Conecta con nosotros

Noticias

Francia multa a Google con 150 millones de euros por abuso de posición dominante

Publicado el

Google

Google enfrenta una nueva multa en Europa por abuso de posición dominante. En esta ocasión ha sido la Autoridad de la Competencia de Francia la que ha sancionado al gigante de Mountain View con 150 millones de euros por, según dicho ente, abusar de su posición dominante al aplicar reglas opacas y totalmente impredecibles en su plataforma de publicidad, conocida como Google Ads.

No es la primera vez que Google tiene que hacer frente a una sanción por un supuesto caso de abuso de posición dominante, de hecho ha tenido casos a ambos lados del Atlántico y ha pagado mucho dinero en multas, pero esta es la primera vez que afronta una condena por abuso de posición dominante en Francia. Como recordarán muchos de nuestros lectores el historial de la compañía estadounidense en Europa es complicado, de hecho rompió todos los récords con la multa por monopolio que le impuso la Unión Europea hace ya más de un año, cuyo montante total asciende a 4.343 millones de euros.

La compañía que dirige Sundar Pichai lo tiene claro, como hicieron con la multa por monopolio que le impuso la Unión Europea tienen previsto también plantear un recurso contra la sanción de la Autoridad de la Competencia de Francia. No van a resignarse a acertar la sanción, sin más, antes intentarán esquivarla, ya sea de forma total o parcial, y es que puede que aunque no consigan evitar el pago de una sanción cabe la posibilidad de que puedan reducirla de una manera sustancial.

Esta sanción no tiene su origen en la casualidad, y tampoco ha sido fruto del tira y afloja que están librando últimamente Francia y Estados Unidos. En absoluto, su origen está en una investigación que se inició hace cuatro años como consecuencia de una denuncia presentada por Gibmedia, una empresa francesa que administra varios sitios web que ofrecen pronósticos del tiempo, datos corporativos y directorios.

Gibmedia denunció porque la compañía de Mountain View había suspendido su cuenta de Google Ads sin previo aviso, una actitud que, según el ente francés de la competencia, fue opaca e impredecible:

«La forma en que se aplican las reglas le da a Google un poder de vida o muerte sobre algunas pequeñas empresas que viven solo de este tipo de servicios. Con una participación de mercado de alrededor del 90% en el negocio de búsqueda en línea, Google tiene la responsabilidad de ofrecer un acceso justo a Google Ads». 

En su respuesta el gigante de Mountain View dijo que había suspendido la cuenta a Gibmedia porque estaba publicando anuncios de sitios web que engañaban a los usuarios para que pagaran por servicios con unas condiciones poco claras, y aseguraron que no quieren ese tipo de anuncios en su plataforma. Renunciaron a los ingresos por publicidad para proteger a los consumidores.

Sin embargo, esto choca con la explicación de la Autoridad de la Competencia de Francia, que dijo que había descubierto que Google carecía de objetividad y de un mínimo de previsibilidad al definir las reglas que imperan en Google Ads, una plataforma que sirve de puerta de entrada para los anunciantes que desean aparecer en la sección patrocinada de los resultados de búsqueda del gigante, y que puede cambiar sus términos de uso y reglas en cualquier momento, una actitud que se traduce en un claro abuso de su posición dominante, y en una falta total de objetividad y de transparencia.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!