de Time Warner, por la que va a pagar la escalofriante cifra de 85.000 millones de dólares. No han querido esperar ni un minuto para materializar un acuerdo de fusión que contaba con la oposición de la Administración Trump y del propio presidente.

El pasado mes de noviembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos interpuso una demanda por monopolio para intentar evitar el acuerdo, pero el juez de distrito Richard Leon ha dado el visto bueno a la operación, que con la decisión de la administración de echarse a un lado culmina por fin tras casi dos años, cuando ambas compañías confirmaron que AT&T quería quedarse con Time Warner. Las dos empresas firmaron un acuerdo de compra en 2016, pero su cierre se ha visto retrasado después de la demanda del Departamento de Justicia mencionada.

Ambas empresas mantuvieron varias negociaciones con el Departamento de Justicia a lo largo del año pasado, durante las que la administración propuso que se llevasen a cabo algunas desinversiones para que AT&T evitase un proceso por monopolio. Estas negociaciones no dieron ningún fruto satisfactorio para ninguna de las dos compañías y la administración decidió entonces interponer una demanda, que finalmente se ha resuelto en favor de las empresas demandadas.

Tras la fusión, AT&T funcionará con 4 compañías independientes

Con esta operación, todas las propiedades de ocio multimedia de Time Warner, entre las que están la CNN, la Warner Bros y HBO, quedan en poder de una de las mayores operadoras estadounidenses de telefonía, Internet y televisión. Y a pesar de estar autorizada, esta compra no evita que vayan a aparecer conflictos de intereses. De hecho, los que se siguen oponiendo al acuerdo no se cortan a la hora de manifestar sus dudas de que AT&T no vaya a promocionar sus propios programas, series y películas más que los del resto de compañías.

Mientras, Randall Stephenson, Presidente y CEO de AT&T, ha manifestado sobre la operación que “los contenidos y el talento creativo de Warner Bros, HBO y Turner son de primera categoría. Combinados con la fuerza de AT&T en distribución directa al consumidor, nos permitirá ofrecer a nuestros clientes una experiencia de entretenimiento diferenciada, de alta calidad y pensada primero para móviles. Vamos a dar un enfoque fresco a cómo los medios y la industria del ocio trabajan para los consumidores, los creadores de contenido, los distribuidores y los publicistas“.

Stephenson ha asegurado también que el futuro del entretenimiento multimedia está convergiendo rápidamente alrededor de tres factores, que ve como necesarios para transformar la forma en la que que vídeo se distribuye, se paga, se consume y se crea. Estos tres elementos son los siguientes: contenidos premium, distribución directa al consumidor y redes de alta velocidad. En cuanto a la empresa resultado de la fusión entre AT&T y Time Warner, estará compuesta de cuatro divisiones, que operarán cada una de manera independiente: AT&T Comunicaciones, AT&T Media, AT&T Internacional y AT&T Publicidad y analítica.

La división de comunicaciones de AT&T seguirá suministrando servicios de comunicaciones móviles, de banda ancha y a través de vídeo a los consumidores de Estados Unidos, así como a unas 3,5 millones de empresas de todos los tamaños. Los ingresos de esta división superaron en 2018 los 150.000 millones de dólares.

Como hemos mencionado, la división de Media de AT&T contará con HBO, Turner y Warner Bros. Las tres, combinadas, consiguieron ingresar más de 31.000 millones de dólares en 2017. Se espera que AT&T cambie de nombre a esta división. El nuevo nombre será pronto público, según la directiva de AT&T.

AT&T cierra la compra de Time Warner por 85.000 millones

AT&T Internacional proporciona servicios de telefonía móvil en México a particulares y empresas, además de un servicio de televisión de pago que da servicio a 11 países del Caribe y America del Sur. en 2017, sus ingresos fueron superiores a los 8.000 millones de dólares.

Mientras, la división de publicidad y analítica de AT&T seguirá proporcionando a los responsables de marketing soluciones avanzadas de publicidad gracias a la información que la compañía tiene de los clientes de telefonía móvil y banda ancha. Al igual que la división dedicada a la multimedia de AT&T, esta también cambiará de nombre dentro de un tiempo.

El que hasta ahora ha sido el Presidente y CEO de Time Warner, Jeff Bewkes, seguirá en la compañía resultante de la unión entre AT&T y Time Warner como consejero senior durante el periodo de transición hasta que la fusión sea efectiva. A partir de ahora, cada una de las divisiones mencionadas contará con su propio CEO, que informará de su marcha a Stephenson.

Son los siguientes: John Donovan, que será el CEO de AT&T Comunicaciones; John Stankey, que será el CEO de AT&T Media; Lori Lee, CEO de AT&T Internacional y Responsable de Marketing Global de AT&T Inc; y Brian Lesser, que va a ser CEO de la división de publicidad y analítica de AT&T. Por tanto Jeff Bewkes será quien se ocupe de todas las operaciones que hasta ahora desempeñaba Bewkes.

Más operaciones en el horizonte

Todo apunta a que esta no será la última fusión entre empresas de ocio y telecomunicaciones de grandes dimensiones a medio plazo. A mediados del pasado mes de diciembre, y tras varias semanas de rumores, Disney manifestó que estaba dispuesta a comprar a la 21st Century Fox una parte importante de sus activos y divisiones. Pero esta operación todavía no se ha cerrado (de hecho faltan varios meses para que se cierre), y ahora ha entrado en juego un nuevo comprador interesado.

Se trata de Comcast, cuyos directivos han confirmado que han enviado una carta a la Junta Directiva de la 21st Century Fox comunicándoles su oferta por todo lo que la compañía acordó en diciembre que vendería a Disney. En la misiva también les comunican el precio que están dispuesto a pagar por todo: 65.000 millones de dólares. Es una oferta sensiblemente superior que la de Disney, que ofreció 52.000 millones de dólares por todo.

Lo que Comcast quiere comprar, y que a su vez también quiere Disney, son los estudios de cine y TV de Fox, sus acciones de Hulu y las redes de televisión por cable FX. Además, Comcast está dispuesta a pagar a la Fox 2.500 millones de dólares si la operación no prospera, además de pagara la Fox los 1.500 millones que tendría que abonar a Disney por la ruptura del contrato.

AT&T y sus divisiones por su envergadura

Independientemente del resto de operaciones, el resultado de la fusión entre AT&T y Time Warner será un auténtico gigante de la comunicación y los medios. A pesar de que AT&T funcionará en forma de cuatro empresas independientes, esto no despeja las dudas sobre su envergadura y dimensiones. Y no es la primera vez que sucede. A lo largo de las últimas décadas, esta empresa ha acumulado tantas empresas y áreas que se ha dividido en partes más pequeñas dos veces: la primera, forzada por las autoridades, en 1984. La segunda, de manera voluntaria, en 1995. Entonces, AT&T decidió dividirse en tres empresas independientes: servicios de comunicaciones, equipos de comunicaciones y ordenadores.

Pero sin duda, la más relevante de las divisiones fue la primera. Tal como nos recordaba CNN hace un tiempo, AT&T fue forzada por las autoridades para acabar con el monopolio de la compañía en Estados Unidos. Entonces, la que entonces se conocía como Bell Systems tuvo que dividirse en lo que entonces se denominaron “Baby Bells”. A partir de AT&T se formaron entonces varias compañías mucho más pequeñas, que desde entonces hasta ahora han seguido diversos caminos.

Muchas regresaron después a AT&T en forma de fusiones y compras por parte de terceras que a su vez fueron adquiridas por AT&T. Otras se combinaron entre sí para dar lugar a otra de las operadoras actuales de Estados Unidos, Verizon. Otra de las empresas que salió de AT&T fue el germen tiempo después de Century Link.

Las compañías que comenzaron a regresar a AT&T lo hicieron a partir de 1997, cuando Southwestern Bell Corp, SBC, se fusionó con una de las Baby Bells, Pacific Telesis. Dos años más tarde, SBC compró otra Baby Bell, Ameritech. Después, en 2005, SBC compró la que había sido su compañía matriz, conocida entonces coloquialmente como Ma Bell. La compañía resultante cambió su nombre por AT&T y un año después compró BellSouth, otra Baby Bell. Por último, también compró Cingular Wireless en 2006, una compañía puesta en marcha de manera conjunta por SBC y BellSouth, y que había comprado la antigua AT&T Wireless en 2004. Entonces, Cingular cambió de nombre y pasó a llamarse AT&T Mobility.

Ahora, tras culminar todas las fusiones con muchas de sus antiguas “Baby Bells” y comprar un gigante del ocio multimedia com Time Warner, AT&T es de nuevo otro gigante con presencia en varios países que combina tanto servicios de telefonía y banda ancha como ocio y entretenimiento multimedia, así como publicidad.

Foto: Mike Mozart

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!