Conecta con nosotros

Noticias

La división de la nube de Amazon diseña un chip más potente para centros de datos

Publicado el

AWS

La división en la nube de Amazon, AWS, ha diseñado un procesador, que pronto tendrá disponible, específico para su uso en centros de datos. Este nuevo componente se caracteriza por contar con una potencia mayor que los actuales, y está basado, según Reuters en tecnología de Arm. Además, según ha confirmado una fuente a la agencia, estos nuevos procesadores son más de un 20% más rápidos que la primera generación de chips Arm desarrollado por Amazon: Graviton.

Eso sí, no será tan potente al parecer como el Cascade Lake de Intel o el Rome de AMD. Eso sí, todo apunta a que será más económico y consumirá menos electricidad de que los chips de alta gama de Intel, como suele suceder con los chips de Arm. Los chips más potentes de Intel pueden costar varios miles de dólares, mientras que los chips para servidores basados en Arm tienen un precio inferior a los 1.000 dólares.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Este chip, anunciado por Amazon el año pasado, está optimizado para conseguir el mejor resultado no solo en cuanto a rendimiento. También en lo que se refiere a coste. Este nuevo, tal como hemos mencionado, le supera en prestaciones. Según todos los indicios, utiliza la tecnología Neoverse N1 de Arm y tendrá un mínimo de 32 núcleos. Es decir, el doble de los que tiene Graviton.

Además, contará con una tecnología denominada fabric, que le permitirá conectarse con otros chips para acelerar diversas tareas, como el reconocimiento de imagen. Si los planes que le rodean salen como se espera, AWS podría reducir su dependencia de Intel y AMD para conseguir chips para servidores. Eso sí, para sacarle el máximo partido, los clientes en la nube tendrán que utilizar probablemente software creado para chips basados en Arm, que es menos común que el desarrollado para chips de Intel y AMD.

El cloud computing se ha convertido en un gran área de negocio para los fabricantes de chips para centros de datos. En la actualidad, Intel controla más del 90% del mercado de procesadores para servidores, y AMD controla prácticamente todo el resto. Para Intel, este negocio es muy próspero, puesto que su división de centros de datos generó el año pasado casi la mitad de los beneficios operativos de la compañía. Además, la mayor parte de los chips de servidores se destinan a tarea en la nube. En 2018, casi el 65% de las ventas de chips para centros de datos de Intel fueron a parar a proveedores cloud y de comunicaciones.

Mientras tanto, los diseñadores de chips que usan la tecnología de Arm quieren desafiar el dominio de Intel en este campo. En la actualidad, donde más se encuentran es en smartphones, pero algunas empresas quieren hacer que puedan utilizarse en centros de datos. Entre ellos hay startups con antiguos directivos de Intel y Apple al frente.

Por ahora, eso sí, el primer chip con tecnología de Arm de AWS no parece haber tenido un impacto significativo en su división de centros de datos. Veremos qué sucede con este que acaba de anunciarse, que por ahora, según varias fuentes ya está enviando un mensaje al mercado: Amazon va en serio con su inversión en chips basados en Arm.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!