Conecta con nosotros

Noticias

Cisco también abandona el mercado ruso

Publicado el

Cisco compra Sedonasys Systems para avanzar en automatización

«Espera lo mejor, prepárate para lo peor y acepta lo que venga», afirma un proverbio inglés del XVI. Y algo así tienen que estar pensando las empresas rusas ante el anuncio de una nueva salida de una multinacional tecnológica americana de su territorio. En este caso ha sido Cisco la que ha decidido emprender el camino de salida y acaba de anunciar que pondrá fin a sus negocios tanto en Rusia como en Bielorrusia, a causa de la invasión de Ucrania.

El gigante de las telecomunicaciones ya anunció el pasado mes de marzo que pausaba sus operaciones en ambos países durante tres meses como consecuencia del conflicto armado, pero ha sido esta semana cuando ha decidido dar un paso más. En un comunicado oficial, la compañía afirma que en las próximos días comenzarán a ponerse en contacto con clientes, socios y proveedores para resolver los asuntos financieros que quedan pendientes, lo que incluye «el reembolso de los servicios de prepago y suscripciones y acuerdos de software en la medida en que lo permitan las leyes y los reglamentos aplicables».

No está claro sin embargo si esta decisión también implica que los productos cloud de Cisco dejarán de estar disponibles en Rusia y Bielorrusia, si los servicios de asistencia remota se verán afectados o si se negará a los usuarios rusos el acceso a servicios on-line como la descarga de software o la aplicación de parches de seguridad.

Cisco comunicó a los inversores que su anterior decisión de interrumpir las operaciones en Rusia le costó 200 millones de dólares sólo en el tercer trimestre. Abandonar el país por completo, tendrá un impacto importante en las cuentas de la compañía. Los ingresos anuales de la tecnológica hasta el pasado mes de abril fueron de 51.600 millones de dólares. Si asumimos que abandonar Rusia le puede costar 800 millones de dólares al año, Cisco estaría renunciando a cerca del 1,6% de sus ingresos anuales, lo cual no es precisamente poco.

La compañía se une así a movimientos como el de la propia Microsoft, que esta semana ha bloqueado la descarga de Windows 10 y Windows 11 en Rusia, en una política de sanciones a la que ya se han sumado casi todas las grandes tecnológicas.

 

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!