Conecta con nosotros

Noticias

Los consumidores siguen sin confiar en los dispositivos de Internet de las Cosas

Publicado el

Los consumidores siguen sin confiar en los dispositivos de Internet de las Cosas

A pesar de que el uso de dispositivos de Internet de las Cosas en el mercado de consumo no para de aumentar, los consumidores todavía no se fían de este tipo de dispositivos. En la actualidad, más de la mitad de los consumidores los utilizan, pero el 64% ha tenido problemas de rendmimiento con ellos, y el temor sobre lo que podría salir mal con ellos es generalizado. Así queda reflejado en una encuesta llevada a cabo por Dynatrace entre 10.000 consumidores de la que se ha hecho eco Betanews.

Esta encuesta pone de manifiesto que los consumidores experimentan de media 1,5 problemas de funcionamiento con dispositivos digitales al día. Además, el 62% tienen miedo de que la cantidad de problemas que tengan, así como su frecuencia, aumenten debido al auge de Internet de las Cosas. A los consumidores les preocupan sobre todo los coches autónomos. El 85% temen que funcionen mal, y esto derive en colisiones a gran velocidad. Además, el 84% asegura que no utilizarían coches autónomos por miedo a fallos de software.

Los consumidores también están preocupados por la sanidad. El 62% de los encuestados afirma que no confiaría en dispositivos de Internet de las Cosas para que les administrase la medicación. La desconfianza es más fuerte entre los mayores de 55 años, un grupo entre los que el nivel de escépticos sube al 74%.

Por otro lado, el 73% de los consumidores teme quedarse fuera de su hogar inteligente por fallos en su tecnología. Y al 68% les preocupa no ser capaces de regular la temperatura de su cada debido a fallos en el funcionamiento del sistema. Por el mismo motivo, el 64% teme no poder controlar la iluminación. Mientras, el 81% teme que los problemas con contadores inteligentes desemboquen en facturas de agua, electricidad y gas muy elevadas.

Dave Anderson, experto en rendimiento digital de Dynatrace, asegura que “los consumidores están informando de problemas de todo tipo que van desde aplicaciones médicas y contadores inteligentes hasta cerraduras de coches y asistentes virtuales, pasando por termostatos inteligentes. Su paciencia está bajo mínimos, y no piensan tolerar una experiencia pobre. Y eso cuando todavía no hemos visto despegar todo el potencial de Internet de las Cosas. Sólo acaba de empezar. Es imperativo que las empresas encuentren la forma de procesar, analizar y gestionar la cadena de suministro de Internet de las Cosas de forma holística, y deben hacerlo con profundidad. Así podrán saber qué es lo que está pasando exactamente y qué problemas están surgiendo en tiempo real. No es una tarea sencilla“.

Anderson también subraya que “los sistemas convencionales de gestión de TI y del software, sencillamente, no funcionan en este entorno IT tan complicado. Internet de las Cosas ha generado muchos puntos flacos y una capa adicional de complejidad. Por eso, los early adopters de Internet de las Cosas piensan que la respuesta está en la Inteligencia Artificial. Así se conseguirá dar sentido a todo, mapear el entorno TI de un extremo a otro, abordar los problemas de forma inmediata y con precisión y ofrecer respuestas para dar con soluciones rápidas. Es la única manera de dominar la era de Internet de las Cosas, que ya está entre nosotros“.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!