Conecta con nosotros

A Fondo

La cuántica ya amenaza tu cartera de criptomonedas

Publicado el

Computación cuántica y criptomonedas, dos de los fenómenos tecnológicos más interesantes de los últimos tiempos, podrían entrar en colisión directa en los próximos años. Los nuevos ordenadores cuánticos, capaces de acelerar el desarrollo de nuevos medicamentos o de revolucionar la forma en la que comprendemos fenómenos como el cambio climático, podrían convertir la resolución de problemas criptográficos en un juego.

En este sentido, muchos expertos aseguran que el blockchain sobre el que se desarrollan las operaciones de las principales criptomonedas, podría ser altamente vulnerable a ataques sofisticados y a la falsificación de transacciones, si la inversión en seguridad para proteger la cadena de bloques no se acelera.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

¿Pero de qué forma puede atacarse a la seguridad del blockchain? Prácticamente todas las criptomonedas se protegen frente a ataques con una tecnología que se conoce como criptografía de clave pública. Este sistema protege las operaciones que realizamos utilizando divisas virtuales como el Bitcoin, encriptando la comunicación sobre la cadena de bloques para cualquier persona que no sea el destinatario de las mismas. Para ello la tecnología combina el uso de una clave pública, que cualquiera puede ver, con una clave privada, que solo conoce el usuario que realiza la transacción.

Comprometiendo la clave pública

Tal y como aseguran en Cnet expertos en seguridad, si el actual progreso en computación cuántica se mantiene, no tardaremos en comprobar cómo los nuevos procesadores son capaces de descifrar las claves públicas. De ser así, las operaciones con criptodivisas se estarían enfrentando a la amenaza más seria que han tenido que ver en su corta existencia: si esta clave pública se ve comprometida, un atacante podría hacerse pasar por el legítimo propietario de criptomonedas, activos NFT o de otro tipo.

No es algo sin embargo que vaya a pasar a cortísimo plazo. Para descifrar una clave pública, un ordenador cuántico necesitaría trabajar con miles de qubits (el nuevo procesador cuántico de IBM solo llega a 127) y además necesitarían realizarlo con qubits persistentes, capaces de realizar cálculos durante mucho más tiempo del que son capaces de hacer en estos momentos.

Las limitaciones técnicas actuales sin embargo, dejarán de serlo a medio plazo. En primer lugar porque ya se ha empezado a experimentar con ordenadores que, al trabajar con varios procesadores, permiten una potencia de cálculo de miles de qubits. En segundo término, porque también se están desarrollando nuevos algoritmos enfocados a la corrección de errores, lo que va a ayudar a que los cálculos sean cada vez más sofisticados y se prolonguen en el tiempo.

Tal y como asegura la publicación americana, haciéndose eco de las palabras de Nir Minerbi (CEO de Classiq Technologies), a lo largo de los próximos cinco años los ordenadores cuánticos ya dispondrán de la potencia suficientes como para descifrar las claves públicas de las cadenas de bloques abiertas.

Protegiendo la cadena de bloques

Los primeros en advertir el riesgo que supone el desarrollo de la computación cuántica para sus intereses, son las organizaciones que se encargan de mantener el funcionamiento de algunas de las principales monedas, cadenas o contratos inteligentes. De hecho hace tiempo estas organizaciones están trabajando en el desarrollo de nuevas técnicas criptográficas «post-cuánticas», involucrando además a organismos como el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) del gobierno estadounidense e investigadores de todo el mundo.

  • Proyectos como Ethereum 3.0 ya incluyen algunas ideas de cómo podría protegerse la cadena ante este tipo de ataques. Para verlo en la práctica sin embargo habrá que esperar un tiempo, teniendo en cuenta que hace años que esperamos que finalice el desarrollo de Ethereum 2.0.
  • Otra posibilidad en la que se está trabajando es desarrollar cadenas de bloques desde cero, diseñadas para responder a los desafíos que propone la computación cuántica. Quantum Resistant Ledger y Bitcoin Post Quantum son algunos de los principales proyectos.
  • Cambridge Quantum Computing, una startup que trabaja codo a codo con el fabricante de procesadores cuánticos Honeywell, está desarrollando una tecnología de seguridad cuántica que según afirma, «puede aplicarse a cualquier red de blockchain» y que podría asegurar tanto las comunicaciones entre los ordenadores que almacenan los datos del blockchain, como las firmas utilizadas para cifrar y firmar las transacciones.
  • La Fundación Hyperledger, un proyecto blockchain orientado a empresas, está empezando a trabajar en criptografía post-cuántica con Ursa, una nueva biblioteca de software que puede aplicarse a todos los proyectos que van sobre este tipo de blockchain.

En todos los casos, el esfuerzo post-cuántico se está traduciendo sin embargo en claves de cifrado mucho más largas, lo que a su vez, exige tiempo de procesamiento más prolongados. Esto supone que la potencia de cálculo necesaria para albergar cadenas de bloques también tiene que aumentar y que el sueño de transacciones en tiempo real y que puedan sustituir un día a las bancarias, vuelve a alejarse un poquito más.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!