Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft ajusta su ética en IA y limita el acceso a su reconocimiento facial

Publicado el

Microsoft ajusta su ética en IA y limita el acceso a sus sistemas de reconocimiento facial

Microsoft está realizando ajustes en sus políticas éticas relacionadas con la Inteligencia Artificial, lo que ha llevado a la compañía a tomar varias medidas. La primera es que no va a dejar a las empresas utilizar su tecnología con objetivos como adivinar emociones, género o edad con reconocimiento facial. A partir de ahora, como parte de su nuevo «estándar de Inteligencia Artificial responsable», van a poner a la gente y sus objetivos en el centro de las decisiones que tomen en cuanto al diseño de sistemas.

Esto va a llevar a que haya bastantes cambios en sus plataformas y sistemas. Algunas funciones se van a modificar, mientras que otras se van a retirar de su oferta de productos y servicios. Un ejemplo de estos cambios es el que se va a realizar en su servicio Azure Face. Es una herramienta de reconocimiento facial que usan empresas como Uber como parte de su proceso de verificación de identidad.  A partir de ahora, las empresas que quieran utilizar sus funciones de reconocimiento facial tendrán que rellenar una solicitud para poder hacerlo. Incluso para los sistemas que ya tengan integrados en sus productos.

De esta manera, las empresas podrán ofrecer garantías de que los van a utilizar de manera que cumpla los estándares éticos sobre Inteligencia Artificial que se ha fijado Microsoft, que también se asegurará de que las funciones que presta beneficiarán tanto al usuario final como a la sociedad en su conjunto. Eso sí, aunque las empresas consigan acceso a estas funciones no podrán utilizar algunas de as funciones más polémicas de Azure Face, ya que Microsoft va a retirar la tecnología de análisis facial que permite identificar estados emocionales a partir de las imágenes, así como el género o la edad.

Los de Redmond no se van a deshacer del todo del reconocimiento de emociones. Todavía lo van a seguir utilizando, aunque a nivel interno, para herramientas de accesibilidad como Seeing AI, que intenta describir con palabras a usuarios con problemas de visión el mundo que les rodea.

Pero el reconocimiento facial no es la única tecnología que va a limitar Microsoft. Además, también ha restringido el uso de su tecnología de voz neuronal personalizada, que permite la creación de voces sintéticas que suenan de manera casi idéntica a la fuente original.

Lo ha hecho por la facilidad con la que podría utilizarse para suplantar a otras personas y engañar a quien escuche su voz creada de manera artificial. Esto después de haber comenzado a integrar ciertas pequeñas marcas en sus voces sintéticas, a las que lleva unos meses incorporando fluctuaciones que no aprecia el oido humano. De esta manera, las voces sintéticas que el oido humano no distingue de las reales, pueden ser identificadas como artificiales.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!